La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 20 de marzo de 2012

Una quinceañera y su novio intentaron perpretar un matricidio

Una abogada metanense identificada como Lilian Mabel Barroso sufrió múltiples fracturas en el cráneo, tabique nasal, pómulo y parietal derechos, luego de que fuera atacada a mazazos por su propia hija y el novio de esta cuando estaba durmiendo en su cama.

El hecho ocurrió en la madrugada del 17 del corriente, aproximadamente a las 4, en el domicilio de la víctima, en calle General Güemes al 500.

La abogada ingresó en una ambulancia al hospital del Carmen de la localidad gracias a un llamado de un inquilino, que le alquila una pieza en el mismo domicilio.

De acuerdo con el relato de lo sucedido realizado por su hija, el diagnóstico inicial fue traumatismo de cráneo con corte del cuero cabelludo por caída accidental.
 
Horas más tarde, una vecina de la letrada, Luciana Victoria Romero, se presentó en la Brigada de Investigaciones junto a la hija de la profesional, manifestando que sospechaba que Barroso, en realidad, había sido víctima de un ataque.

Al dialogar con los policías, la menor comenzó a dar versiones contradictorias con respecto a lo que había sucedido con su madre. Dijo que la había hallado tirada al borde de la cama a las 4, pero que en ese momento ella recién llegaba porque había salido a pasear con un amigo, de quien dio su nombre. Sin embargo, y ante lo errático de sus declaraciones, los policías averiguaron y establecieron que había mentido y que la persona a quien invocaba, en realidad nunca había salido de su domicilio esa noche.

Por el contrario, comprobaron que quien había ido a su casa esa madrugada era su novio, de 17 años. El joven confesó que ella le había pedido que mate a su madre, en represalia por haberla hecho abortar, meses atrás, un bebé de ambos.

Vecinos del Barrio Obispo Piedrabuena quieren hacerse cargo de la seguridad ciudadana que la policía no les otorga

Tienen la sensación de haber retrocedido en el tiempo y eso les provoca pánico. "Hace 10 años estábamos en una situación terrorífica, los vecinos andaban armados para trasladarse en el barrio", contó Anselmo Lago, uno de los tantos habitantes del barrio Obispo Piedrabuena que teme por su seguridad y la de su familia.

En aquel entonces, hartos de ser víctimas de una ola de asaltos que parecía no tener fin, los vecinos se agruparon y se organizaron con el objetivo de combatir la delincuencia. Entre los logros de la Unión Vecinal Obispo Piedrabuena (UVOP) se puede mencionar la reparación de una moto policial, la creación de un fondo para pagar los gastos de combustible de los uniformados y la inauguración de un destacamento que le sirvió de apoyo a la seccional 10°.

"Les compramos cuatro bicicletas, celulares y hasta pilotos de lluvia", detalló Lago. La prevención era tal que en un momento el delito bajó a cero en esa zona, según recuerdan con nostalgia. Pero ahora todo cambió y los robos y arrebatos volvieron a cobrar protagonismo en las calles de ese sector de la ciudad.

El hecho que acabó con la paciencia de los vecinos y los movilizó a realizar un reclamo público fue el asalto que sufrió Olga Berboff, el 2 de marzo. La mujer caminaba hacia la parada del colectivo a las 6.30 cuando un joven la amenazó con un arma de fuego y le arrebató la cartera. Olga hizo la denuncia en la comisaría del barrio. "Cuando entré, un policía me preguntó si yo era la señora a la que le habían sacado la cartera con una navaja a las dos de la tarde. O sea que no hay un horario, no es porque uses cartera, no es porque vayas caminando o en auto, es todo...", se quejó la mujer.

Por otro lado, Silvia Trejo siente que la Policía se le ríe en la cara. "Estábamos subiendo al colectivo con mis dos hijas cuando apareció una moto y se bajó uno. Me sacó del ómnibus, me tiró al piso y me empezó a golpear para sacarme la cartera. Me salvé porque los demás pasajeros se bajaron a defenderme", denunció. Pero eso no fue lo peor -según aseveró-, sino que en el destacamento le sugirieron modificar el horario en que toma el colectivo para ir a trabajar con el fin de evitar futuros ataques.

"En mi casa vivimos seis personas, de las cuales ya asaltaron a cuatro", afirmó Silvia Albuixech. Precisó que a su hermana le arrebataron el bolso en dos oportunidades y que el invierno pasado la atacaron dos jóvenes para quitarle el monedero y el celular. Ni siquiera su empleada se salvó. A ella la amenazaron con un arma blanca y la despojaron de las zapatillas que llevaba puestas. "Queremos que esa Unión Vecinal vuelva a funcionar con el propósito original que era cuidarnos a los vecinos", pidió.

A ese reclamo se sumó también Oscar Dip. Hace tres domingos, el hombre volvía de comprar helados con su hijo cuando intentaron robarle. "Sentí un tirón de atrás en el cinto, pegué un manotazo y lo agarré, pero se soltó y salió corriendo. Después fui a la 10° y me dijeron que no tenían moto ni combustible para salir a patrullar", relató.

Según aseguraron los vecinos, hechos de esta naturaleza suceden casi a diario en el Obispo Piedrabuena y la Policía está cada vez menos preparada para hacer frente al delito, ya que la jurisdicción que abarcan se ha triplicado durante los últimos años.

La senadora multimillonaria

Beatriz Rojkés es persona con mayor fortuna personal del Senado y una de las más ricas de la política en general.

Según su propia Declaración Jurada presentada en 2011, posee más de 20 millones de pesos. Supera al mismísimo Vicepresidente Boudou y al Ministro más rico del Gabinete: Juan Manzur, también tucumano. Sin embargo, es superada ampliamente por otra mujer: Cristina Fernández de Kirchner, con algo más de 77 millones de pesos.

Dos puntos llaman la atención en la declaración jurada de Beatriz. El primero es cómo desde 2006, en que declaró tener sólo 7 millones, triplicó su fortuna. Y si las sospechas fueran pocas, hay otro dato: en 2005, declaró tener sólo 1,7 millones.

El segundo punto oscuro es que, pese a que la Ley de Ética Pública la obliga, en su declaración omitió los bienes conyugales.

Es prácticamente imposible para el ciudadano común conocer la fortuna del matrimonio Alperovich-Rojkés, porque en Tucumán no existe Ley de acceso a la información del patrimonio de sus gobernantes. Los negocios privados de la pareja no son un secreto en Tucumán: campos de soja en Santiago del Estero y Salta, una constructora, una inmobiliaria, venta de maquinaria agrícola, camiones y autos, un hotel…

En términos personales, Beatriz es dueña del 98 % de las acciones de la firma León Alperovich de Tucumán SA: algo más de 8 millones de pesos (en 2006 no llegaba a los 200 mil). El resto, depositados en bancos, acciones e inmuebles. Declara no tener depósitos en el extranjero.

Nunca se refirió al aumento de más del 100% en las dietas de los Legisladores Nacionales que provocó un escándalo a principios de año. Se estima que, como mínimo, podría estar percibiendo unos 35 mil pesos mensuales, además de 20 pasajes aéreos y 20 terrestres por mes. Es probable que Beatriz no utilice estos pasajes, debido a que suele viajar en el avión sanitario de la Provincia que, hasta ahora, no trasladó a ningún enfermo sino a la familia gobernante.

Salteños repudian la presencia permanente en su provincia de Raúl Castells y los miembros de su secta

Habitantes del departamento San Martín manifestaron su preocupación por los constantes piquetes y cortes de ruta en la zona, más ahora con la instalación del líder piquetero Raúl Castells en Campamento Vespucio.

Castells reside en Vespucio desde hace unas semanas y desde ese entonces los conflictos con piquetes y manifestaciones son bastantes frecuentes, según contaron los vecinos.

"Siempre hay piquetes por una o por otra razón y nos preocupa mucho la presencia de Castells en este sentido y que viva tan cerca de Tartagal", expresaron por otro lado.

Por otra parte se destacó la buena predisposición del intendente de Tartagal, Sergio Leavy para dialogar con los dirigentes piqueteros con el objetivo de preservar la paz social, pero a esta gente nada los conforma.