La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

viernes, 7 de diciembre de 2012

Narcomunicipales: nuevamente quedan al descubierto vínculos entre la venta de drogas y la Municipalidad de Salta

Tras casi dos meses de una intensa investigación gatillada por denuncias anónimas al 0800-drogas y con una orden de allanamiento expedida por el juez Federal 1, Julio Leonardo Bavio, efectivos de la División Operaciones de Drogas Peligrosas irrumpieron, el jueves pasado, en el domicilio en Maribel Gómez (31) y Gustavo Flores (29), dos empleados de la Secretaría de Hacienda de la Municipalidad capitalina, acusados de comercializar estupefacientes.

En la vivienda, en 13 de Julio 37 del barrio Portezuelo Norte, también fueron detenidas otros tres sospechosos, identificados como Norma Dorrego (37), Omar Romero (42) y Diego Sebastián Cruz (28), todos con antecedentes por narcotráfico.

En el procedimiento fueron secuestrados más de medio kilo de cocaína pura, ravioles, una balanza gramera, $478, elementos de fraccionamiento, un cuaderno con anotaciones varias y celulares con chips de diferentes empresas telefónicas que tendrían mensajes de interés para la causa.

Durante el operativo, en el que trabajaron alrededor de 40 efectivos, llegó al lugar el hermano de Maribel Gómez, Daniel (32),inspector de Obras Públicas de la comuna, a bordo de un automóvil Fiat Uno domino EEF 349, con el logo “Gobierno de la Ciudad de Salta”.

El joven fue detenido e indagado y el rodado quedó secuestrado. Sin embargo, horas después, la unidad fue devuelta al municipio y el joven liberado, al considerárselo ajeno a los acontecimientos.

No es la primera vez que empleados de la Municipalidad de Salta y vehículos oficiales se encuentran relacionados con hechos de este tipo. El 31 de julio, un joven identificado como Carlos Sebastián Guitián (28) fue detenido en una camioneta S-10 blanca de la Secretaría de Acción Social, con un kilo de marihuana, una balanza y dinero en efectivo, mientras realizaba entregas en el barrio Santa Ana 1. 

Efectivos de la Dirección de Drogas Peligrosas, quienes se encontraban realizando tareas investigativas respecto a la existencia de una boca de expendio, vieron al joven salir de una vivienda con una mochila y en una actitud sospechosa. 

Cuando fue aprehendido por la policía le joven gritaba ser el chofer del intendente Miguel Isa, para evitar la detención; luego se estableció que Guitián no tenía ninguna relación con la institución.

Durante la investigación se logró establecer que José Luis Córdoba, un chofer de la comuna, era el responsable de la camioneta desde 2010. Dijo que se la había prestado a Guitián, se disculpó pero fue cesanteado. 

¿Nueva ruta de la marihuana?: incautan cannabis en La Quiaca

Efectivos de la Comisaría Seccional 17º con asiento en La Quiaca lograron incautar 26 plantas de marihuana cuando estaban a punto de ser ingresadas a territorio argentino por un paso no habilitado.

Fue en el paraje La Falda, ubicado a 10 kilómetros al norte de la localidad de Yavi. Dos sujetos en el límite entre Argentina y Bolivia llevaban dos bultos y al ver a los efectivos policiales retornaron hacia el vecino país, dejando abandonado el cargamento. El procedimiento estuvo a cargo de personal de la División Robos y Hurtos de la citada unidad policial.

Según pudo saberse, integrantes de la unidad citada estaban investigando el destino de motocicletas robadas, que aparentemente son cruzadas por ese alejado paraje aprovechando que el río es de bajo caudal y debido a la distancia no hay un control permanente por parte de las fuerzas de seguridad.

Mientras montaban vigilancia, los policías pudieron observar cómo dos personas de sexo masculino aparecieron por un sendero llevando consigo grandes bultos.

Al percatarse que había efectivos de civil optaron por arrojar el cargamento que llevaban y emprendieron una rápida huida hacia el otro lado de la frontera, sin que fuesen alcanzados por la Policía.

Al constatar qué había dentro de los bultos, pudieron observar que se trataba de varias plantas en maceta de cannabis sativa (marihuana) perfectamente conservadas, de un metro de altura aproximadamente cada una, y los efectivos presumen que iban a ser llevadas hasta otro punto para luego transportarla hacia la capital provincial, aunque no descartaron sobre la existencia de plantaciones dentro del amplio sector perteneciente a la jurisdicción de Yavi, debido a que es una zona de valles y no es tan castigada por la rigurosidad del clima puneño.

Asimismo barajan la posibilidad también de que existan plantaciones cerca de la frontera en el lado boliviano, por lo que desde la fuerza adelantaron que pondrán en conocimiento a sus pares de Bolivia.

Por otra parte una fuente fidedigna confió a este matutino que es la primera vez que logran incautar plantas en estado natural. Anteriormente hubo procedimientos reprimiendo bocas de expendio y la detención de "dealers", que ya tenían la sustancia lista para comercializarse.

La cantidad de plantas incautadas, constituye la mayor de los últimos años en esta localidad. El juez federal de turno interviniente en la causa ordenó la incautación y por consiguiente las investigaciones proseguirán a fin de determinar el destino del cargamento.

Drogadictos aterrorizan con machetes y saquean casas en el Barrio Policial de Salta

Vecinos del barrio Policial, ubicado en el macrocentro capitalino, denunciaron que una de sus cuadras se encuentra jaqueada por delincuentes, que roban en las casas y arrebatan en la vía pública.

“Estamos cansados y tenemos miedo. Los hechos se producen a toda hora. Son, en su mayoría, adictos, vienen en banda, con palos y machetes y buscan llevarse cualquier cosa”, dijo una de las vecinas de la calle Dionisio Ramos.

Con innumerables denuncias asentadas en la comisaría 2 y sin ninguna respuesta, las familias que viven en la cuadra se están organizando para ser recibidos por el jefe de la Policía, Marcelo Lami, y el ministro de Seguridad, Eduardo Sylvester.

“El sábado pasado entraron a la casa de una señora. Fue al mediodía, rompieron una puerta y amenazaron a la propietaria, que estaba junto a su hija de un año, con un machete. Amontonaron todos los muebles cerca de la puerta. Un vecino, que observó movimientos extraños y la presencia de una camioneta desconocida, intentó comunicarse con la mujer, pero como no respondía llamó al 911”, contó una de las residentes en la problemática cuadra.

“A los pocos minutos, la camioneta se fue, enfiló hacia Villa Costanera y poco después, uno de los ladrones salió caminando de la casa saqueada, como si nada. De pronto, aparecieron tres hombres armados con palos y se alejaron caminando hacia Costanera, con el que recién salía. Esto es tierra de nadie, los delincuentes se manejan con total impunidad, es una situación terrible la que estamos viviendo”, aseguró otra vecina de la conflictiva zona.

Los habitantes de la cuadra, que pidieron la reserva de sus nombres, tienen un sinfín de historias y tragos amargos vividos en los últimos dos años. Dos de ellos relataron a El Tribuno cómo les desvalijaron sus casas. Todos contaron con tristeza, bronca e impotencia que, al menos una vez, vieron salir a los delincuentes de sus domicilios cuando llegaban de trabajar. Además, no hay nadie que no haya sufrido robos nocturnos.

“Lo único que queremos es que las autoridades tomen cartas en el asunto. Tenemos kilos de denuncias presentadas, pero hasta ahora no hay soluciones y los ladrones se mueren de risa”, puntualizaron. 

Una mujer que vive sobre la calle Dionisio Ramos, comentó a El Tribuno que sufrió un violento arrebato a plena luz del día.

“Una mañana, cuando me dirigía a mi trabajo, fui interceptada por unos jóvenes, que tenían aspecto de estar drogados. Me empujaron para sacarme la cartera, me insultaron y me dieron varios golpes de puño. Yo me resistí lo más que pude, hasta que finalmente se cortó la correa de mi bolso”, contó. 

“Los robos son una constante, lo peor de todo es que son chicos adictos a las drogas, están cegados y hacen cualquier cosa para conseguir algo de dinero para seguir consumiendo. La mayoría vienen de la villas Costanera, Unidad y barrio Vélez Sársfield. Tenemos mucho miedo a que esto pueda terminar en una tragedia, vivimos con miedo de que pase algo terrible en nuestra cuadra”, concluyó.