La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

sábado, 16 de junio de 2012

Restauraron el mural del General Belgrano vandalizado por miembros de la Tupac Amaru


Cuando se pensó en el pintado del mural en honor al General Manuel Belgrano, en el acceso al Puente homónimo, se delinearon una serie de obras artísticas que ponen en valor sectores urbanos.

Lamentablemente manos anónimas dañaron la obra que recuerda la memoria del creador de la bandera, que está íntimamente ligado a la historia de los jujeños.

El Intendente Raúl Jorge se refirió a los trabajos de restauración que se encaran desde el municipio  capitalino. “cuando apostamos a la generación de este mural, pensamos en una obra emblemática; el más grande que se había pintado en nuestra ciudad en honor al General Belgrano, en el acceso al puente que lleva el mismo nombre, muy cercano a la Pista de la Salud, un sector urbano potenciado por esta gestión” dijo.

Luego, el Intendente explicó: “tuvimos que revalorizar esta obra, con el mantenimiento necesario, tras las acciones negativas que sucedieron hace un par de meses, con el daño a la figura del General Belgrano, con pintadas y graffitis que se hicieron sobre el mural. Para su reparación se encomendó el trabajo a los mismos autores, a través de un acuerdo hecho con el municipio. Ahora los murales están en condiciones para expresar el 20 de junio, aniversario de la creación de la Bandera y de su creador, que tengamos la posibilidad de tenerlo en condiciones” comentó el intendente.

En el Parque 9 de Julio pusieron una estatua para honrar al Sagrado Corazón de Jesús


En el marco del plan de revalorización permanente del Parque 9 de Julio y del patrimonio de la ciudad, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán restauró la escultura del “Sagrado Corazón de Jesús”, que se encuentra frente de la Casa de la Cultura, en la zona donde se intersectan avenidas Soldati y Gobernador del Campo.

 “La escultura de 5 metros de alto fue revestida con chapa lisa modelada a mano con martillo, y se la cubrió por dentro y fuera con pintura de antióxido, para evitar su deterioro. Finalmente se barnizó por completo la superficie” explicó Hugo Fernández, artista plástico que estuvo a cargo de la restauración.  


La obra fue realizada en el año 2000 por el artista Hugo Fernández. Originalmente representó al ángel del nuevo milenio. Luego la transformó en el Sagrado Corazón y la montó junto al ex bar Gumme, donde permaneció durante 10 años. Cuando el edificio fue demolido la obra quedó visible y fue restaurada.

Soberanía alimentaria: crece el consumo de amaranto en Salta y Monsanto se ofusca

El comedor del Centro de Cuidados Infantiles, de General Güemes, recibió más de 30 kg de amaranto, también conocido como kiwicha, un cultivo muy nutritivo, precolombino, cuyo tratamiento es similar al de la acelga.

El alimento, con un alto valor nutritivo, se destinó a la elaboración de distintas comidas como masa para pizza, salpicón, sopa y tartas.

El amaranto donado es producido en las instalaciones de la Cárcel Federal, donde la mayoría de los internos trabaja en su cultivo. “Los internos tomaron la tarea con mucha responsabilidad y lo producido será para los comedores comunitarios”, declaró el subprefecto Dante Cardozo, de la Cárcel Federal.

La iniciativa de cultivar en la cárcel partió del programa “Amaranto”, que se desarrolla desde hace varios años en Güemes, apoyado por la Fundación Cariplo y con fondos italianos. Las actividades están a cargo del Dr. Ruggero Guidastri.

El objetivo del proyecto apunta a fomentar la producción y el consumo de amaranto. También a la elaboración de harina, apta además para personas celíacas.

En el marco de dicho proyecto se lleva adelante actualmente la construcción de una fábrica en el Parque Industrial.


La planta sagrada de los incas desafía al gigante Monsanto y crea el pánico entre los agricultores de  USA. La transnacional de semillas transgénicas no sabe qué hacer con el amaranto (kiwicha) que acabó con sembrados de soja.

En 2004 un agricultor de Atlanta comprobó que algunos brotes de amaranto resistían al poderoso herbicida Roundup. Los campos víctimas de esta invasora “mala hierba” habían sido sembrados con granos Roundup Ready, que contienen una semilla que ha recibido un gen de resistencia al herbicida.

Desde entonces la situación ha empeorado y el fenómeno se ha extendido a Carolina del Sur y del Norte, Arkansas, Tennessee y Missouri. Según un grupo de científicos británicos del Centro para la Ecología y la Hidrología, se ha producido una transferencia de genes entre la planta modificada genéticamente y algunas hierbas "indeseables" como el amaranto.

Esta constatación contradice las afirmaciones de los defensores de los organismos modificados genéticamente (OMG): una hibridación entre una planta modificada genéticamente y una planta no modificada es simplemente “imposible”.

Según el genetista británico Brian Johnson, “basta con un solo cruce logrado entre varios millones de posibilidades. Una vez creada, la nueva planta posee una enorme ventaja selectiva y se multiplica rápidamente. El potente herbicida que se utiliza aquí, Roundup, a base de glifosfato y de amonio, ha ejercido una presión enorme sobre las plantas, las cuales han aumentado aún más la velocidad de la adaptación”. Así, al parecer un gen de resistencia a los herbicidas ha dado nacimiento a una planta híbrida surgida de un salto entre el grano que se supone protege y el humilde amaranto, que se vuelve imposible de eliminar.

La única solución es arrancar a mano las malas hierbas, como se hacía antes, pero ésto ya no es posible dadas las enormes dimensiones de los cultivos mecanizados
. Además, al estar profundamente arraigadas, estas hierbas son muy difíciles de arrancar con lo que, simplemente, las tierras han sido abandonadas.

Resulta divertido constatar que el amaranto o kiwicha, considerada ahora una planta “diabólica” para la agricultura genética, es una planta sagrada para los incas. Pertenece a los alimentos más antiguos del mundo. Cada planta produce una media de 12.000 granos al año y las hojas, más ricas en proteínas que la soya, contienen vitaminas A y C, y sales minerales.

Así este bumerán, devuelto por la naturaleza a la transnacional Monsanto, no sólo neutraliza a este predador, sino que instala en sus dominios una planta que podría alimentar a la humanidad en caso de hambre. Soporta la mayoría de los climas, tanto las regiones secas como las zonas de monzón y las tierras altas tropicales, y no tiene problemas ni con los insectos ni con las enfermedades con lo que nunca necesitará productos químicos.

Comerciantes insisten en que los dejen trabajar como vendedores ambulantes ante los turistas

Días pasados, artesanos del Paseo de Avenida Urquiza mantuvieron reuniones con distintas autoridades de cara a conseguir un espacio en la tradicional Feria de Julio de Plaza Belgrano, destacando que su intensión no es dejar su actual ubicación.

Al respecto de esta situación, el Delegado de los artesanos de Avenida Urquiza, Pedro Sandoval, comentó que “el sábado pasado nos reunimos con el Director de Cultura de la municipalidad capitalina, Alejandro Aldana, y con otros funcionarios, quienes transmitieron que la actitud es que la Plaza no se use para este fin y que la Feria de Julio este año se haga en el Paseo. En este encuentro, los artesanos volvieron a reiterar el pedido de la Plaza con distintos fundamentos, el primero de los cuales es que también hacemos cultura al hacer artesanías, y es importante mostrar la otra cara de nuestra provincia, con la gente que trabaja en artesanías”.

La idea, continuó Sandoval, “es mostrarnos como artesanos, también tenemos derecho a trabajar en la plaza. Se hicieron dos ferias en ocasiones anteriores, y fueron malas experiencias, porque se cortaba la luz, los turistas no concurrieron, y en la última que se llevó a cabo, los artesanos terminaron yéndose a la Plaza, quienes venían del interior en especial, porque acá no se vendía nada y se cobraba un alquiler que los artesanos pagamos todos los años, pagamos nuestro espacio para trabajar allí”.