La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

sábado, 18 de octubre de 2014

Miedo para todos y todas

Amigo lector, 

Hemos visto cómo en las últimas semanas la gavilla que gobierna ha comenzado una campaña de amedrentación: “después de nosotros, el diluvio” dicen convencidos. Claro que nadie pensante toma en serio a estos papanatas, pero, lamentablemente, la gente pensante de este país es una minoría que día a día se reduce. 

La Argentina de hoy está poblada por una gigantesca masa de esclavos, que están dispuestos a sacrificar el futuro de sus hijos y de sus nietos para no perder las dádivas que el Estado les hace. Son gente que le temen al futuro y por ello se aferran a lo poco que les llena el bolsillo en el presente. La dignidad nacional se ha ido por el retrete de la historia. 

José Alperovich, un mamonista, amenazó descaradamente a los humildes de Tucumán al anunciar que si el PJ era desplazado del poder en 2015, la provincia sufriría de escasez de medicamentos y la ayuda social se vería erradicada. Consiguientemente gente de la oposición lo acusó de extorsión, pues se supone que los políticos no están para sembrar el terror sino para lograr la paz social. 

Después de que los tucumanos hemos sobrevivido a los saqueos salvajes de diciembre de 2013, este tiranuelo hebreo nos dice que el mundo será peor sin él. ¡Increíble! 

Alguien debería avisarle a Alperovich que la amenaza más pavorosa es la que promete que, en 2015, Argentina seguirá igual que ahora, naufragando en el fracaso mientras nos despojan de lo último que nos queda.
FUENTE: