La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 21 de mayo de 2012

Traficantes, dealers y drogones: todos detenidos por las fuerzas de seguridad de Salta

Motonarco

Gendarmería Nacional incautó 33,372 kilogramos de cocaína y detuvo a un hombre mayor de edad que desobedeció la orden de alto impartida por un gendarme apostado en un puesto de control fronterizo de la localidad de Salvador Mazza. Intentó huir del lugar e internarse en territorio nacional montado en una motocicleta de 110 cc, que tras cruzar la bajada del cementerio se incrustó en un profundo bache cubierto de agua y barro.

La espectacular caída del sujeto puso en evidencia su apuro, logrando los uniformados detenerlo y secuestrarle de dos grandes bolsos con dibujos infantiles la cantidad de droga antes mencionada.
 
El curioso procedimiento tuvo lugar el pasado viernes, cuando efectivos de la Sección Salvador Mazza dependientes del Escuadrón 54 Aguaray realizaban patrullajes de seguridad ciudadana en la zona denominada “Bajada del Cementerio”, del barrio San Martín de la citada ciudad, colindante con el límite internacional fronterizo.

Ante la presencia de testigos, se procedió a la apertura de los bultos que estaban engalanados con conocidos dibujos de cuentos infantiles, constatándose que en el interior de los mismos había 31 paquetes rectangulares envueltos en globos tipo piñata, también con diseños de inocentes personajes de la literatura infantil de antaño, todos revestidos con cinta. La sustancia que contenían los ladrillos, al ser sometida al narcotests, arrojó que se trataba de cocaína de alto grado de pureza.
 
La valuación de lo secuestrado supera el 1.400.000 pesos. Intervino en la causa el Juzgado Federal de Orán, que dispuso la detención del ciudadano argentino, el secuestro de la droga, de la motocicleta y de los bolsones con los íconos de la literatura infantil.
 

Lacra tras las rejas

Un conocido dealer, identificado como Leonardo Vicente “Sánguche” Cuellar, fue detenido en las últimas horas acusado de haber hurtado un microondas de la casa de una vecina del barrio Santa Rita, ubicado en la zona sureste de esta capital.

Además, al detenido le incautaron 17 envoltorios de cocaína y otros elementos con los que comercializaba la mencionada sustancia ilegal, en el domicilio de su pareja.

El hecho se registró horas después de que el apresado ingresara al domicilio de Paola Rodríguez, quien reside a escasos metros de la concubina de éste, Verónica Arancibia, en calle Virgen del Pilar al 100, con la intención de robar diferentes objetos.

Al consumar lo planeado y darse a la fuga, la damnificada se comunicó con los efectivos de la subcomisaría de Villa Asunción, quienes, tras efectuar una orden de allanamiento a la casa de Arancibia, detuvieron al delear que intentaba darse a la fuga por los techos del vecindario.

En ese lugar, los efectivos lograron detener al hombre y, además, incautaron un cuchillo tipo sierrita con restos de sustancia blanquecina, un colador metálico, dos tijeras con restos de la misma sustancia, 17 envoltorios de plástico y restos de papel de diario conteniendo la misma sustancia mencionada anteriormente.

Momentos después, ante la presencia del personal de Drogas Peligrosas, se realizó la prueba de narcotest para cocaína que arrojó como resultado positivo a la sustancia blanquecina encontrada.


Castigado por libertino en Orán

En los últimos tiempos la plaza General Pizarro se ha convertido en "aguantadero" de drogadictos y vendedores. A menudo se registran denuncias de vecinos de ese sector y procedimientos positivos por parte de la policía.  Sin embargo esos hechos, posiblemente porque el paseo no cuenta con custodia o vigilancia permanente, se siguen produciendo.  

El último se registró este fin de semana cuando se apresó a un hombre, de 32 años de edad, que estaba, muy tranquilamente , recostado en un banco y con la presencia cercana de niños que jugaban allí, fumando "un porro", nombre vulgar que se le da en la jerga del narcotráfico a los cigarrillos de marihuana. La presencia policial puso fin a este nuevo desafío que nos provocan estos delincuentes  y el "fumador" terminó preso.

A un año del asesinato por presunto robo de órganos de Katherine Vilte en Palpalá no hay ni un detenido

El jueves en horas de la tarde inicio la novena en recordatoria a la muerte de la menor Katherine Vilte Mamani. A días de cumplirse el primer aniversario de la macabra aparición sin vida de la joven Katherine Vilte Mamani, familiares y amigos  de la víctima realizan una novena en memoria de la menor en calle Heroínas Jujeñas 122 del Bº 18 de Noviembre. El caso aún se mantiene impune ya que no existen detenidos por el terrible crimen de la menor. Si bien, en un principio hubo dos personas detenidas, a la fecha el caso no presenta avances.

La menor apareció brutalmente asesinada en inmediaciones del barrio Martijena el 26 de Mayo del año 2011. Según lo manifestado por familiares y amigos de la víctima, el próximo jueves 24 realizara una marcha solicitando justicia por la desaparición de “Katy”.

Comerciantes frenaron un asalto y embalaron al delincuente

Eran las 14 y Liliana estaba por cerrar las puertas de la forrajería que inauguró hace poco más de un mes. Se ubicó en la habitación trasera del local para lavar algunos utensilios, cuando su empleada, otra mujer de 21 años, recibió la inesperada visita de un ladrón.

"El chico llegó en una moto roja y entró a preguntar los precios de los alimentos, después sacó un cortaplumas y empezó a pedir que le den la plata", cuenta la propietaria del negocio. Al escuchar los gritos, ella salió hacia el salón y encontró al intruso, que tenía acorralada a su amiga contra la pared y apuntándole con una navaja.

Lejos de asustarse, Liliana tomó coraje y decidió enfrentar al asaltante. "Le pegué varias veces en la cabeza, después forcejeamos y terminamos los tres peleándonos en el piso", relata la mujer de 28 años, de estatura mediana (menos de 1.60 metros). Los alaridos de Liliana y su amiga alarmaron a los vecinos de la zona. Inmediatamente cruzó la calle el portero del edificio de enfrente. Por detrás llegó Silvio, que tiene una pizzería a esa misma altura.

Los hombres consiguieron quitarle el arma blanca al ladrón y lo redujeron. "Sacamos dos banderas de 'Dogui' y, con una cinta de embalar, lo envolvimos entero, quedó como un paquete. No podía mover ni los brazos ni las piernas", detalla Silvio. El asaltante permaneció así durante unos 20 minutos, que fue lo que tardó en llegar la Policía. Mientras tanto, el joven imploraba que lo dejaran ir. "Nos decía que todo era una broma, que pedía perdón y que llamemos a su papá", recuerda Liliana.

La dueña del local duda si mostrar su cara o no. Es que horas después de la detención, un grupo de familiares del ladrón apareció en la forrajería. "Querían destrozar todo, nos decían que nosotras lo habíamos asaltado al chico, que le habíamos quitado el celular y que nos iban a matar y a quemar el local si no levantábamos la denuncia", asegura.

FUENTE

Brutal desprecio por la dignidad humana

Un indigente que caminaba por calle Independencia y Buenos Aires, advirtió una situación bastante extraña que le llamó la atención. Resulta que dos jóvenes arrojaban al canal que allí se encuentra, una bolsa. Al abrirla se encontró con la terrible realidad de que se trataba de un feto. Ante esta situación, advirtió a la policía y se abrió una investigación.

Tras ser alertados, el miércoles cerca de las 21.30, personal policial desplegó un operativo para dar con estas dos jóvenes, de 26 y 23, que finalmente confesaron el hecho. Según lo trascendido, la mayor de ellas, confesó que estaba cursando el cuarto mes de embarazo y decidió interrumpirlo y para ello contó con la ayuda de una enfermera y un médico. Luego de realizarse el aborto clandestino, colocó el feto en una bolsa y lo arrojó al citado canal.

Además de las dos mujeres, que residen en el barrio Hernando de Lerma, se encuentra implicado un remisero, de 33 años, quien las acercó en su vehículo hasta el lugar y luego huyó con ellas.

Aunque las personas implicadas recuperaron su libertad, la investigación continúa por la causa catalogada como supuesto aborto provocado.