La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 30 de enero de 2013

Crece la violencia en Salta contra el clero y los templos católicos

Un Sacerdote fue brutalmente golpeado en el interior de la Parroquia Virgen de la Medianera, en el barrio Islas Malvinas, al oeste de la ciudad de Salta, por un sujeto que quería dinero a toda costa.

El sacerdote italiano, Alessandro Rossi, debió ser hospitalizado por la gravedad de los golpes recibidos. Desde la parroquia, informaron a El Tribuno cómo sucedieron los hechos que revolucionaron a todo el vecindario.

“El padre estaba esperando a un amigo para cenar, nos dijo que de repente sintió un golpe muy fuerte en la cabeza y cayó al suelo, después le dieron varios golpes de puño en la cara. En un momento logró ver a quién lo agredía y nos contó que era un joven, según el no tiene más de 20 años y nunca lo había visto antes”, dijo uno de los encargados.

Los habitantes señalaron que el sacerdote se dedica con mucho amor y dedicación a trabajar para la comunidad y para rescatar a los jóvenes con adicciones.

La Parroquia Virgen de la Medianera cuenta con un centro deportivo donde los jóvenes realizan diferentes actividades. También tiene una sala de informática en la que se dictan un abanico de cursos y una juegoteca, que se dedica a realizar actividades para los más pequeños.


Un indignante robo se registró en la Parroquia San Antonio de San Ramón de la Nueva Orán, cuando uno o más delincuentes ingresaron y se llevaron partes de las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro.

Los ladrones no dudaron en profanar los objetos de alpaca de las imágenes de los santos patronos y se llevaron las puntas de la cruz, un pedazo de corona, que al parecer no pudieron extraerla totalmente del Señor del Milagro, a quien además le rompieron un pedazo del brazo derecho.

Por su parte, la Virgen del Milagro sufrió el hurto de los elementos que se encuentran en la parte trasera -también llamado rayos-, como así también el revestimiento del cajón donde se asentaba la misma.

Lo curioso es que para sustraer los elementos, los malvivientes no violentaron ninguna de las puertas de acceso a la Parroquia y según pudo averiguar la Policía, estos se habrían quedado escondidos desde la noche anterior en uno de los confesionarios.

Los ladrones bajaron las imágenes que están a una altura de dos metros, las colocaron en el piso y comenzaron su tarea, extrayendo tornillos y pernos que sostenían las distintas piezas de alpaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.