La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 16 de enero de 2013

Acusan a los regentes de la Virgen del Cerro por discriminadores

“Me sentí violentada porque Keegan es mi guía, no mi mascota. Y hay leyes que nos protegen”, reclamó María del Carmen Gómez (54), ciega, técnica en narrativa oral del partido 3 de Febrero, Buenos Aires.

La mujer se encuentra en Salta de vacaciones y el domingo pasado sufrió lo que ella calificó como “una grave ofensa” en su visita a la Virgen del Cerro. Precisamente ese fue el motivo de su viaje a esta provincia. Y lo hizo, como en todos los viajes que realiza, junto a su perra Keegan, una labradora que en su arnés porta un letrero que advierte: “No me toque. Estoy trabajando”.

Contó que el domingo, alrededor de las 10.30, una amiga la llevó al citado punto de turismo religioso. “Estacionamos en el segundo nivel y subimos a pie el resto. Al momento del ingreso al predio, un vigilante bajó la barrera diciéndome que allí no se admiten perros. Le expliqué que soy ciega, que no es una mascota común sino mi guía. No quiso mirar documentación, ni que le explique nuestros derechos ni nada. Como no aflojé, vino otra chica que fundamentó que nunca nadie antes entró con un animalito”.

En tanto que el vigilante insistía que necesitaba una autorización “como todos los discapacitados, porque allí hasta la gente en silla de ruedas debe estar autorizada y todo dependerá si hay lugar. Respondí que cualquiera sea la condición de la persona, no se necesita permiso para rezarle a la Virgen”.

Ante su férrea posición y sólidos argumentos, “finalmente pude ingresar con mi perra, no sin antes dejar por escrito mi opinión”.

Dejó constancia que a Salta llegó en un vuelo de Andes, “donde Keegan viajó a mis pies, en la cabina. No tuve ningún problema porque allí conocen la Convención Internacional de los Derechos de las Personas Ciegas, además que en Argentina la Ley de Transportes garantiza la accesibilidad del perro guía”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.