La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Esquirlas kirchneristas del Caso Marita Verón: violencia, hipocresía y oportunismo

Ataque a la Casa de Tucumán en Capital Federal


FUENTE

La pérfida lengua de Beatriz Rojkés de Alperovich

La trata de personas “existe y va a seguir existiendo”. Con esa desafortunada afirmación, la senadora nacional Beatriz Rojkés de Alperovich volvió a avivar el escándalo tras el fallo que absolvió a todos los procesados del caso Marita Verón.

En declaraciones a radio Mitre, la legisladora -y esposa del gobernador tucumano, José Alperovich- intentó despegarse de los cuestionamientos a los jueces que dictaron la discutida sentencia. “Si el gobierno es mi marido y yo, no estamos protegiendo a nadie", expresó Rojkés, mientras desplegó algunos argumentos sobre las dificultades del Ejecutivo provincial para terminar con la trata de personas.

“Se termina con los prostíbulos e inmediatamente comienzan las departamentos. Esto pasa aquí y en todos lados. Se trabajó fuertemente para terminar con los prostíbulos, es lo mismo que en todo el mundo”, justificó la senadora, tercera en la línea de asunción presidencial. “Esto existe y va a seguir existiendo. La hipocresía es del señor que va al prostíbulo. También en los medios, que no ven cómo cambió Tucumán", prosiguió.

Y la polémica estalló. Como en otras ocasiones, tuvo que pedir disculpas públicas por sus dichos. Según consigna La Gaceta, Rojkés y la madre de Verón, Susana Trimarco dialogaron a través del programa de radio del conductor y periodista Jorge Rial, en radio La Red.

"Beatriz, no podés decir eso de la prostitución. Lucho contra la explotación sexual desde que desapareció mi hija. Apoyo la gestión de José Alperovich pero no me quedaré callada para decir qué está pasando con la seguridad en la provincia", expresó Trimarco.

Ante ello, Rojkés intentó bajar el tenor de la discusión. "Si tuve alguna expresión que te molestó, te pido disculpas”, contestó. “Te respeto como mamá coraje y también estoy en contra de la trata", agregó. "Te disculpo todo lo que tenga que disculparte”, accedió Trimarco, aunque le advirtió: “Yo no hago política pero vamos a marchar para sacar a todos los delincuentes que tiene el gobernador a la vuelta".


La excusa oficialista para eliminar el "obstáculo" de la división de poderes

"Cuando hay dinero de por medio, no les importa nada", disparó Cristina Fernández, y les pegó a los jueces tucumanos que absolvieron a los imputados por el secuestro de "Marita" Verón.

La presidenta relató que su primera reacción luego de conocer el fallo fue de incredulidad. "Pedí que me contacten con Susana (Trimarco) y la encontré más fuerte que nunca. Las mujeres, cuando nos tocan un hijo, dejamos de lado los intereses individuales", señaló.

"Vamos a poner en marcha una democratización del Poder Judicial", aseguró Cristina, en un duro mensaje a los jueces, cuando encabezó un acto en Escobar. También anticipó que le pedirá al Congreso que trabaje "para democratizar la Justicia".

"¿Qué otro poder del Estado tiene un cargo asegurado para toda la vida?", se preguntó.

También dijo que quizás este, el caso de la joven desaparecida en 2002 y probablemente atrapada en las redes de trata para prostitución, sea "otro caso Carrasco", como aquel que en los 90 desató el final del servicio militar.

FUENTE

Caso Marita Verón: el fallo causó polémica

Pasó casi todo el 2012 desde que se inició el juicio por el secuestro y posterior desaparición de María de los Ángeles “Marita” Verón, un resonante caso que puso en debate la trata de personas en el país con la figura de la lucha puesta en la madre de Marita, Susana Trimarco, quien desde hace 10 años está al frente de la búsqueda de su hija y desentrañando organizaciones de trata, pero todo fue en vano, todos los acusados fueron absueltos.

En el camino fueron rescatadas 21 mujeres comunes a las que, como a ella, un día una banda raptó para alquilar por turnos. Este domingo, Trimarco fue premiada por la propia presidente Cristina Fernández por su lucha. Ahora la gran contradicción es que la justicia del gobernador José Alperovich (un mandatario k), haya absuelto a todos los acusados. El poder pudo más que los 150 testigos que pasaron por el juicio y Cristina fue abofeteada por una provincia k.

Como se trata de un tema político, el poder dejó al descubierto la protección del gobernador tucumano, José Alperovich, a un hombre ligado a la prostitución y la droga, Rubén “La Chancha” Ale, quien no llegó al banquillo pero sí personas relacionadas con él. El veredicto da la prueba de estos entramados con todos los acusados absueltos. Indignación en todo el país. El debate en Tucumán se da porque el mandatario provincial arrasó con la justicia de arriba a abajo.

A raíz de relaciones  que salieron a la luz se sucedieron testimonios, que daban a entender que esta red funcionaba por policías corruptos, jueces deshonestos, delincuentes, y complicidad del poder político lo cual era el reflejo de la trata de personas y tal como adelantó Urgente24 esto fue así.

Todos los imputados que hicieron uso de la palabra, se declararon inocentes, y hasta aseguraron "entender" el padecimiento de la mamá de Trimarco durante más de diez años de búsqueda. Todos se declararon inocentes de los delitos de sustracción, retención y ocultamiento en perjuicio de María de los Ángeles Verón, agravado por su condición de mujer, en concurso con el delito de promoción de la prostitución.

La primera que trató de despegarse de la responsabilidad penal que se le imputa es María Jesús Rivero, ex pareja de Rubén "La Chancha" Ale, quien fuera barrabrava y presidente del Club San Martín, y cuyo nombre sobrevoló todo el juicio, aunque no está acusado. Rivero dijo ante los magistrados que Trimarco "no utilizó a la prensa para ubicar a su hija, sino para enriquecerse y ganar poder político. Fui acusada y condenada ya por la ministra (Nilda) Garré y por el ministro (de Seguridad de Tucumán, Mario) López Herrera. Soy una víctima del poder político".