La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Denuncian a unos salteños por proxenetas

Un importante operativo de Gendarmería Nacional en Salta culminó con la detención de dos personas, padre e hijo, por reclutar adolescentes y someterlas a abusos sexuales.

El operativo se realizó luego de una denuncia hecha por padres de dos menores residentes en La Banda, en Santiago del Estero.

Todo comenzó cuando el principal detenido, identificado como Sergio Palacios, acompañado de su hijo, de idéntico nombre, y junto a ellos personas que residen en Santiago del Estero, ofreció trabajo a adolescentes.

La propuesta laboral levantó sospechas en los padres de las jovencitas, ya que a una de las menores le había ofrecido ser vicepresidenta de una fundación, y la rapidez con las que pretendía sacarlas de Santiago del Estero.

Cuando Gendarmería Nacional receptó la denuncia, inició extensas averiguaciones que finalizaron hace un par de días, en Salta, donde se detuvo a padre e hijo, ambos acusados de múltiples estafas, defraudación, extorsión y abuso sexual.

Los gendarmes pudieron establecer que Palacios tenía varías denuncias por abuso sexual en distintas provincias del noroeste argentino.

Las jovencitas, de entre 19 y 20 años, revelaron que les ofrecieron trabajo de secretaria en Salta, a donde las llevaron, pero no cumplieron ninguna de las promesas laborales realizadas.

El ofrecimiento era para la Fundación “Cumbres” e "Israel", destinadas a “ayudar” a jóvenes a través de capacitaciones educativas. Ofrecía cursos de no más de tres meses con salida laboral.

Palacios ejercía la profesión que le convenía, de acuerdo al lugar donde se presentaba, y para “contratar‘ secretarias utilizaba Internet.

Convencía a las víctimas para ingresar al sito web que tenía cada una de las fundaciones, a donde se mostraba junto a importantes funcionarios del interior de la provincia, lo que le daba “credibilidad” y de esa manera generar confianza entre las personas.

Una vez que las mujeres firmaban los contratos eran llevaban a Salta, donde las sometían sexualmente y las obligaban a realizar trabajos en condiciones infrahumanas.

La escuela dio sus frutos: delincuentes tucumanos demuestran su ingenio para causar daño

Durante la ronda de las cuatro de la mañana del viernes último, los policías de la Comisaría 7°, ubicada en Don Bosco al 2.600 de San Miguel de Tucumán, no habían notado nada raro. Los detenidos estaban tranquilos y nada hacía pensar que, unas horas después, atravesarían el muro hacia la libertad como por arte de magia.

Seis de las 15 personas que estaban en la cárcel de esa dependencia policial se dieron a la fuga por un boquete, tras realizar un trabajo que -se supone- llevó horas: utilizar la parte metálica de un trapeador para armar una punta y construir un boquete en la pared que da hacia la tapia de una propiedad vecina a la de la comisaría.

Fuentes policiales confirmaron el hecho y añadieron que los otros nueve detenidos decidieron permanecer en el calabozo, pese a la chance que tenían de escapar. 

Los agentes de guardia se dieron cuenta de que había un hueco en la pared cuando realizaron la ronda de vigilancia de las 8 de la mañana. Según explicaron, la contextura física liviana de los fugitivos los habría beneficiado para que pudiesen escapar por el hueco.


Margarita del Carmen García caminaba ayer con su hija Noelia Johana Tapia por Rivadavia al 2.700 de El Colmenar cuando un hombre las interceptó y las amenazó con una supuesta arma de fuego y les sustrajo sus carteras. Desesperadas, comenzaron a correr y a pedir ayuda. Un par de policías que transitaba por el lugar advirtió lo ocurrido, persiguieron al ladrón y lograron detenerlo.

Más allá del hecho en sí, lo que sorprendió a los policías y a las mujeres fue que "el arma" que llevaba el atacante era en realidad un hierro en forma de L, que lleva encintado dos cartuchos de escopeta que -según la Policía- "simulan considerablemente una escopeta". Se cree que el hombre había realizado varios atracos similares en El Colmenar.

El aprehendido fue puesto a disposicion de la Justicia, tiene 20 años y antecedentes delictivos. Según informó el comisario inspector Luis Alberto Mansilla, jefe de la zona 3 de la Unidad Regional Norte, se procura la aprehensión de un cómplice que habría participado del hecho. Añadió que, en cuanto a las víctimas, no sufrieron lesiones y se recuperó la totalidad de lo le habían sustraido.

Jujeños se enfrentan al terror de la inseguridad

Usuarios del servicio de transporte interurbano que cubre recorridos entre San Salvador de Jujuy y Palpalá y viceversa, se quejaron por los constantes robos que sufren cuando esperan las unidades de transporte en las paradas existentes a la vera de la ruta nacional 66.

Por esa razón, solicitaron a las autoridades policiales que dispongan de vigilancia permanente en esos lugares, ya que también temen que durante estos hechos alguno de los usuarios termine herido, debido a que los ladrones se valen de distintas armas para cometer sus fechorías

Una de las últimas víctimas fue una mujer de 45 años, que esperaba el colectivo en una de las paradas cercanas al santuario del “Gauchito Gil”, en horas de la tarde.

De repente aparecieron dos sujetos a bordo de una motocicleta, uno de los cuales bajó rápidamente del rodado y la amenazó con un arma blanca, exigiéndole que entregara su cartera. La mujer no tuvo más opción que darle sus pertenencias y volver hacia su domicilio, para realizar la denuncia correspondiente en la Policía de su barrio.