La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 30 de enero de 2013

La droga se apodera de la juventud de Tartagal

Cándido Mansilla, un aborigen wichí residente en la comunidad La Mora, en el departamento San Martín, hizo un desesperado pedido de ayuda por un hijo de 13 años, adicto al paco.

Mansilla, acompañado por su esposa, relató en pocas palabras lo que sufren como familia por la situación de su hijo adicto y reveló que muchos padres como ellos están pasando por la misma situación. Mientras él relata lo que ocurre, la mujer muestra los envoltorios o “bochitas” de pasta base que le encontró en los bolsillos a su hijo.

“No sabemos qué tenemos que hacer para sacarlo del problema. Pero necesitamos además la ayuda de las autoridades, porque muchos de los que venden droga son vecinos nuestros”, asegura.

Mansilla, como otros padres que padecen la adicción de sus chicos, recordaron el caso de una proveedora que residía en un asentamiento cercano al barrio Roberto Romero, al este de la ciudad de Tartagal, y que por las denuncias fue detenida. Pero al poco tiempo fue liberada y volvió a la actividad, según aseguran.

La Secretaría de Participación Ciudadana cuenta con programas para consejos barriales, pero no fueron implementados en Tartagal. Excepto un intento realizado en el barrio San Juan y en la comunidad aborigen tapiete, pero no se les brindó el apoyo necesario para avanzar.

Tartagal es, en comparación con el resto de las localidades de la provincia, el mayor centro de consumo de drogas proveniente del microtráfico.

Las consultas en el centro de tratamiento para personas con problemas de adicción, denominado Puente Norte, alcanzaron los 300 casos mensuales, lo que representó alrededor de 3.600 consultas en 2012 realizadas. Los pedidos fueron espontáneos, es decir de familiares del adicto, derivaciones de diferentes centros médicos o judicializados.

Con cifras tan abrumadoras, ni la veintena de efectivos con que cuenta la Brigada de Drogas Peligrosas -que solo tiene un móvil disponible y una moto con área de influencia son los departamento San Martín y Rivadavia Banda Norte- ni los 17 jóvenes que trabajan en Puente Norte en prevención de adicciones en carácter de monotributistas, porque la provincia no los contrató ni los incorporó a la planta permanente, pueden hacer frente a una problemática tan grande, por lo que los resultados están a la vista.

Según el informe de la Agencia Antidrogas de Salta, los procedimientos realizados en Tartagal los 10 primeros meses de 2012 “superaron lo efectuado en los últimos años”. En el período mencionado “se llevaron a cabo 660 procedimientos entre Tartagal y Orán, 748 detenidos y procedimientos en 115 puntos de venta de drogas tanto en inmuebles como en la vía pública”, consigna el mismo informe.

La impresionante proliferación de venta de droga al menudeo ha hecho que en forma paulatina los vecinos dejen la típica actitud del “no te metás” y comiencen a denunciar. Solo en Tartagal en los 10 últimos meses del año pasado se denunció la existencia de 82 bocas de expendios; en el caso de Orán las denuncias se elevaron a 115.

Más allá del cambio de denominación de algunas dependencias, el traspaso de personal, reuniones y charlas de funcionarios de la justicia federal, la mayor eficacia en los procedimientos antinarcóticos sigue siendo una de las tantas materias pendientes en el norte provincial.

El diputado por San Martín, médico y promotor boxístico Manuel Pailler, por su parte, contó que “caminamos los barrios y comunidades criollas y aborígenes de Tartagal, hablamos con los padres, los docentes o los dirigentes comunitarios y vemos que la situación de la droga en Tartagal es gravísima.”

Para el legislador, “el Estado obtendrá mejores resultados si pone el esfuerzo en la prevención y eso implica invertir en educación, en salud, en deporte a la par que le da a la policía los medios necesarios para reprimir el delito. En este momento nadie se anima a decir qué puede pasar en Tartagal en algunos años más si no se adoptan políticas integrales para abordar esto que golpea muy fuerte a las comunidades aborígenes, algo que hace unos pocos años no nos hubiésemos ni siquiera imaginado que suceda”, graficó el profesional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.