La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 10 de abril de 2012

Confuso episodio de inseguridad termina con un motochorro arrestado y dos auxiliadores hospitalizados

Una mujer que regresaba en horas de la madrugada de un local bailable, fue abordada de manera salvaje por un delincuente que se desplazaba en motocicleta, quien luego de propinarle una violenta trompada se apoderó de su cartera y puso en marcha su motocicleta de 110 cc. El agresor fue interceptado por siete jóvenes, entre ellos cuatro adolescentes, quienes se hallaban bebiendo copiosamente en la esquina de Dalmacio Uriburu y Lezama de villa El Sol.
 
El motochorro, según testimonios recogidos, les tiró la moto encima a los “defensores de villa El Sol”, como se autodenominan, pero fue derribado de manera cinematográfica sobre el pavimento de calle Uriburu.
 
La víctima del robo, identificada como Andrea Arancibia (23), corrió presurosa hacia la esquina para recuperar su cartera, que se hallaba sobre la calzada, mientras los muchachos le propinaban una descomunal paliza al motochorro, quien clamaba auxilio. Los alaridos de la mujer, sumado al pedido de clemencia del caco, confudieron al padre de la víctima, quien se armó de una barreta metálica con la que atacó a los vecinos y salvadores de su propia hija. A uno de ellos, identificado como Pablo Arias (20), le provocó gravísimas heridas. Otros dos menores también sufrieron la ira del padre de familia, que no sabía quién era quién, hasta que uno de los “defensores de villa El Sol” lo derribó de un ladrillazo. Testigos afirmaron a El Tribuno que tardaron varios minutos hasta que pudieron ponerse de acuerdo acerca de los hechos reales, ya que en medio de la confusión, hasta el motochorro se declaró víctima, primero de los muchachos y después del padre de familia.

En ese momento fue cuando el motochorro quiso fugarse, pero fue nuevamente reducido a golpes por el resto de los muchachos que aún quedaban en pie.
 
La llegada de la Policía alivió al ladrón, que pedía su traslado urgente a la Alcaidía, donde fue identificado como Raúl Rodríguez (22), con domicilio en villa Lavalle.
 
Ante la gravedad del cuadro, una ambulancia del Samec trasladó a los heridos hacia el hospital San Bernardo, mientras la víctima del despojo radicaba la denuncia por lesiones y robo en contra de Raúl Rodríguez.
 
En tanto, la Policía secuestró de la citada esquina una motocicleta marca Motomel 110, una barreta de metal que utilizó Dante Arancibia, el padre de la víctima, contra los muchachos que evitaron valientemente que el malviviente se hiciera de la cartera de su vecina.
 
Informes de la policía dan cuenta de que el joven Pablo Arias (uno de los defensores) presenta al igual que Dante Arancibia (el padre de la víctima) traumatismo de cráneo grave y quedaron ambos internados en observación. 

Ofensiva cultural sionista: Beatriz Rojkes ningunea a la Iglesia Católica


El periodista Federico Van Mameren comentó en su columna de La Gaceta que la senadora Beatriz Rojkés se quejó por las críticas de "una de las Iglesias que hay en el país" contra su marido José Alperovich.

La referencia apuntaría a las palabras del arzobispo Alfredo Zecca, quien calificó como "abominable" y "criminal" al aborto, y le pidió a Alperovich que recapacite sobre su decisión de adherir al reciente fallo de la Corte Suprema sobre la no punibilidad del aborto en casos de violación.

Esto es lo que escribió Van Mameren:
Beatriz Rojkés se despachó en el PJ. Defendió a Amado Boudou y acusó a la prensa antes de que el propio vicepresidente lo hiciera, en su increíble conferencia de prensa.

"Nuestra oposición es la oposición mediática. Esto significa que estamos haciendo bien, porque ya lo decía el General: con los diarios a favor es porque algo no está funcionando", sentenció la senadora. Luego defendió a su marido de algunas críticas de "una de las Iglesias que hay en el país" y recordó momentos de crisis en las que se pagaban con bonos o con cheques diferidos, como una forma de advertir a los gremios que deben ser prudentes.

"De acá a dos años vamos a ser la generación que ha cambiado Tucumán", señaló en esta suerte de emulación de Néstor Kirchner, cuando aleccionaba a La Cámpora. 

Preocupante: las calles de Jujuy están siendo adquiridas por violentas patotas

Desde hace algunas semanas, el accionar de patotas en distintos barrios de nuestra ciudad preocupa a los vecinos de la capital. Muchos de ellos, como Jorge Acuña, de barrio Belgrano, sostuvo que hay una especie de “resurgimiento de este tipo de delitos, hacía tiempo que no se veía, pero parece que en Argentina y en Jujuy nada puede andar bien”.

Carlos Maldonado, de Ciudad de Nieva, coincidió con este visión indicando que “si la situación económica, social, educativa de la provincia no están bien, es obvio que vamos a volver a cometer errores del pasado y a vivir flagelos como este”.

Susana Pantoja, de Coronel Arias, añadió que “lo más preocupante es que se trata de menores de edad que al rato están libres de nuevo. Algunos tienen un prontuario amplio pero, por esta misma situación, son inimputables, y a los 20 ya cometieron todo tipo de delitos”.

En relación a esta situación, el Subjefe de la Policía de la provincia, Comisario Mayor Hugo Fabián del Valle Sosa, expresó que “estamos trabajando fuertemente contra este tipo de ilícitos donde nos vemos afectados en el sentido de que la mayoría de los integrantes, en su 70%, son menores de edad. Estamos intentando llegar más a los centros vecinales, a las familias, para contrarrestar este tipo de ilícitos. Y en los lugares que tenemos establecidos como 'calientes', más importantes, realizamos permanentemente operativos de prevención y control. Frecuentemente la gente se molesta por esto, pero quisiéramos decir que la policía lo hace en bien de la comunidad, y aplicando la ley, para vivir en un marco de seguridad aceptable, que es lo que debe imperar”.

Por otra parte, Sosa se refirió a una serie de robos que desde hace algunos días preocupa a los vecinos de Avenida Fascio y zonas aledañas, comentando que “en la zona de Avenida Fascio, hace unos meses todos los días teníamos novedades, a la mañana, por la tarde y a la noche, en relación al accionar de patotas por robos y violencia. Actualmente hay personal uniformado apostado en la zona de caminata cubriendo casi el 80% de escalinatas en Villa San Martín. Organizamos un fuerte operativo de prevención en la zona del puente ese mismo barrio, y logramos disminuir en un 70% los hechos que se venían produciendo en meses anteriores. No obstante ello, todos los móviles trabajan en puntos estratégicos de la capital”.


El pasado sábado 31 de mazo, aproximadamente a las 10 de la mañana, por Avenida Eva Perón, un grupo de inadaptados fueron interceptados por dos policías motorizados, pertenecientes al cuerpo de Protección Ciudadana. Los mismos portaban en sus manos palos y garrotes. Otro grupo de similares características se desplazaban por calle Cerro Zapla, también portando objetos contundentes.

Al intervenir los efectivos policiales para intentar que los sujetos desistieran de su actitud y se retiraran del lugar, estos comenzaron a arrojar piedras contra el personal policial, quienes se dirigieron hasta la sede de la Seccional 32º del Barrio Malvinas, para solicitar colaboración.

Inmediatamente la situación también fue puesta en conocimiento del Fiscal de Investigación de turno. En el acto se dispuso el despliegue de un operativo para detener a los malvivientes, con efectivos de distintas comisarías aledañas y del Cuerpo de Protección Ciudadana, procediéndose al arresto de seis sujetos integrantes de una de las patotas, quienes fueron trasladados hasta la sede de la Seccional 6°, donde quedaron a disposición de la justicia.

Paralelamente, otro grupo de uniformados del Cuerpo de Infantería junto con personal del Cuerpo Especial de Operaciones Policiales (CEOP), tras una serie de recorridos por el lugar de los hechos lograron la detención de otros tres jóvenes, quienes también  fueron trasladados hasta la mencionada Seccional, donde quedaron alojados.

Llama la atención la aparición nuevamente de este tipo de patotas que hace un tiempo atrás habían sido prácticamente desterradas. También la alerta se produce por el horario del día en que se movían; sábado a plena mañana con una impunidad total sin que se haya conocido exactamente a dónde se dirigían y con qué motivo.

Por este incidente en la Comisaría Seccional del barrio Almirante Brown se instruyen las correspondientes actuaciones sumarias informativas.

Un delincuente que robó una bicicleta fue baleado por un policía

El personal de Robos y Hurtos de la Dirección de Investigaciones, detuvo el jueves en horas de la tare, a dos individuos que fueron sorprendidos cuando le robaban la bicicleta a una menor que circulaba en el rodado cerca de su casa. El hecho ocurrió en el pasaje Burruchaga al 500, entre Corrientes y Santiago del Estero.

El personal policial realizaba recorridos de prevención por la zona Oeste de la ciudad cuando observaron que un individuo le quitaba el rodado a una menor y que, con la bicicleta al hombro, subió a una motocicleta donde lo esperaba su cómplice con el motor encendido y trataron de escapar.
 
Los efectivos le dieron la voz de "Alto Policía", y los sujetos al verse descubierto, dejaron caer el rodado y trataron de escapar, pero por una mala maniobra del conductor, ambos delincuentes cayeron al pavimento y tuvieron que escapar a pie. A los pocos metros, uno de los sujetos fue atrapado por los policías Eduardo González y Carlos Chaparro, pero el otro continuó su carrera y fue seguido de cerca por el suboficial Roberto Luna.
 
En un momento dado, el delincuente se dio vuelta y apuntó al policía que lo seguía, pero el suboficial fue más rápido y efectivo. Sacó su arma y disparó a la parte baja del individuo, hiriéndolo en la pierna derecha.

De esta manera se terminó la persecución. El sujeto cayó pesadamente y golpeó su cabeza con el cordón de la vereda y allí quedó desvanecido. En ese momento, el policía Luna lo esposó y aguardó que llegaran los refuerzos.
 
El uniformado y el ladrón se encontraban en Santiago al 2.700 cuando llegaron al lugar varios vecinos que vieron el frustrado asalto y querían “linchar” al delincuente, pero el policía los convenció de que depusieran la violenta actitud a los enfurecidos habitantes de esa barriada.
 
Cuando llegaron los refuerzos, condujeron al individuo hasta la sede policial donde quedó detenido junto a su cómplice.
 
Ambos fueron identificados como Marcos Andrés Vázquez, de 21 años, a quien se le secuestró el revólver calibre 22 largo con cacha de plástico encintado en negro con ocho balas en el cargador, y Sergio Jesús García, de 23, quien es el propietario de la motocicleta Honda CG, patente 705-GXY.
 
En el lugar también se secuestró la bicicleta de la menor, de 30 velocidades con suspensión delantera y rodado 26, y un celular que estaba en poder del conductor de la moto.