La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

viernes, 23 de noviembre de 2012

Dos turistas francesas fueron salvajemente asaltadas en Salta

Dos mujeres francesas que se encuentran de visita en Salta fueron sorprendidas anoche por tres sujetos que les robaron sus pertenencias y el automóvil rentado para trasladarse para luego dejarlas con manos atadas.
 
Las turistas, mayores de edad, se encuentran en Salta desde el 21 de este mes y estaban visitando distintos lugares turísticos del valle. Ayer entonces habían alquilado un automóvil VW Gol para trasladarse a la provincia de Jujuy.
 
Alrededor de las 23 decidieron realizar un descanso en el dique Campo Alegre cuando fueron sorprendidas por tres hombres que tras colocarle precintos en sus manos, se apoderaron de sus cámaras fotográficas y prendas de vestir, entre otros elementos, para luego retirarse en el vehículo que las damnificadas habían rentado pues ellos habían llegado en taxi.
 
Tras lograr quitarse la atadura de las manos, dieron aviso al personal policial, que realizaba patrullaje por la zona, a la altura del kilómetro 1823.
 
Efectivos policiales con jurisdicción en la zona, de la Brigada de Investigaciones y el departamento de Criminalística, trabajaban esta tarde en el lugar del hecho para esclarecer las circunstancias en que se registró y para ubicar al taxi y al automóvil robado.

Las turistas fueron identificadas por la policía como Celene Veronique Denisse Casamussana y Adeline Cristine Zusame, ambas mayores de edad, quienes se hallaban en perfecto estado de salud.

FUENTE

En Jujuy le piden a la Justicia que un peligroso menor homicida sea puesto donde corresponde

La muerte de un menor de 13 años en manos de otro (de la misma edad), ocurrida el 1 de septiembre último en la ciudad de La Quiaca, parecía devenir de un desafortunado hecho, pero las pruebas surgidas terminaron develando que se trataría de un caso donde hubo serias negligencias que permitieron el fatal desenlace.

Se trata del asesinato del estudiante de séptimo grado de la Escuela Nº 86 “Hipólito Yrigoyen” de La Quiaca, por el cual otro alumno de 7º grado y del mismo establecimiento se encuentra acusado.

Debido a esto es que la familia de la víctima, junto a su patrocinante legal la letrada Andrea Mendoza, solicitaron públicamente a la jueza Filomena Ortiz, titular del Juzgado de Menores 2, que “investigue el caso” y “llegue al fondo del asunto”.

El pedido público, según la parte damnificada, se debe a que días atrás la magistrada decidió recaratular los hechos e imputar al menor por el supuesto delito de “homicidio preterintencional”, cuando anteriormente se encontraba imputado por la figura penal de “homicidio simple”.

Lejos de caprichos técnicos, el cambio de carátula hizo que la familia de la víctima presentara, el pasado 7 de noviembre, “un recurso de apelación por el cambio de carátula y la medida tutelar” que había sido emitida por la jueza Ortiz.

Esto se debe a que existen actas escolares y hasta una causa penal que evidencian el violento acoso escolar a que era sometido “Carlitos” (la víctima) por parte de su supuesto asesino.

Pruebas e indicios que nunca fueron tenidos en cuenta por la jueza Filomena Ortiz quien en una clara y llamativa acción tutelar, luego de recaratular los hechos, ordenó “el regreso del menor a su domicilio materno” y que además “continúe asistiendo a la escuela Hipólito Yrigoyen”.

Medida que ya fue acatada y por esta razón el acusado asiste a la Escuela 86 y según la letrada “ya se cruzó con la hermana de Carlitos, a quien le hizo una seña con el dedo y le dijo: ahora seguís vos”.

Sobre la determinación de la jueza Ortiz, la patrocinante de la querella adhesiva mostró la copia del expediente Nº 745/12, en el cual la madre de la víctima denunció, durante los primeros días de julio pasado, el robo de 400 pesos y la terrible agresión que sufrió la víctima en manos del ahora acusado.

Debemos señalar que esta causa, que se encuentra en manos del Juzgado de Menores 1 a cargo de la jueza Pilar Medina, no se habría tenido en cuenta como un indicio, menos aún merituado, como una grave acción que precedió al fatal desenlace.

Otras pruebas que demuestran el hostigamiento escolar que sufría “Carlitos”, son las reiteradas actas escolares que la directora de la Escuela Nº 86 redactó alrededor de los hechos de violencia que padecía la víctima en manos del agresor. Sólo basta citar uno de los casos donde “Carlitos” fue golpeado y amenazado por su aparente victimario, quien pretendía que la víctima comercializara drogas para su beneficio.

Esto fue puesto en conocimiento de la directora de ese establecimiento escolar, quien, en un llamativo y negligente proceder, redactó un acta de lo ocurrido pero nunca denunció lo ocurrido ante la Policía.
 
Algunos creen que esta negligencia de la directora se debería a que la progenitora del agresor se desempeña como personal no docente de ese establecimiento.

Los informes psicológicos y ambientales develaron, entre otros detalles, que el “menor acusado es agresivo y no reconoce autoridad alguna” agregó la querellante.

Razón por la cual los familiares pidieron que “se llegue al fondo del asunto y que a ese chico -por el acusado- se le de un tratamiento psicológico adecuado y que se continúe con la investigación, porque existen muchas pruebas de importancia”.

FUENTE

Una horda enajenada de más de cien delincuentes arrasó con un barrio de Orán

Una jornada de terror vivieron ayer, a partir de las 15 y por espacio de más de una hora, los vecinos de la urbanización Pedrana, situada en la zona oeste de la ciudad, cuando más de 100 patoteros del barrio Estación, un núcleo habitacional surgido como asentamiento, salieron a destrozar todos los automóviles de las playas de estacionamiento del complejo de edificios.
 
Los patoteros, en su gran mayoría adolescentes, emergieron a toda carrera munidos de piedras, palos y armas de fuego, causando terror en los residentes, quienes salían desesperados de sus departamentos para poner en marcha sus vehículos y ponerlos a resguardo.
 
Fue tal la batahola que se generó, que un contingente de policías, fuertemente pertrechados, salió a contener a los belicosos. Ante el tenor de los acontecimientos y cuando toda la zona, situada a menos de 12 cuadras del centro de San Ramón de la Nueva Orán, era un caos total y se escuchaba el ruido de los cascotazos, palos y tiros, el intendente local, Marcelo Lara Gros, se hizo presente en el lugar.
 
La ira de los patoteros, en su mayoría de entre 12 y 16 años, pero entre los que también había adultos, se desató por algo simple: por la presencia de policías patrullando por la zona, luego de que una mujer denunciara que a su hijo lo habían golpeado y otra fuera derivada al hospital tras ser atacada con un arma blanca para arrebatarle la cartera.
 
Pasaron cosas curiosas: otros vecinos del barrio Estación salieron a denunciar dónde se vendían drogas. “Vayan allá”, le indicaban a los policías. Las escaramuzas cesaron cuando los efectivos lanzaron gases e iniciaron una carga contra los agresores. En la refriega resultaron detenidos tres mayores y un policía resultó con heridas de consideración.
 
Al final del triste episodio, los uniformados se retiraron protestando a vida voz. “Por vos no tenemos balas, gases ni nada... Hacé algo”, le gritaban sin eufemismos a Lara Gros.
 
No es la primera vez que suceden hechos de esta naturaleza en la zona, ya que hace un mes las playas de estacionamiento del núcleo habitacional Pedrana, donde habitan empleados y profesionales de clase media, fueron atacadas con el objeto de destruir los automóviles.
 
El intendente Lara Gros se comprometió con los vecinos a que el próximo miércoles firmará un convenio con las autoridades del comedor Cristo Pobre, para que comience a funcionar allí un destacamento.
 

Delincuente de lesa humanidad es detenido acusado de abusar de niños y adolescentes en el centro de Salta

Un dealer que comercializaba drogas a menores y adolescentes en plena zona céntrica, en la intersección de las avenidas Sarmiento y Belgrano, frente a una estación de servicio, fue atrapado por la Brigada de Investigaciones de la Policía Federal ayer, alrededor de las 14.30, mientras se encontraba bebiendo cerveza junto con dos individuos en la vereda de una vivienda situada en la zona. 

Del procedimiento, encabezado por un comisario inspector, participaron efectivos de civil y uniformados a bordo de dos móviles. Utilizaron un can mestizo detector de narcóticos. El detenido fue identificado como Orlando Daniel Torres (23), domiciliado en el barrio Don Santiago. 

Durante la requisa se descubrió que llevaba en una mochila varios cigarrillos armados con marihuana y “bagullos”, es decir, pequeñas bolsitas con droga. “La cantidad de sustancia secuestrada es considerable, pero no podemos informar con exactitud sobre el peso que tiene para no entorpecer la investigación”, dijeron los efectivos. También se le incautaron $81,50, un celular Samsung, dos encendedores, un trozo de caño, dos tarjetas de crédito, una de débito y un carnet de obra social. 

“Por aquí hay niños que van a un jardín de infantes, jóvenes que asisten a la biblioteca y al colegio María Auxiliadora. Las investigaciones se iniciaron a partir de denuncias anónimas”, informaron los pesquisas. Interviene en la causa por infracción a la Ley 23737, de tenencia y tráfico de estupefacientes, el juez federal 1 de Salta, Leonardo Bavio.

FUENTE

Detienen a un cretino que torturaba a su mujer y a su hijastra de dos años

Indignante, macabro, bestial, es incompresible de cómo un hombre puede llegar a ser tan perverso con una bebé que no puede defenderse. En El Quebrachal hay indignación de todo un pueblo que se desayunó con la terrible noticia de que un individuo de 41 años torturaba a una niña de 2 años y a su madre. Este animal -con el perdón de ellos por calificarlo de esta manera- en varias ocasiones quemó a la bebé con una pava, una plancha, además de sumergirla en unas cuantas ocasiones en un tacho de agua fría. Le mordió la lengua y abusó de ella tocándole las partes íntimas.
 
El caso fue denunciado por una joven de 18 años (embarazada de 7 meses) que reside 27 kilómetros distante de la localidad de Joaquín V. González, quien acusó su concubino de encerrarla en una habitación y provocar constantes agresiones físicas a su hija.
 
El médico del hospital local constató que la menor presentaba “lesiones múltiples por quemaduras de reciente y larga data”, lo que quiere decir que la bebé ya venía siendo abusada y quemada por este individuo desde hace mucho tiempo atrás.
 
Los efectivos de la Brigada de Investigación detuvieron al sospechoso quien quedó detenido por disposición del Juez de Instrucción Formal 1ª Nominación quien caratuló el hecho como “supuesta privación ilegítima de la libertad, lesiones agravadas y abuso sexual”.

FUENTE