La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

sábado, 15 de diciembre de 2012

Merecido homenaje a Roberto V. Casas en la ciudad de Salta

La Acción Católica y el Movimiento Navideño de Salta presentaron el XIV Pregón de Navidad. En ese marco se realizó un homenaje al laicado salteño Roberto Vicente Casas, con la imposición de su nombre por Ordenanza municipal, al sector de la platabanda de avenida Sarmiento y Entre Ríos.

De los actos participó el vicegobernador, Andrés Zottos; el presidente de la Acción Católica, Oscar Parrón; familiares y amigos del homenajeado y el subsecretario de Control Municipal, Ricardo Scarponetti.

Bajo el lema “Navidad de la Fe 2012 en la Arquidiócesis de Salta”, el 14º Pregón comenzó en la Iglesia San Alfonso con una procesión de misachicos. Posteriormente se evocó la figura de Roberto Vicente Casas con el descubrimiento de una placa en su honor, para concluir con un festival musical a cargo del Coro Kamay, el Ballet de la Asociación de Jubilados y el Centro Polivalente de Arte.

Casas nació el 12 de setiembre de 1923 y falleció el 25 de agosto de 2010, tuvo una amplia participación en movimientos católicos y en la difusión de la Fe, siendo uno de los fundadores del Movimiento Navideño del Norte, hecho que fue destacado en los discursos.

El Estado por fin puso en valor al Museo de Santa Rosa de Tastil

En un acto encabezado por el Gobernador Juan Manuel Urtubey, se habilitó la puesta en valor del Museo y Sitio de Santa Rosa de Tastil, obra que agregará valor turístico a la zona, promoverá su desarrollo y generará nuevos puestos de trabajo. En la ocasión concluyó además la implementación en Salta del PROFODE, Programa de Fortalecimiento y Estímulo de Destinos Emergentes, que lleva adelante el Ministerio de Turismo de la Nación. 

La obra se realizó con el fin de revalorizar la identidad cultural y el fortalecimiento de la memoria para la comunidad de Santa Rosa de Tastil, Quebrada del Toro y la Puna. La inversión total superó los $200.000 y se destaca por haber incorporado mano de obra local, generando 6 nuevos puestos de trabajo para pobladores de la localidad, quienes se desempeñarán como personal del museo. 

El Gobernador Urtubey destacó la importancia de la obra reinaugurada porque revaloriza el patrimonio cultural de la zona, además de potenciar el turismo y desarrollo de la misma. ”Esta obra de puesta en valor del museo fue el disparador para otras más que realizaremos, porque acá hay un tesoro que de a poco iremos descubriendo. Nuestro desafío como gobierno es fortalecer las raíces de nuestro pueblo y de esta forma promover su desarrollo y progreso”, expresó el mandatario. 

Por su parte, el intendente Manuel Cornejo se refirió a la importancia de la nueva obra para el lugar y a la recuperación del emblemático petroglifo la Bailarina de Tastil, que se encontraba en exposición en el Museo Arqueológico de Salta, y que ahora gracias a la reinauguración del museo podrá estar en su lugar de origen. Agradeció además a los gobiernos de la Provincia y de la Nación por intervenir el museo que desde hace más de 50 años estaba olvidado, “recién ahora con este gobierno nos sentimos incluidos”, manifestó. 

En 2009 el PROFODE seleccionó para su aplicación al Corredor de la Puna, integrado por las localidades de Santa Rosa de Tastil, San Antonio de los Cobres y Tolar Grande, conformando una microrregión turística con características paisajísticas y culturales homogéneas, identificada fuertemente con la cultura andina. Las obras se realizan en forma conjunta entre el Ministerio de Turismo de la Nación, el Ministerio de Cultura y Turismo de Salta -a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural- y el Municipio de Campo Quijano. 

En el caso del Museo, la obra tuvo por objetivo la ampliación de su estructura original. Se trata de la primera intervención luego de su inauguración en abril de 1972. De esta forma se procura aumentar la capacidad de recepción del actual museo y mejorar la exhibición y conservación de las piezas que allí se exponen. Como se trata de la ampliación en un edificio de interés patrimonial, la propuesta respeta la tipología edilicia, valorizando sus espacios y materiales originales. 

Vecinos de Graneros buscan que la centenaria parroquia de la localidad sea debidamente preservada

La centenaria parroquia de la Inmaculada Concepción, de Graneros, acusa deterioros permanentes, que se agravan a causa de la falta de recursos para hacer un adecuado mantenimiento. Agrietamientos en las paredes, en los techos y en el campanario, entre otras averías, generan preocupación entre los fieles, que temen que el templo termine siendo inhabilitado por el riesgo de que se venga abajo. 

En un intento por evitar que eso ocurra iniciaron una campaña a fin de que la parroquia sea declarada un bien de interés cultural. De esta manera Patrimonio Cultural se haría cargo de su mantenimiento, con el asesoramiento de los profesionales de esa repartición. 

"Aunque se hicieron varios arreglos, no contaron con un trabajo técnico adecuado. Poco o nada se puede hacer sin la intervención de gente capacitada. De ahí que pedimos que la Provincia nos dé una mano, y se haga cargo del templo antes de que los deterioros se hagan insalvables", dijo Soledad Reinoso, una de las impulsoras del proyecto. 

Datos históricos refieren la existencia de la parroquia en 1785, cuando pertenecía al curato de Marapa. En ese entonces disponía de una vieja capilla. En 1896, durante la gestión del párroco Juan Ibáñez se inició la construcción del nuevo templo. 

La obra, según las documentaciones existentes, quedó concluida en 1935. Su aspecto es imponente y conserva un estilo arquitectónico neorromántico, a través de detalles como el tímpano de acceso y el piso bajo cornisas en forma de arquerías. 

"Este templo tiene un valor arquitectónico y cultural importante. Esa es la principal razón por la que amerita que sea declarado patrimonio cultural. Los trabajos que se vienen haciendo son apenas para una conservación a corto plazo. Se necesita una restauración más profunda y que permita conservar el estilo original. Además hay que concluir la cúpula", afirmó el sacerdote Jorge Díaz, a cargo de la parroquia. 

El intendente local, Roque Graneros, dijo que apoya el petitorio en razón de la necesidad de que la parroquia obtenga un mantenimiento que la Municipalidad no le puede dar. Les faltan herramientas adecuadas y profesionales capacitados en restauraciones. 

"El templo es antiguo y muy alto. Las tareas que venimos haciendo son apenas para salir del paso. Quien tiene los recursos necesarios para este tipo de obras es Patrimonio de la Provincia", subrayó Graneros. 

La petición elevada a la Dirección de Patrimonio Cultural fue refrendada por cientos de vecinos de la localidad y de comunidades aledañas.