La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

viernes, 14 de septiembre de 2012

Die 14 Septembris: Exaltatio Sanctae Crucis

En este día tan magnífico para todos nosotros, no podemos dejar de preguntarnos: “¿qué nos dice la Cruz?”. Lo primero que se nos ocurre es, sin ninguna duda: nuestro Señor Jesucristo. Él está en el centro. Cualquier hombre que mira la Cruz, ve directamente al Hijo de Dios. Tenía toda la razón San Pablo al decir que lo único que quiere conocer es a Cristo y éste crucificado. La cruz, cada cruz, ésta del Gran Viernes, la nuestra cotidiana, sin Cristo pierde todo su sentido. No tiene significado. Si la buscamos sin Cristo, sólo queda el dolor, el sufrimiento sin término ni sentido. Es por esto que la gente, cuando no siente la presencia viva de Cristo en la Cruz, abandona rápido. No la quiere.

Pero con Cristo la Cruz adquiere un nuevo significado. Es la fuerza y sabiduría de Dios. Qué significado más extraño. Desde este momento, lo que es un signo de muerte, será el signo de la vida; el signo de la última pérdida del hombre, será el signo de su última victoria; el signo del odio, será el signo del amor. Dios cambia las cosas totalmente. Podemos observar este paso en su totalidad en la carta del Apóstol San Pablo a los Filipenses. “Una muerte de cruz”. Este es el punto central. Hasta este momento hemos leído sobre la humillación del Hijo de Dios. Tras este momento nos encontramos con la exaltación de Jesús.

A primera vista podemos pensar que esto se opone a  la figura humana que expresa dolor y sufrimiento. Pero sólo se opone según nuestro pensamiento humano, donde la cruz es siempre una estupidez o una blasfemia. Según Dios la Cruz es lugar de gloria. Esta es la enseñanza que debemos recibir en nuestras vidas: que la debilidad, la enfermedad pueden ser gloriosas, pueden reinar. ¿Por qué? Porque producen en nosotros el amor vivo y verdadero, la compasión con Cristo y con el hombre.

Estos frutos no puede producir nada en esta tierra: ni el más fino placer, ni el triunfo, ni dinero, ni fama.

Jesús sabía esto cuando al principio de su enseñanza en esta tierra, en el desierto rechazó todas las tentaciones del diablo y cuando al final  de su enseñanza eligió como el signo más importante la cruz. Este signo es muy sencillo. Cada persona lo puede comprender, incluso el niño más pequeño.

Si no puedo hacer esto, es que estoy lejos de la lógica divina, muy lejos de Dios. En este caso la Cruz tiene que ser para nosotros un signo de conversión. Ojala. Pero si seguimos este camino no podemos tener miedo de la humillación y el dolor. Ni de rechazar el egoísmo y la soberbia. Pero no hay otro camino. Esto expresa San Pablo en este himno que hemos escuchado y que ya conocemos muy bien. Pero la introducción es desconocida, por esto vale la pena recordarla. El Apóstol dice directamente: “Si la exhortación en nombre de Cristo tiene algún valor, si algo vale el consuelo que brota del amor o la comunión en el Espíritu, o la ternura y la compasión, les ruego que hagan perfecta mi alegría, permaneciendo bien unidos. Tengan un mismo amor, un mismo corazón, un mismo pensamiento. No hagan nada por espíritu de discordia o de vanidad, y que la humildad los lleve a estimar a los otros como superiores a ustedes mismos. Que cada uno busque no solamente su propio interés, sino también el de los demás. Tengan los mismos sentimientos de Cristo Jesús”.

Después de estas palabras tenemos el himno escuchado en la lectura de la Carta a los Filipenses. Todos somos llamado para seguir a nuestro Señor hasta la Cruz.

Argentinos indignados exigen el fin del régimen kirchnerista

Basta

La marcha superó todas las expectativas, sobre todo si se tiene en cuenta que la difusión se hizo a través de las denostadas redes sociales. A pesar de ello, el "cacerolazo" que se llevó a cabo este jueves se hizo notar en las principales ciudades de la Argentina.

Si bien en la Capital Federal fue donde más se hizo ver la presencia popular, en Rosario, Paraná, Misiones, Mendoza, Mar del Plata, Bariloche y otros puntos del país, también se agolparon manifestantes al son de sus cacerolas. Para mensurar el fenómeno, baste mencionar que solo en Córdoba más de 12 mil personas se juntaron para mostrar su malhumor.

¿Por qué protestan los caceroleros? Principalmente lo hacen contra la reforma de la Constitución Nacional, la corrupción generalizada y los hechos de inseguridad que rodean al gobierno de Cristina Kirchner.

¿Sabrá escuchar y decodificar el mensaje del pueblo la Presidenta? ¿O hará nuevamente oídos sordos a una manifestación popular que solo intenta ser tenida en cuenta a través de su pacífica queja?

Los reclamos de la sociedad, hay que decirlo, son justos y nada tienen que ver con cuestiones partidarias: ¿no hay acaso en la Argentina inflación, inseguridad y corrupción en un grado superlativo?

Hoy viernes, seguramente los medios oficialistas dirán que la presente manifestación fue un fracaso, que concurrió poca gente a protestar, y demás muletillas. Más allá de que ello no es real —baste ver cómo la gente saturó los distintos lugares del país—, el dato a tener en cuenta es otro: cada nuevo cacerolazo cuenta con más personas protestando.


Cacerolazo en Jujuy

Gente autoconvocada en Plaza Belgrano
Contra todo pronóstico, pasadas las 19:00 horas, nutridos grupos de ciudadanos, sin banderas, sin bombos, sólo con tapas de cacerolas y aplausos, se manifestaban en contra de la injusticia, la violencia, la impunidad, y un rotundo no  a la reforma constitucional.

Sólo se escuchaban consignas propias, no había coros que repetían cánticos ni motivadores con bombos o bombas, todo espontaneidad y orden.

Los vehículos que pasaban adherían a la marcha haciendo sonar sus bocinas, taxis, remises, camionetas 4X4 y todo otro tipo de vehículos decían su presente.

La oportuna  ausencia de políticos ayuda a demostrar la espontaneidad  de la convocatoria y la autenticidad del reclamo.


Cacerolazo en Salta

Gente autoconvocada frente a la Legislatura Provincial
Sobre calle Mitre, frente al Palacio Legislativo, se dio cita esta tarde una importante cantidad de personas en una de las convocatorias por la redes sociales que más cantidad de gente ha movilizado en el país. Capital Federal y las principales ciudades del país muestran un panorama similar.

"Por la libertad y la defensa de nuestra Constitución nacional", "contra la inseguridad", "contra la re-reelección", "por la defensa de las instituciones" son algunas de las consignas, que también incluyen denuncias y reclamos por las víctimas de la tragedia ferroviaria de Once, las estadísticas del Indec, el cepo cambiario y los nuevos tributos a las compras en el exterior.

Todo junto llevó a que desde la redes sociales se multiplicaran una y otra vez las invitaciones que logró reunir una importante cantidad de gente en Capital Federal, La Plata, Rosario, Córdoba, Mendoza y en muchas otras ciudades. En Salta, calculaban unas 1.500 personas frente a la Legislatura, mientras otro importante grupo marchaba por Av. Virrey Toledo. Sin dudas todos un récord que demuestra cierta hartazgo en la sociedad hacia el gobierno nacional.


Cacerolazo en Tucumán 

Gente autoconvocada en Plaza Independencia
Convocada por redes sociales, una multitud se dio cita anoche en la plaza Independencia, frente a la Casa de Gobierno, donde se realizó un cacerolazo bajo múltiples consignas con cuestionamientos a la gestión de la presidenta Cristina Kirchner. Miles de personas se manifiestaron con cánticos, palmas, cucharas, cacerolas, banderas y carteles.

La manifestación se llevó a cabo simultaneamente en distintas ciudades del país, como Rosario, Salta, Jujuy, Mendoza, Mar del Plata, La Plata y Córdoba, entre otras.

Tucumán: condenan a dos arrebatadores homicidas a sólo 12 años de prisión


Una joven de 18 años esperaba ansiosa en la segunda fila de las butacas del público. Entre sus manos sujetaba un denario, parecía contener el llanto con el puño derecho cerrado y tapándose la boca. Josefina Micaela Orso esperó casi dos años para escuchar la sentencia del juicio por el crimen de su madre María Isabel Osores. A cinco pasos de distancia, estaban sentados los dos acusados del crimen. Rubén "Soldadito" Páez y Exequiel "Bebelú" Méndez. En 2010, cuando cometieron el robo y el crimen, ambos acusados tenían 18 años.

La escribana Osores murió el 12 de octubre de 2010, tres días después de haber sido asaltada y golpeada en calle La Plata 27, de la capital. Querían robarle la cartera, pero al forcejear, los delincuentes la tiraron al piso y la patearon hasta dejarla inconsciente y tendida sobre el cordón de la vereda, toda ensangrentada. 

El secretario del tribunal, Fabián Fradejas, se acercó al micrófono para leer la sentencia. Al lado de Josefina estaba su padre, Ramón Orso. El viudo de la escribana Osores disimulaba los nervios para contener a su hija, mientras que en las butacas de al lado estaban los familiares de "Soldadito" Páez bien separados de los familiares de "Bebelú" Méndez. Entre ambas familias no sólo no se hablan, sino que se odian. Así quedó reflejado en las dos audiencias del proceso oral y público. A sabiendas de esa enemistad, los jueces reforzaron ayer la guardia policial.

Tras un breve silencio, que parecía eterno, el secretario Fradejas leyó la condena a 12 años de prisión para cada uno. Los familiares de "Bebelú" se tomaban la cabeza. Al terminar la lectura, los jueces se levantaron del estrado, mientras un policía ordenaba al público ponerse de pie. Los magistrados no habían salido de la sala y, en ese mismo instante, "Bebelú" pateó un pupitre que cayó al piso y el estruendo desató el griterío de la familia Méndez. Primero, lloraron y, después, gritaron. "Lo vu'a matá; lo vu'a a matá a todos", vociferaba un joven de remera blanca señalando a las mujeres de la familia de "Soldadito" Páez, que estaban en la primera fila.

Los policías pedían calma, pero seguía el griterío. El jefe de guardia abrió la puerta de la sala y ordenó que desalojaran a la exaltada familia Méndez. "Justicia" gritaba una de las mujeres, mientras cuatro policías retiraban a "Soldadito" y a "Bebelú" por otra puerta rumbo a la Alcaidía de Tribunales.

Para evitar el contacto entre ambas familias, la Policía desalojó a los Méndez y ordenó que se quedaran en la sala los Páez. Por los pasillos y las escaleras, seguían gritando. Insultaban y juraban que iban a vengarse. Durante el juicio, el imputado Páez resaltó que él sólo fue a robar, pero no a matar y culpó del crimen a Méndez. En cambio, "Bebelú" responsabilizó a "Soldadito" Páez. 

La fiscala Estela Velia Giffoniello responsabilizó a los dos imputados y pidió una condena de 17 años para cada uno por el delito de robo seguido de muerte. En su alegato recordó que Méndez le dijo a Páez " 'vamos a laburar' y que eso significaba ir a robar". La fiscala detalló que, en la calle, se encontraron de frente con la escribana. "Páez le insinuó que era una mujer grande, pero Méndez insistió en que había que 'laburar' porque no tenía una moneda". 

En la esquina de Congreso y La Madrid, seguía el revuelo. Los ocasionales transeúntes y automovilistas no entendían las razones del caos. La familia Méndez seguía gritando desde la calle. Un policía cortó el tránsito y otro grupo de guardias se abalanzó sobre el pariente más revoltoso de remera blanca. Las mujeres lloraban y gritaban. "Soltalo, soltalo", gritaba una mujer a los policías que se llevaban al detenido adentro del edificio. El escándalo duró 15 minutos hasta que se calmaron. Los condenados aguardaban en la oficina de la alcaidía sin tener contacto con nadie y esposados. 

Los Páez seguían adentro de la sala, en el segundo piso. También estaban Josefina y su padre Ramón, que no le soltaba la mano a la joven que ayer sufrió y lloró a la siesta, cuando escuchó el relato de la fiscala sobre cómo la mataron a su madre. "Soldadito" y "Bebelú" volvieron anoche a la cárcel. El tribunal, que presidió Carlos Caramutti, los condenó a 12 años. Una mujer murió por aferrarse a la cartera. Los delincuentes se la arrancaron, la golpearon, huyeron y más tarde vendieron el celular por $ 30. Como si una vida pudiera valer esos billetes.

Denuncian a las autoridades municipales evomoralistas de El Aguilar por desfalcar al Estado y adoctrinar antiargentinamente

El referente del bloque de concejales del FpV de El Aguilar, Carlos Salas, salió con los tapones de punta contra el intendente Sergio Laguna al considerar que no cumple los deberes de funcionario público.

El primer pedido de informe de los concejales relacionado a la desaparición repentina de la ambulancia debido a un presunto accidente de la misma se llevó a cabo el día jueves 30 de agosto, día de las sesiones ordinarias. Al enterarse de los pedidos de informe, los concejales Felix Méndez y Juana Valdiviezo que responden al intendente Laguna hicieron abandono de la sesión, dejando sin quorum y en evidencia que no quisieron tratar el tema, ó sea no aprobar los pedidos de informes al Ejecutivo municipal.
 
Los concejales Laguna, Salas y Galián presentaron un segundo pedido de informes, que consta de 11 puntos que el Ejecutivo municipal debería responder y hacer llegar al Concejo Deliberante.
 
Desde las Secretarias del Municipio no se tiene información concreta sobre el viaje que habría iniciado el intendente Laguna, consultados algunos allegados dicen que se fue a México y algunos también dicen que tiene un itinerario por toda Latinoamérica.
 
A estos hechos se suma una defensa a capa y espada de parte del encargado, director o coordinador de la Radio FM El Aguilar, que depende del municipio, el profesor Sergio Gonzales, un humahuaqueño que fue puesto para cubrirle las espaldas en el medio radial al intendente, lo que quedó en evidencia al aire y todos los radioescuchas dan fe de eso.
 
Desde el inicio de la gestión de Sergio Laguna la emisora no ha hecho más que sufrir alteraciones continuas en su programación, locutores que renuncian o que son despedidos, el ingreso de otros con poca o nula experiencia, todo causando un malestar general en la gente, acostumbrada a una radio con voces amigables y que por lo menos sabían leer y expresarse mejor. Una emisora con poca o nada de información local.
 
El profesor Gonzales, por lo que se puede oír en la radio, quiere imponer una ideología pseudoaborigen, inclinándose más a las costumbres peruanas o bolivianas, que poco tienen que ver con lo argentino, con spots radiales que señalan a los habitantes del norte de la provincia de Jujuy como unos minusválidos y que se lamentan por todo.
 
Un capítulo aparte es lo que enseña y los trabajos prácticos que pide a sus alumnos en la escuela donde trabaja, ni hablar de sus clases, por las que los padres de los alumnos se quejan.
 
Conociendo los hechos vivido en Humahuaca y la caótica situación del Municipio local todo el pueblo aguilareño se pregunta... "¿donde está el intendente?"