La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 6 de agosto de 2012

Die 6 Augusti: Sanctus Salvator

Una vez más el Santísimo Salvador nos convoca para sentirnos más que nunca un pueblo que renueva su fe y su confianza en Él, que quiere renovarse en el compromiso de ser un auténtico pueblo cristiano.

Lo rezamos en la oración:

“Reconocemos tu predilección sobre nosotros”
“Crecimos al abrigo de tu Cruz Salvadora”
“Vivimos amparados por tu protección providente”

Son expresiones de agradecimiento por el amor que Cristo nos tiene como pueblo suyo, de confianza en su amor providente, de seguridad que el Señor no falla nunca.

Pero también exigen un compromiso de vida, una manera de ser, un ideal personal y comunitario.


Por eso nos preguntamos: ¿Qué nos dice hoy el Salvador?

El Evangelio nos presentó una vez más la hermosa escena de la Transfiguración: Jesús sube al monte Tabor con sus tres amigos íntimos: Pedro, Santiago y Juan. Cada uno de ellos con sus límites humanos y sus ambiciones. Pedro no quería escucharlo a Jesús hablar de cruz, y Jesús lo reprocha fuertemente. Santiago y Juan querían tener lugares privilegiados, y Jesús sólo les promete beber de su cáliz. Miedos y ambiciones que se transformarán luego en entrega generosa y en fidelidad hasta la muerte.

Son testigos de la mayor manifestación divina de Jesús, más grande que cualquier otro milagro: la Transfiguración. Jesús se manifiesta por lo que era verdaderamente: Dios. No entienden mucho, pero quedan atónitos, admirados y Pedro le pide quedar siempre allí, en ese éxtasis de felicidad plena. Pero en el diálogo con Moisés, el liberador del pueblo de la esclavitud de Egipto, y con Elías, el gran profeta de la esperanza, Jesús habla de su entrega fiel al proyecto de Dios en la cruz. Esto les dice a las claras a los tres amigos que el camino de la gloria es la cruz, no el poder ni las ambiciones humanas que nos llevan a la comodidad. Jesús y el discípulo deben cargar con su cruz para llegar a la vida plena.

La escena se completa con la frase del Padre: “este es mi Hijo muy querido, en quien tengo mi predilección, escúchenlo”.

Podemos decir que toda la escena es la “manifestación” plena de Jesús, el enviado del Padre para llevar a la plenitud el misterio de la redención de todos los hombres. Ese Jesús que había sido presentado a los pobres pastores, a los reyes magos, al todo el pueblo en el río Jordán, ahora es presentado por el Padre a los discípulos predilectos, para que en el momento del dolor del Huerto y de la muerte en cruz, sea reconocido como el Salvador, el Hijo enviado por el Padre.

Pero hoy esa palabra del Padre: “escúchenlo”, debe resonar fuertemente en nuestra mente y en nuestros corazones.

¿Cuántas voces llegan hoy día a nuestros oídos?: distintas propuestas políticas, propuestas de placeres, de vida fácil y feliz, propuestas de distintas maneras de vivir la religión, propuestas de rebeldía a la situación en la que vivimos, propuestas de violencia, propuestas de solidaridad y de empeño para construir la paz. Todas se mezclan en nuestros oídos, pero sabemos que las debemos saber discernir con el corazón.

Para escucharlo a Jesús, como nos pide el Padre, antes que nada debemos hacer silencio, quitarnos todos los ruidos que impiden meditar esa Palabra de vida eterna que nos quiere comunicar, palabra de amor, de perdón y de compromiso; palabra exigente y a la vez suave, firme y consoladora.

Hoy todos juntos podemos decirle "Habla, Señor porque queremos escuchar la palabra que le dirigiste a los pecadores, levantándolos de su barro y restituyéndoles la dignidad."

Queremos escuchar la palabra que dijiste a Zaqueo, “hoy ha llegado la salvación a esta casa”, pero sabemos que antes ese hombre ambicioso y egoísta había prometido devolver cuatro veces más lo que había robado y dar a los pobres mitad de sus bienes.

Queremos escuchar tu palabra que reprende la ambición de Herodes, la falsedad de los fariseos, la autosuficiencia de los escribas, invitándolos a un cambio de corazón para que pudiera llegar a ellos también el fruto de su perdón.

Queremos escuchar nuevamente Señor tu llamado a seguirte, como se lo dijiste a los apóstoles que dejaron la barca y las redes, su trabajo, sus cosas y confiaron más en ti que en sus bienes, y no queremos ser como el joven rico que se fue triste porque la voz de las riquezas fue más fuerte que la voz del desprendimiento por amor.

Queremos escuchar Señor tu voz dirigida a la niña muerta: “Yo te lo digo, levántate”. La diriges hoy a todos los jóvenes, invitándolos a levantarse, a ser hombres nuevos, dispuestos a luchar por la construcción de la civilización del amor; enamorados de la vida, entusiasmados por un amor divino que contagia y transforma.

Queremos escuchar también tu voz que nos dice: “denle ustedes de comer a esta multitud hambrienta”. Volveremos a preguntarte: ¿Cómo?, ¡si no tenemos nada! Y nos volverás a decir a todos: traigan lo que tengan, organícense en pequeñas comunidades y compartiendo generosamente lo poco, con mi bendición será más que suficiente para todos, pero no se guarden nada con egoísmo, sino ofrézcanlo con generosidad...

Queremos escuchar una vez más tu palabra que nos dice: “Vine para servir, no para ser servido; el que quiera ser el primero, que se haga el último, el servidor de todos”. En este momento de rivalidades políticas, de aspiraciones para los primeros cargos, ilumina Señor la mente de los que pretenden ser los primeros, para que aprendan de ti a ser los verdaderos servidores de todos los hermanos, conscientes que nuestras Provincias y nuestro País cambiará solamente cuando todos sabremos renunciar a algo nuestro para ofrecerlo al hermano, conscientes sobre todo que la única ley  válida para todos los hombres y todos los tiempos es el amor. Un amor oblativo, de entrega generosa, no egoísta  y posesivo.

Por eso queremos que nos repita una vez más: “ámense los unos a los otros, como yo los he amado”. Tu amor te llevó a la cruz, y allí, despojado de todo, nos diste lo que todavía te quedaba: tu perdón y tu Madre.

Señor, después de haber escuchado tu palabra, queremos renovarnos, para servirte y servirnos como nos enseñó María, la Madre que nos dejaste al pie de la Cruz.

Amén.

Gracias a tareas de inteligencia logran detener a una peligrosa gavilla de forasteros que asolaba Salta

En un procedimiento, realizado a partir de las 10 de ayer en un hotel ubicado al norte de la ciudad, fueron detenidos tres sujetos -dos hombres y una mujer-, quienes están acusados de ser los responsables de una serie de robos y asaltos a mano armada, cometidos en la última semana en esta ciudad.

La acción policial se realizó en el más absoluto de los secretos y no se produjo información oficial en relación al caso, aunque fuentes extraoficiales confirmaron a El Tribuno que en la pieza 30 del Hotel Sanidad situado en el barrio Castañares, en la zona norte de la capital y a unos 50 metros de la autopista que une a la zona céntrica con Vaqueros, hallaron drogas, armas de fuego, mucho dinero -no se precisó la cantidad-, joyas de oro y plata y artículos de diferente tipo, recientemente comprados al contado, en distintos comercios.

No se dieron precisiones sobre el operativo, ya que, según trascendió, fue el primero de una serie destinada a desbaratar la totalidad de una banda local, integrada, además, por otros individuos, detrás de cuyos pasos están los detectives.

La orden de allanamiento al hotel donde suelen alojarse peregrinos de otras provincias que llegan a rendirle culto a la Virgen del Cerro, habría sido librada por el juez de Instrucción Formal 3, Pablo Farah, aunque no se confirmó ni se desmintió la especie.

El copamiento del edificio, adonde habían llegado los detenidos diciendo ser devotos de la imagen sagrada, fue encabezado por el jefe de la Brigada de Investigaciones 1, Enrique Cabrera, y contó con la participación de al menos otros cinco detectives de civil, quienes arribaron en dos vehículos, una camioneta Chevrolet S-10 blanca y un Volkswagen Polo gris.

Los policías están seguros de que estos individuos, uno de los cuales se apellidaría Baeken, fueron parte de los grupos que robaron $10.000 y $150.000, que estaban en dos vehículos; en los ilícitos perpetrados en dos casas sin ocupantes, en Tres Cerritos ($10.000) y en El Tipal ($10.000 y joyas); el desvalijamiento de una caja fuerte -también en una vivienda de El Tipal (U$S 60.000, $25.000 y joyas)- ; en las violentas irrupciones en dos propiedades de la zona norte, desde donde se alzaron con $100.000 y $80.000 y en un atraco ocurrido en el barrio Docente Sur, luego del cual escaparon con otros $10.000, más alhajas valiosas.

Los sabuesos no formularon declaraciones, aunque uno de ellos fue escueto. “Discúlpennos, estamos trabajando. Este es el inicio de una serie de procedimientos que forman parte de una investigación. Salta -dijo con seriedad- ha sido objeto de numerosos hechos delictivos graves y queremos ponerles punto final”, expresó, desmintiendo, con esas palabras, la versión que circula en la fuerza en el sentido de que los investigadores de civil de todas las dependencias y unidades especiales, se hallan inmersos en una especie de protesta de brazos caídos, por lo que llaman “falta de garantías”. Esto último, a causa del encarcelamiento de los efectivos güemenses, quienes están detenidos, acusados de torturadores.

Salta: critican a un concejal por irrespetar la investidura del gobernador, pero no critican al gobernador por irrespetar la vida

Una particular situación vivieron los concejales de Rosario de la Frontera el viernes, cuando al final del tratamiento del orden del día se hizo referencia a una publicación en Facebook del edil Edgardo Solaligue (Salta Somos Todos), quien lanzó una injuriosa calificación al gobernador Juan Manuel Urtubey por la aprobación del aborto no punible.

Fue la justicialista Marta Moroni quien cuestionó a Solaligue por la publicación en la red social. Para fundamentar su postura, Moroni repartió entre sus pares copias de las polémicas palabras de Solaligue, quien también fue cuestionado por el presidente del cuerpo deliberativo, Juan Martínez (PJ). “Se puede estar a favor o no del aborto, pero bajo ningún punto de vista vamos a permitir que se descalifique al gobernador. Primero porque se debe respetar la investidura y segundo porque es un compañero de la causa justicialista y de ninguna manera se puede hablar o referirse a él con tanta liviandad. Me extraña de Solaligue, quien es además de concejal vicedirector de la Escuela de Comercio”, expresó Martínez.

Por su parte, Solaligue argumentó que sus dichos fueron mal interpretados y que él hizo referencia al gobernador como figura institucional, y no a la persona de Urtubey.

El concejal agregó que la gente y sus pares lo podrán cuestionar, pero que continuará apoyando la vida y no la muerte, porque no está de acuerdo con los abortos aunque sean en casos de violación.

 
Finalmente Solaligue publicó una nueva carta en Facebook en la que pide disculpas al gobernador y aclara su postura:

Carta a Juan Manuel sobre el aborto

No le escribo al Gobernador Urtubey, sino a Juan Manuel, un hijo de Dios. 

En la sesión ordinaria del jueves dos de agosto en el Concejo Deliberante de Rosario de la Frontera dos Concejales oficialistas me increparon porque a través de un red social lo traté a usted de asesino. 

Usted me merece el mayor de los respetos como Gobernador, como persona y principalmente como cristano. Pero lo que quiero decirle públicamente es que el aborto es un crimen. Y que el protocolo sobre el aborto "no punible" que se aplica en Salta es es inmoral, ilegítimo, ilegal e inconstitucional. 

Medidas como ésta son inconstitucionales, porque la Constitución Nacional, reformada en 1994, ha incorporado a su texto tratados internacionales que proclaman el derecho a la vida de toda persona desde el instante de la concepción. Por ejemplo, la Convención Americana sobre Derechos Humanos o la Convención de los Derechos del Niño. En este caso, cuando la Argentina ratificó la Convención sobre los Derechos del Niño afirmó que, para nuestro país, se es niño desde la concepción hasta los 18 años. Estos tratados tienen jerarquía constitucional y están por encima de la legislación ordinaria y del mismo Código Penal. 

Usted es cristiano, ha jurado ante la Biblia y me gustaría que en la fiesta del Milagro cuando este frente al Cristo del Milagro ya se haya arrepentido y dejado sin efecto el protocolo del aborto "no punible". Herodes mando a matar a los santos inocentes cometiendo unas de las grandes injusticias de la historia. Usted esta a tiempo. Se es frío o caliente, no se puede ser tibio. 

Dios lo bendiga a usted y a su familia. El Espíritu Santo lo fortalezca para vencer las presiones políticas y sociales y se juegue por la vida.

Concejal Antonio Edgardo Solaligue Rios
DNI: 20347761
Rosario de la Frontera

Espeluznante caso del bebé en la heladera: ¿tejerineada de la madre o asesinato del padre?

En la jornada del miércoles, una mujer identificada por la justicia como Raquel Gabriela L. (33), domiciliada en barrio Santa Ana, habría llegado hasta un sanatorio privado de San Pedro de Jujuy en delicado estado, luego de habérsele producido un desangrado.

Se desconoce si murió cuando era intervenida, pero se supo que poco después de las 9 del miércoles, un profesional médico, decidió no llamar a la Policía, sino trasladarse hasta el Centro Judicial, donde ante la presencia de la fiscalía radicó la correspondiente denuncia por el deceso de la paciente.

El magistrado interviniente, ordenó que el cuerpo de la víctima fuera trasladado hasta la morgue del hospital “Guillermo Páterson” para la realización de la correspondiente autopsia.

Trascendió que mientras se cumplía esa medida que era efectuada por la médica de Tribunales, poco antes de las 14, la Policía fue alertada a través de un llamado telefónico al número de emergencia, sobre el hallazgo del cuerpo de un recién nacido en el interior de una heladera.

Se supo que el cuerpo del bebé despedía olor, y fue lo que llamó la atención a dos personas de sexo masculino que limpiaban la vivienda.

Al arribar al lugar los efectivos encontraron a dos personas, una de las cuales fue identificada como José Luis Ch. (34), domiciliado en barrio Santa Ana, quien resultó ser el marido de la joven fallecida.

Se supo que el hombre había sido informado sobre el deceso de su mujer acaecido poco después de las 9 de la mañana de ese día y que junto a un hermano identificado como Ramón Ch., se disponían a limpiar la vivienda. El marido declaró que ignoraba que su mujer había estado embarazada.

En ese interín mientras limpiaban, sintieron un mal olor, por lo que pensaron que podría tratarse de un pedazo de carne en mal estado, y decidieron arrojarlo a la ruta. Grande fue la sorpresa cuando al abrir la tela descubrieron que se trataba del cuerpo de un bebé, por lo que optaron por dar aviso a la Policía.

La sorpresa se la llevaron también las autoridades judiciales, cuando la Policía arribó al lugar y constató la veracidad de la denuncia efectuada, determinando que se trataba del domicilio de la mujer fallecida, a la que en ese preciso instante se le realizaba la autopsia para determinar las causas de su muerte.

Al momento se ordenó que el cuerpo del recién nacido fuese trasladado hasta la morgue del hospital Páterson, donde inmediatamente después se realizó la autopsia donde se determinó que el bebé tenía ocho meses de gestación, que estaba prácticamente en término el nacimiento, y que el deceso se produjo por “asfixia mecánica por sofocación”, donde hubo la participación criminal de un tercero.

Ayer trascendió que la causa sería girada desde el juzgado a la Brigada de Investigaciones para su esclarecimiento y determinar así quién mató al recién nacido.