La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 16 de abril de 2012

Nueva "amayada": Zaffaroni fue declarado Visitante Ilustre de San Miguel de Tucumán

El titular del Departamento Ejecutivo Municipal de la ciudad de San Miguel de Tucumán, contador Domingo Amaya, entregó al juez Eugenio Zaffaroni una copia del decreto que lo declara Visitante Ilustre, y le obsequió un poncho tucumano como símbolo de la cultura local.

“El municipio distingue hoy no tan solo al excelente profesional que nos enorgullece a nivel mundial, sino también al gran ser humano, que lucha con sus palabras y pensamiento por la democracia, la libertad y el derecho de las personas”,  destacó el Intendente Amaya. El Jefe Comunal valoró “la humildad y sencillez con que el juez ilumina y enriquece especialmente a las nuevas generaciones que aprenden de su conocimiento”.


Hoy, las revelaciones que colocan a Eugenio Zaffaroni como poseedor de departamentos en los que funciona o ha funcionado una red de prostíbulos indican que, en las entrañas del poder, prostitución, drogas e impunidad son parientes inseparables.

Cabe aquí recordar que Zaffaroni, ministro de la Corte, cuando en el país se discutía fervorosamente la despenalización del consumo de marihuana, no tuvo reparos en señalar que “una plantita se puede tener”. Este nuevo escándalo del progresismo despenalizante, abolicionista del estado de derecho, estalló a partir de una publicación de Perfil, que lo sindicaba a Zaffaroni como habitante de un lujoso caserón de Caballito. Y que además, en el 2000 había adquirido un monoambiente en la exclusiva zona de Recoleta, que hoy está rentado a unos inquilinos que no pasan desapercibidos, ya que allí trabajan tres mujeres que se dedican a la prostitución.

Zaffaroni, imbuido de la retorcida idea que expresan algunos colegas suyos de estar protegidos por el amplio paraguas de los derechos humanos, creyó que conversando con Víctor Hugo Morales podría zafar de la situación que hoy lo expone frente a la opinión pública. Así que, graciosamente, disparó: “este escándalo me evita el desalojo”. Pero esta historia en caída libre recién comienza, y se une a la que ha arrasado con la santidad de Hebe de Bonafini, defendida por el abogado “por los derechos humanos” Raúl Barcesat por la modesta suma de $1.080.000.  

A la denuncia de la ONG La Alameda ante la Procuración General de la Nación, se suma la del abogado Ricardo Monner Sanz, quien demanda la inmediata renuncia de Zaffaroni. Arguye Monner Sanz que el magistrado dueño de los departamentos en los que se desarrollan o desarrollaban los negocios prostibularios no puede integrar un órgano del Estado del que también es miembro Carmen Argibay, que ha hecho de la lucha contra la trata “su lucha”. 

Valenzuela: "a Leavy lo amenazaron narcos no piqueteros”

Las amenzas denunciadas durante esta semana por el Intendente Sergio Leavy decantaron en una reunión con la cartera de Seguridad para analizar los pasos a seguir en este asunto. En diálogo con una radio local el diputado por San Martín Dario Valenzuela afirmó que en el encuentro se dijo que el origen delictivo de las amenazas era el narcotráfico.
 
En comunicación con Radio Aries Valenzuela declaró que “no se dijo que fueron piqueteros, hasta el Senador del Departamento dijo que esta situación estaba vinculada con el narcotráfico. No hay que minimizar esta cuestión, sino estamos tratando de ocultar algo”, enfatizó el Diputado.

Sin embargo, Valenzuela expresó preocupación ya que “se planteó el reclamo del Intendente para refugiarse en el cuartel, pero en la reunión se trató de esquivar el tema”.

“Otorgarle a las fuerzas armadas una responsabilidad que no tienen es un llamado de atención”, sostuvo el Legislador y agregó que “las amenazas son un hecho aberrante”.

Ironía: una institución de la democracia llevará el nombre de un subversivo que atentó en contra de ella

La sala de sesiones del Concejo Deliberante de San Ramón de la Nueva Orán llevará el nombre de René Russo, empleado de la Municipalidad de esa ciudad, que fuera detenido en 1976 y fue desaparecido en 1977, desde la cárcel de Villa Las Rosas.

Según informó el Partido Comunista de Salta, la imposición de este nombre a la sala de sesiones fue una iniciativa de cuatro concejales oranenses.

René Russo Platero, tal su nombre completo, era empleado municipal, integraba la Banda de Música Municipal, y militaba en la Federación Juvenil Comunista. Fue detenido en Orán, el 26 de marzo de 1976. Fue trasladado a la cárcel de Villa Las Rosas en la Ciudad de Salta, de donde desapareció en 1977.

El 10 de enero de 1977 cuando su madre fue a visitarlo a la cárcel recibió la información que su hijo había recuperado la libertad. Desde entonces nunca más se supo de su paradero.

La imposición del nombre a la sala de sesiones se hará el 1 de mayo, a partir de las 19, en una sesión extraordinaria en la que exclusivamente se aprobará la nueva nominación de la sala, seguida por una jornada artística a cargo de los Artistas Autoconvocados de Orán.

En noviembre de 2010 una calle de Orán recibió el nombre de René Russo, en un homenaje realizado en el marco del IV Encuentro de la Militancia de Derechos Humanos.


Russo figura en la CONADEP con el legajo 8354. En el Juicio de la Verdad, que tiene entre sus impulsores a su esposa, Isabel Parada de Russo, y que trata de establecer el destino corrido por cada detenido y desaparecido, el testigo Vicente Enrique Claudio Spuches, que había sido detenido en junio de 1975 y trasladado a la cárcel de Villa Las Rosas, donde permaneció hasta abril o mayo de 1978, recordó que compartió el pabellón E con René Russo.

Spuches contó que el joven estaba esperanzado porque, según le dijo, iba a salir en libertad y, alentado porque ambos eran de Orán, le deseó mucha suerte. A fines de diciembre Russo fue sacado de la celda por personal carcelario y esa fue la última vez que Spuches lo vió con vida. En enero de 1987 sus familiares recibieron la versión oficial de que lo habían liberado. 

El ecocidio en Salta obliga a los pumas a acercarse cada vez más a las poblaciones humanas

El presidente de la Sociedad Rural y titular de la Comisión de Aftosa Región sur de Salta, Hugo Santos, señaló que los recurrentes ataques de pumas a ganado vacuno y animales de corral que se vienen registrando en el departamento de Rosario de la Frontera, se deben a que su zona natural de subsistencia y de refugio ha sido alterada por el hombre, convirtiéndola en tierras de cultivo o en establecimientos ganaderos.

“Yo acabo de perder dos ejemplares importantes en la finca La Palata, que fueron devorados por estos felinos”, dijo Santos.

El productor señaló que uno de estos animales fue muerto hace pocos días en la zona por los propios productores “pero ahora han aparecido una puma y dos cachorros y tememos que hagan estragos. Están cebados con el ganado y otras presas fáciles para ellos”, señaló Santos.

La Palata es una región de microclima que se caracteriza porque tiene monte selvático y aproximadamente debe ser una superficie de 64 kilómetros de árboles muy grandes como cebiles, tipas, mistoles, quebrachos y algarrobos, entre otros ejemplares.

“Desgraciadamente -reflexionó Santos- la extensión de las propiedades agropecuarias y por ello mismo la destrucción de escenarios naturales, están cambiando las reglas del juego para ellos y nosotros”.