La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 10 de julio de 2012

Como si fuese rey: Dante Velazquez suspende un acto cívico para evitar un escrache

Dante Velazquez junto a bibliotecarias de la Biblioteca "D. F. Sarmiento" de La Quiaca
La Quiaca conmemoró el 196º aniversario del grito independentista.

Lamentablemente la ceremonia no tuvo el brillo de otros años porque por decisión del Ejecutivo local no se realizó el pasaje cívico-militar previsto para tal ocasión, a pesar de que las delegaciones escolares, instituciones y fuerzas de seguridad estaban concentradas desde horas tempranas. 

El evento estuvo presidido por el jefe comunal Dante Velásquez acompañado por miembros del gabinete, concejales, jefes de fuerzas de seguridad e invitados. En el acto el intendente se dirigió a los presentes, sólo en breves palabras habló del hecho histórico.

La mayor parte de su discurso estuvo referido al nuevo código tributario, fiel a su estilo por tratar de desvirtuar la labor periodística comenzó diciendo “la voluntad de algunos con intereses mezquinos pretendiendo transformar las realidades” al mismo tiempo admitió que elevó al Concejo Deliberante la reforma impositiva para su estudio y agregó “desde hace doce años en La Quiaca nunca se habló de una ordenanza impositiva, tengan la seguridad que nosotros no venimos a tocar el bolsillo de los que menos tienen”, sostuvo. Mientras Velásquez realizaba esas declaraciones puesteros del mercado central que iban a participar del desfile estaban organizándose con pancartas mostrando su descontento con la supuesta suba de cánones. 

Al finalizar con sus palabras, el jefe comunal, ante la mirada atónita de propios y extraños decidió no dar lugar al pasaje cívico-militar, ordenando se retire la Banda de Música y las autoridades presentes desciendan del palco oficial. Esto causó gran malestar no sólo en las delegaciones sino al poblador que había asistido a presenciar la jornada, de igual manera las palmas empezaron a sentirse estruendosamente, esto animó a las escuelas y el resto a desfilar. 

En los niños podían observarse caras tristes por no poder desfilar, los docentes no encontraban palabras para explicar el momento a sus alumnos, un descontento generalizado fue la sensación en común. Ningún intendente suspendió el desfile en tan significativa fecha patria por temor a algún escrache, recién al último los puesteros acompañados por la población hicieron su pasaje sin ofender a nadie, de esta manera se recordó el 9 de julio en esta ciudad.

Guerra en el Barrio Unión: la delincuencia vence al pueblo argentino

La lucha contra los delincuentes parece no tener fin en el puesto policial del barrio Unión, inaugurado el 22 de diciembre pasado y atacado en trece oportunidades. Ahora, en vez de agredir el edificio del destacamento, los malvivientes actúan en contra de los efectivos.
 
Un nuevo capítulo se registró el domingo pasado, aproximadamente a las 17, cuando un grupo de maleantes identificados como “Los del espacio verde” intentaron agredir a sus pares de “La 3”.
 
En ese momento, cuando alrededor de quince agresores se dirigían hacia el centro integrador comunitario (CIC) del mencionado barrio situado en la zona norte de esta capital, los patoteros gritaron: “¡Vamos a agarrarlos a los vagos de la (calle) 3!”, pero fueron impedidos de hacerlo por el personal policial, que patrullaba por el lugar.
 
Al instante, uno de ellos vociferó: “¡Vamos a darle a la cana!” y dos de los agresivos sacaron a relucir sendos cuchillos Tramontina, tipo sierrita, para intentar apuñalar a los uniformados.
 
Mientras los patoteros que portaban las armas blancas se acercaban a los agentes, los otros empezaron a arrojar elementos contundentes en contra de los mismos y la sede del destacamento; pero los efectivos, pese a su inferioridad numérica, lograron apresar a cinco integrantes del grupo antagónico, identificados como Luis “Pato Malo” Mansilla (18), Víctor “Chupamoco” Rodríguez (18), Rodrigo “Gol en Contra” Suárez (19) y dos menores de 15 y 16 años. El resto huyó.
 
Los menores fueron regresados a sus hogares, mientras que los otros tres fueron alojados en la Alcaidía.

El barrio Unión posee tres famosas patotas, que, a su vez, son rivales entre sí: “Los del espacio verde”, “La 5” y “La 3”. Pero los acérrimos contrincantes de siempre se unieron el domingo y en otras oportunidades para atacar a los policías de la zona, cuyos vecinos están desesperados.

Los ataques originados desde el momento de la apertura del puesto policial (el 22 de diciembre de 2011) tuvieron un único fin para los maleantes: echar a los efectivos de la zona, que anteriormente era “tierra de nadie”, según denunciaron en más de una oportunidad los vecinos del barrio Unión, situado en la zona norte de esta capital. Sin embargo, los malvivientes no pudieron lograr su cometido.
 
Por ese motivo, durante este tiempo el destacamento sufrió agresiones trece veces, aunque desde mayo pasado, los patoteros cambiaron el modus operandi y ahora decidieron agredir cobardemente a los policías que trabajan en esa zona en inmediaciones del puesto, momentos antes o después del horario laboral de los uniformados.
 
Un total de seis policías, identificados por sus apellidos, Visgarra, Chávez, Torres, López, Vega y Villegas, sufrieron lesiones en las diferentes embestidas cometidas por los patoteros, cuya lucha parece no tener fin.

En un hostal de Salta apareció muerto un venezolano sospechoso

Un hombre de 62 años, de supuesta nacionalidad venezolana, se hospedaba en un Hostal en calle Rondeau al 1600 pero apareció muerto en su habitación. Le encontraron 3 pasaportes a su nombre de distintas nacionalidades, dinero y un celular sin memoria ni chip.

El hecho ocurrió ayer en horas de la tarde cuando el hombre de 62 años dio aviso a la encargada del Hostal sobre un malestar que sentía. Ante el pedido, la mujer convoca un servicio médico, acudiendo MEDISEM, que le recomendó al hombre concurrir al Hospital, cosa que el hombre finalmente no hizo.

Dos horas más tarde se lo encontró sin vida en su habitación.

Al realizarle la autopsia se establece que la muerte fue por causas naturales.

Pero uno de los datos más relevantes es que este hombre mayor de edad tenía entre sus pertenencias 3 pasaportes a su nombre y foto pero con nacionalidades italiana, venezolana y paraguaya. Además encontraron un celular sin memoria y sin chip y 30 mil pesos entre euros y dólares. 

Ebrios de venganza, la prole de los subversivos quiere la guerra y no la paz

Familiares y amigos se concentraron a un costado de la ruta nacional 34, frente al monolito que recuerda a los muertos de la masacre de Palomitas. Nora Leonard, hermana de una de las víctimas, no pudo ocultar su emoción al recordar este trágico suceso que por sus características quedó grabado en la sociedad salteña. Ella estaba alojada en el penal de Villa Las Rosas junto a las personas que la noche del 6 de julio de 1976 fueron llevadas al lugar de la masacre.

A partir de su terrible experiencia ayer se conoció el tema “Relato de Nora”, compuesto por Pablo Mangini e interpretado por Milagro Ortiz, acompañada de Juan Filomarino (violín) y Daniela Fernández (piano). Alfonso Ragone, hijo del ex gobernador Miguel Ragone, hizo un llamado a la reflexión para luchar contra el aparato represivo que, a su juicio, todavía está enquistado en la sociedad. “Faltan decisiones políticas para erradicar esta situación y por eso he decidido retomar el camino que nos legó nuestro padre”, expresó. Abrazada a él, su sobrina Elia Fernández, hija de María del Carmen Alonso (sobrina de Ragone), sostuvo que para ella ha sido difícil crecer sin la figura de su madre.

“Tenía muchos proyectos y los que se fueron con ella también, y una manera de homenajearlos sería reflotar esas ideas y ponerlas en práctica”, sugirió la integrante de Hijos.