La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 30 de enero de 2013

Una octogenaria fue asesinada y los miserables de sus familiares vincularon el hecho a una revancha de su revanchismo

La encontraron en el suelo, al lado de su cama. Estaba ensangrentada. Tres horas antes, habría sido salvajemente golpeada por un ladrón. El ataque que sufrió la destacada pianista Myrtha Raia estremece a la comunidad artística.

La mujer, que tiene 84 años, vivía sola en Juan Luis Nougués 1024, en Barrio Jardín. En la madrugada del sábado, un hombre habría ingresado por el fondo de la casa, a través de una ventana. Cuando los allegados a la víctima llegaron, sólo estaba revuelto el dormitorio y Raia herida. La artista murió el lunes.  

Alejandra Ponce, hija de la pianista, comentó que encontró el resto de las habitaciones intactas. No pudo precisar la ausencia de ningún objeto de valor. El ladrón no se llevó documentos ni tarjetas. Inclusive, halló la billetera de su madre, que contenía $250.

Fuentes de la investigación comentaron que aún no hay pistas concretas para dar con algún sospechoso. Durante la mañana, personal de la División Criminalística trabajó en la casa de Raia, pero no habrían obtenido huellas. "Me explicaron que las superficies no permitían el registro dactilar", contó Ponce.

Lo llamativo para los investigadores es que el ladrón no se haya llevado nada. Una de las hipótesis, según una fuente de la Policía, es que el atacante podría haberse asustado al ver a la mujer ensangrentada, y optó por huir.

Tanto la hija de Raia, como su nieta, María Cecilia Mena, no descartaban que el hecho estuviera relacionado con el proceso judicial de la Megacausa Arsenales II-Jefatura II, donde se juzga a 41 imputados por la desaparición forzada de 222 víctimas. Horacio Marcelo Ponce, hijo de la pianista, es un detenido-desaparecido de la última dictadura cívico-militar, y su caso es uno de los juzgados en la megacausa.

1 comentario:

  1. Es bastante evidente que a la mujer la mataron los familiares para quedarse con la herencia (que encima como era madre de un de$aparecido debió haber tenido su buena teca la viejita).
    Lo de grupos de ultraderecha que se están vengando por los juicios revanchitas es una patraña absoluta, por el simple hecho de que aquellos que no están siendo juzgados por delitos de lesa humanidad trabajan para el gobierno.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.