La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

sábado, 26 de enero de 2013

Le devolvieron sus colores a la parroquia Nuestra Señora de La Candelaria de La Viña

Un grupo de once obreros desembarcó en la parroquia Nuestra Señora de La Candelaria de La Viña cinco días antes de que terminara enero de 2010 para reparar daños, fortalecer la estructura y recuperar, por añadidura, su valor arquitectónico e histórico. A mediados de la semana anterior se terminaron de colocar 82 puntos de luz en la torre y se le puso punto final a la obra a pocos días de cumplirse dos años exactos de labores.

Detrás de las telas azules que taparon el frente y los laterales del templo, los restauradores siguieron el plan trazado para que ese monumento histórico nacional esté hoy sano y renovado con sus colores fuertes originales. El celeste, ocre, rosado y el gris que se usaron para pintar el templo por primera vez fueron descubiertos luego de tres meses de pruebas y contrapruebas, y de más de 60 cateos en diferentes puntos del edificio. La combinación atrae todas las miradas.

Cuando comenzaron los trabajos, la fachada estaba desteñida y la mayoría de sus rincones rotos, débiles, sin revoques. Todo se hizo en dos partes. En una impermeabilización, recambio de cerámicas, de cubiertas, reposición de revoques en parámetros exteriores y reposición y redimensionamiento de bajadas pluviales; la otra incluyó la restauración de las fachadas y el atrio, además de la restauración de la torre.

La dirección de ambas etapas estuvo a cargo de la Secretaría de Obras Públicas de la Provincia, organismo que también cumplió con el asesoramiento de lo que hicieron las empresas Ingeniero Benavidez (pintura) y Mario Banchik y CIA (impermeabilización). Por tratarse de un edificio histórico nacional, el proyecto necesitó el guiño del Gobierno nacional a través de su área de Arquitectura.

El secretario de Obras Públicas, Sergio Zorpudes, estimó que en 15 días el trabajo podrá ser inaugurado. Hasta entonces, se terminará de repasar con pintura las verjas de la entrada, un trabajo extra que se sumó en las últimas horas. El funcionario recordó que la inversión realizada por el Ejecutivo fue de $2 millones y que los fondos salieron de las arcas provinciales.

La parroquia Nuestra Señora de la Candelaria de la Viña está ubicada en el macrocentro salteño, en la esquina de Alberdi y San Juan, en el mismo sitio donde existía una ermita del Señor Nazareno y donde había un cementerio de españoles. En 1884 la antigua iglesia colonial fue reemplazada por ese imponente edificio de líneas italianizantes, que fue construido por la empresa de Noe Macchi.

La torre, que está separada del cuerpo central, se terminó en 1908 y fue proyectada por el ingeniero civil José Enrique Teodoro Rauch. En el sitio www.monumentosysitios.gov.ar se especifica que el trabajo fue donado al Obispado de Salta y que los primeros dos pisos de la torre fueron ejecutados por Rauch. La obra se interrumpió por falta de fondos y por el fallecimiento del profesional. Más tarde, el italiano Francisco Righetti, siguiendo los planos de Rauch, la terminó en 1908 conjuntamente con la refacción de la fachada.

La torre tiene 44 metros de altura es la segunda más alta, después de la de la iglesia San Francisco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.