La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

jueves, 7 de junio de 2012

¿Carnaval a destiempo o el oportunismo de unos cuantos tucumanos?


Las comunidades originarias de la provincia llegaron en la mañana de este jueves desde Colalao del Valle, a pie, y se movilizan por las calles de la Capital. Los miembros de las comunidades de la Nación Diaguita y del Pueblo Lule denuncian constantes intentos de expulsión de sus tierras con la venia de la Justicia.

Mediante un comunicado, expresaron también su pedido de “justicia para el delegado Benito Toledo, quien fue desterrado de la Base Riarte, mediante una acción violatoria de todo derecho: el Juez de Paz Ciro Castro y la Policía de Trancas, ordenados por Moreno Núñez Vela, violentaron la vivienda del comunero, robándole todas sus pertenencias y dejándolas en el Juzgado de Paz de El Jardín de la vecina provincia de Salta, a cargo del señor Ismael Abadia. Todo esto ocurría en momentos en que él era objeto de amenazas de muerte por parte de hombres armados”, denunciaron.
 
Por último, los representantes de los indígenas señalaron que “por todos estos atropellos en los que se violaron todo tipo de derechos colectivos, y habiendo recurrido esta comunidad a todas las instancias estatales y organismos de derechos humanos para la protección de los derechos fundamentales de nuestros comuneros, y no habiendo recibido ninguna respuesta, nos vemos obligados a salir de nuestros territorios para decir basta”. 

Limpieza de las calles de la localidad salteña de Hipólito Yrigoyen

La policía de Hipólito Yrigoyen procedió a las detenciones de seis personas, todas de sexo masculino, mayores y menores de edad, que se encontraban en la zona céntrica vendiendo y consumiendo drogas prohibidas. En uno de los procedimientos, se informó, el secuestro de cocaína y marihuana fue en cantidades considerables por lo que los sabuesos consideran que se trataría de vendedores pertenecientes a una organización de narcotraficantes de cierta envergadura. 

Vecinos de Yrigoyen, que un mes atrás iniciaron acciones tendientes a erradicar el flagelo de las drogas en esa ciudad, muestran satisfacción por los positivos resultados que viene obteniendo la policía local en ese aspecto, sacando de las calles a drogadictos y reconocidos vendedores de estupefacientes.

Pese a la enorme evidencia en contra, María Luján Sodero sentenció que lo de Píccolo fue un suicidio

El 24 de noviembre pasado fue encontrado sin vida el comisario Néstor Píccolo en la vía pública, a pocas cuadras de la Brigada de Investigaciones de la cual estaba a cargo.

Tras conocerse esta noticia comenzaron las investigaciones para establecer la causa de su muerte, a lo que la fiscal María Luján Sodero concluyó en su dictamen que el ex policía se suicidó y determinó archivar el expediente.

El dictamen se basó en pruebas científicas y testimoniales que se tomaron a lo largo de la investigación que llevó a cabo la fiscal.

Uno de los testimonios fue el del juez de la Cámara del Crimen 3, Abel Fleming, ya que se había reunido con Píccolo pocos días antes de su muerte, quien reveló que el comisario estaba angustiado por cuestiones laborales vinculadas al robo en una joyería y a llamados telefónicos que indicaban que desde la policía querían implicarlo en ese hecho.

Además de estos datos, también se encontró una carta escrita por el mismo Néstor Píccolo, en la cual manifestaba su preocupación por lo anterior mencionado, y agregaba que sufría presiones por parte de quien era el secretario de Seguridad, Aldo Saravia.

Por otra parte, la pericia virtual solicitada al CIF sobre la trayectoria del disparo estableció que no existen indicios de una segunda persona o que el disparo no haya sido efectuado por el comisario.

La tragedia de las piernas abiertas

Un recien nacido de 27 días de vida murió a consecuencia de mal trato y falta de alimentación por parte de su madre, según deslizaron fuentes cercanas a la investigación. El hecho fue protagonizado por una mujer de 40 años de edad con 9 hijos y de escasos recursos, con domicilio en un asentamiento del Bº San Pedrito.

El deceso aparentemente se produjo alrededor de las 17 horas del sábado pasado en la sala de primeros auxilios del barrio San Pedrito, ubicado detrás del bachillerato Nº 2.

Señalan que es la pobreza y el racismo antiblanco lo que genera violencia escolar en la Salta profunda

La violencia en las escuelas, acrecentada en los últimos tiempos, ha despertado la atención y la preocupación tanto de la comunidad educativa como de los padres. Y si bien los protagonistas, en casi todos los casos, son los alumnos, hay quienes consideran a éstos como el reflejo de la sociedad en la cual se encuentran insertos.

La discriminación por el color de piel, por cuestiones físicas y por la condición socioeconómica son las principales causas generadoras de actitudes violentas por parte de los alumnos en las escuelas del interior, de acuerdo a un sondeo realizado por El Tribuno en establecimientos educativos de todos los niveles.

Otro aspecto llamativo que arrojó el estudio fue que los docentes señalan a los padres como los principales responsables de la mala conducta de sus hijos, tanto en el aula como en los recreos.

La falta de contención familiar es otro factor desencadenante de conductas agresivas. Muchos chicos, según lo manifestado por algunos docentes, concurren a la escuela y los padres no los acompañan en el proceso de aprendizaje. Es más, hay quienes los inscriben y no aparecen más por la escuela, dijeron.

En los últimos meses los serios enfrentamientos entre estudiantes en la ciudad de General Güemes, que derivaron en detenciones y heridos, sumados a las graves consecuencias físicas que sufrió un niño en Cachi tras ser golpeado por un compañero, entre otros hechos de relevancia y que tomaron estado público, dispararon un alerta general y la movilización de diversos sectores sociales para encontrar, de manera conjunta, vías de solución a la problemática.

Según los docentes consultados en Rosario de Lerma, Cerrillos, El Carril y La Merced, los motivos más comunes de las peleas entre estudiantes son la envidia, la discriminación por el color de piel o por diferencias generadas a causa de supuestas pertenencias a un sector social determinado.

También surgió del sondeo otro dato relevante que da cuenta de que la mayoría de los casos de agresiones son protagonizados por niños y adolescentes que proceden de hogares violentos y con casos judicializados.

Otro punto a tener en cuenta es que muchas veces los jóvenes están involucrados en consumo de drogas o alcohol.