La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 17 de abril de 2012

Ladetto, Virla, Herrera y Aiziczon: cuatro papanatas se quejan de la brutalidad policial cuando fueron ellos quienes violaron la ley

"Parece que las declaraciones de los funcionarios y los policías son las únicas que tienen valor", dice Lucas Ladetto al reflexionar acerca del procedimiento que realizaron el IPLA y la Policía en una casa ubicada en pasaje Díaz Vélez 560. En ese lugar había una fiesta pero, tal como afirma Ladetto, todo terminó alrededor de las 5 del domingo cuando las autoridades efectuaron una violenta clausura.

El tope de las 4AM ya se había rebasado y la música continuaba encendida cuando llegaron los fiscalizadores del IPLA. En ese momento la violencia se desató. "Los policías que entraron a la casa vinieron dispuestos a golpear. Cada vez que tratábamos de hablar recibíamos una amenaza como respuesta", continuó Ladetto. "Este tipo de situaciones hace pensar que deberíamos hablar sobre una nueva ley de contravenciones porque no es posible que la Policía tenga tanto poder", resaltó. En el operativo, se secuestraron un DVD, dos computadoras portátiles, dos parlantes, una consola de sonido, un teclado y un cajón peruano. 

Según sostienen Mamberto Virla, Andrés Herrera y Nicolás Aiziczon, que organizaron el encuentro junto con Ladetto, la fiesta era un evento artístico que comenzó a la medianoche y hubo un show de música en vivo. Al ser consultados acerca de la versión oficial que plantea que no hubo violencia en la clausura de la fiesta, volvieron a remarcar que muchos de los policías tenían armas largas (itacas) y que se negaban a identificarse. "A todos los oficiales que les preguntamos el nombre nos respondieron lo mismo: Ardiles. Después nos enteramos que era la persona que estaba a cargo", señaló Aiziczon. Por último, adelantaron que harán presentaciones en la Justicia por todo lo que ocurrió.

Un vendedor de porros anteño fue detenido por la policía

El sábado en horas de la tarde fue detenido por la Policía un joven dealer, oriundo de Las Lajitas. El traficante fue atrapado en la localidad de Río del Valle, a pocos kilómetros de su lugar de residencia, transportando medio kilo de marihuana disecada, además de dinero en efectivo.

Los uniformados de la zona fueron alertados sobre el dealer telefónicamente por una unidad especial de la Policía, que lo venía siguiendo desde tiempo atrás, según se informó.

El traficante se hallaba a bordo de una unidad de transporte de larga distancia. Al llegar al citado paraje de Anta, la Policía lo detuvo y lo identificó como Víctor Sagardía, de 19 años. Además, los uniformados lograron secuestrar 480 gramos de marihuana.

Al efectuarse la requisa se le secuestró un envoltorio con cinta de embalar color ocre conteniendo una sustancia vegetal disecada, un teléfono celular, dinero en efectivo y un boleto de la empresa en la que se trasladaba.

En presencia de testigos se labraron las actuaciones correspondientes, se practicó el pesaje y prueba reactiva del bulto, arrojando como resultado 480 gramos de marihuana.

Concretada la consulta con el Juzgado Federal de turno, se dispuso que permanezca en calidad de detenido hasta tanto pueda ser trasladado hacia la capital.

Diputados salteños se suman a la ofensiva en contra del Monumento al Combate de Manchalá

El presidente de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, Lucas Godoy, ratificó su apoyo a la iniciativa votada en el Concejo Deliberante capitalino, para remover el monumento al denominado Combate Manchalá erigido en los terrenos del Ejército Argentino en Salta.

"Podremos dar vuelta la página, luego que condenemos a los responsables militares y civiles que estuvieron involucrados durante la dictadura en el país", dijo Godoy quien además reconoció que el grupo escultórico no hace más que reivindicar al plan Cóndor y al Terrorismo de Estado y que aquellos que lo defienden solo se esconden cobardemente usando la figura del conscripto.