La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

sábado, 17 de marzo de 2012

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán construirá una Casa Belgraniana


En la esquina de Bernabé Aráoz y Bolívar, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán construirá una réplica de la “Casita de Belgrano”, nombre con que se conocía a la morada donde vivió el General Manuel Belgrano durante su estadía en Tucumán entre 1816 y 1819.

El anuncio y presentación de la maqueta a escala del edificio, fue realizado por el intendente Domingo Amaya, quien estuvo acompañado por Luis Yanicelli, presidente del Instituto Belgraniano de Tucumán. La obra se enmarca dentro de los proyectos encarados por la Municipalidad para celebrar el “Año Belgraniano”,  decretado así por el intendente de la comuna capitalina para rescatar el legado histórico del prócer.

El jefe comunal  explicó que “este sábado 17 de marzo se cumple el Bicentenario de la llegada del General Manuel  Belgrano a Tucumán. Para celebrar esta fecha trascendental hacemos este anuncio, el de levantar una réplica de la humilde y sencilla morada que el prócer construyó en nuestra tierra”. El intendente Amaya destacó que “para planificar este homenaje contamos con el asesoramiento y conocimiento aportado por el Instituto Belgraniano”.

El titular del Departamento Ejecutivo señaló que “tenemos la obligación de poner en valor la historia misma, para que las nuevas generaciones conozcan el legado de grandes hombres como el General Manuel Belgrano. Por eso estamos trabajando en obras como la revalorización de la Plaza que lleva su nombre, y ahora a pocos metros de ese espacio verde  contaremos otra parte de su historia a través de esta réplica de la casa donde residió durante su estadía en Tucumán”.

“Esta obra es mágica. Los niños visitarán esta casa simple, austera y sencilla de un padre fundacional de nuestra identidad, y a través de la trascendencia de este pequeño símbolo contribuiremos a solidificar la memoria de la historia nacional”, destacó Luis Yanicelli.

La Casita de Belgrano tendrá 60 metros cuadrados, una cocina, dos dormitorios, una sala comedor, un depósito y una galería. Para recrear la apariencia originaria el edificio se construirá con adobe pero sobre una estructura de hormigón anti-sísmica”, explicó el arquitecto Elio Ceballos Paz, a cargo del área municipal de Recuperación de Espacios Públicos y Privados.

Los techos serán de paja, y se equipará con muebles similares a los que usó Belgrano durante su residencia, de naturaleza austera y sencilla. Cabe destacar que la “Casita de Belgrano” original  se encontraba en Bernabé Aráoz y Lamadrid, a pocos metros del lugar donde se la reconstruirá ahora.

De esta manera, el edificio que funcionará como un espacio cultural, se integrará al circuito turístico e histórico generado por la Plaza Belgrano, paseo emplazado en el escenario que se denominaba “Campo de las carreras” donde se libró la Batalla de Tucumán en 1812, en la cual Manuel Belgrano se enfrentó y venció a los realistas.

Las obras comenzarán la próxima semana y se inaugurarán el 11 de Setiembre, día en que se festejan los 200 años de la entrada del Ejército del Norte a Tucumán, luego de desobedecer la orden dada por Bernardino Rivadavia (secretario de guerra del Primer Triunvirato) que le mandaba a Belgrano retirarse hasta Córdoba. Sin este hecho no se hubiera librado la Batalla de Tucumán.

Una escuela de Anta le rindió homenaje al Coronel Lorenzo Barcala

El 28 de febrero, al inicio del año lectivo, la escuela N° 4.437 de la localidad de Gaona, departamento Anta, en Salta, procedió al descubrimiento de un busto del coronel Lorenzo Barcala, cuyo nombre lleva ese establecimiento desde 1969.  

Al abolirse la esclavitud en 1813, Lorenzo Barcala logró su libertad y tomó el apellido de su amo, el escribano español Cristóbal Barcala. Adolescente aún, se incorporó como soldado raso al Batallón de Cívicos Pardos y consiguió sucesivos ascensos por su coraje y disciplina, hasta obtener el grado de coronel de la Nación. En Tucumán, Lorenzo Barcala luchó en 1831 en la Ciudadela, a las órdenes del general Gregorio Aráoz de La Madrid, quien fue completamente derrotado por Facundo Quiroga. Las fuerzas del caudillo riojano provocaron una verdadera carnicería y 33 oficiales cayeron prisioneros y fusilados. 

El vencedor le perdonó la vida a Barcala y le ofreció el cargo de edecán. Aquel aceptó bajo la formal promesa de que no sería obligado a luchar contra los unitarios. 

Lorenzo Barcala nació en Mendoza el 23 de diciembre de 1795 y en su misma provincia fue fusilado en la plaza principal de la capital el 1 de agosto de 1835, por orden del gobernador, el fraile Aldao, su acérrimo enemigo. 

El actual presidente de la Academia Nacional de la Historia, Miguel Angel De Marco, resume la trayectoria de Lorenzo Barcala como una "historia de luchas, sacrificios, infortunios, vejámenes y glorias de uno de los hombres de color que alcanzaron altos rangos en las armas argentinas".

Insólito: un concejal ignorante, en un exceso de tilinguería, quiere hacer desaparecer un monumento en honor a soldados patriotas

El concejal de Memoria y Movilización Social, Martín Ávila, presentó un proyecto por el cual solicita la remoción del monumento al Combate de Manchalá, ubicado en los cuarteles sobre Av. Arenales. Aduce que el mismo revaloriza al terrorismo de Estado, pero se deja de lado el hecho de que se trató de una acción defensiva por parte de un grupo de soldados, que en desventaja numérica, fue atacado por guerrilleros que querían tomar la ciudad tucumana de Famaillá. Además, ocurrió durante el gobierno democrático.

El 29 de mayo de 1975 un grupo de guerrilleros planeó un ataque al Puesto de Comando Táctico de Famaillá, provincia de Tucumán. Contaban con 117 hombres uniformados y 50 hombres de civil para las operaciones de apoyo. Esperaban encontrarse con unos 30 o 35 hombres para la defensa del Comando, puesto que las 2 secciones de comunicaciones estaban a lo largo de la ruta 301 y la Sección de Ingenieros 5 en tareas de acción cívica.

Se había fijado el ataque para el 28 de mayo casi al oscurecer, de manera tal que coincidiese con la fecha en que se celebra el día del Ejército. Pero, ese día, dos grupos de la Sección Ingenieros 5 había llevado material a la Escuela de Manchalá para completar el plan de acción cívica que consistía en la reparación del establecimiento.

Los combatientes se habían atrincherado en Finca Sorteix, a 18 km de Famaillá, apresando a los dueños y a los peones. Comieron, descansaron y hasta filmaron una película que luego de su triunfo distribuirían.

En la toma de Famaillá, los guerrilleros pretendía fusilar a los oficiales, tomar al comandante de la brigada para canjearlo por otros detenidos, licenciar a los soldados previa toma del armamento, liberar a los detenidos y anunciar la victoria.

Sin embrago, el combate tuvo lugar en una escuela rural en la que la avanzada de la fuerza guerrillera se topó con una docena de soldados y dos suboficiales del Ejército que pintaban la Escuela de Manchalá. Dada la resistencia encontrada en Manchalá, los guerrilleros se desbandaron dejando en el terreno 17 bajas, abandonando sus vehículos y armamento, para refugiarse en el monte, aunque fueron perseguidos.

Por esta acción, el 28 de mayo de 1975, el Batallón de Ingenieros 5 se hace acreedor a la medalla de Campaña de la Nación Argentina en virtud a su destacada actuación en el Combate de Manchalá en Tucumán. El 15 de diciembre de 1993 se le impone nombre histórico pasando a denominarse Compañía de Ingenieros 5 "Combate de Manchalá".

Así se desarrollaron los acontecimientos, en un momento complicado para el país y el continente en lo político, social y económico.

Y debe reconocerse que instituciones como el Ejército Argentino preserva en sus monumentos y otros símbolos parte de su historia y cimienta allí sus convicciones y valores. Y para los hombres de la fuerza, el monumento al "Combate de Manchalá" es un símbolo de orgullo, y rememora ese acto heroico de un puñado de hombres que cumplió con su deber y peleó para defender su vida.

El vicepresidente segundo del Concejo Deliberante capitalino, Martín Ávila, expuso en que su proyecto que el Monumento denominado ‘Combate de Manchalá’ es aquel que se encuentra sobre la avenida Arenales dentro de los campos del Ejército y cuya referencia a dicho ´Combate de Manchalá' se enmarca en el 'Operativo Independencia' momento en el que una gran parte del Estado, apartándose del bien común -objetivo indelegable e irrenunciable de toda organización estadual- inicia actos de terrorismo concibiéndoselo a dicho operativo como un 'Laboratorio de Experimentación' de lo que luego ocurriría el 24 de Marzo de 1976 en nuestro país cuando todo el estado se convirtió definitivamente en terrorista. En consecuencia, dicho monumento re significa al terrorismo de Estado y los crímenes perpetrados sistemáticamente a la sociedad civil.

Por último, el concejal hizo referencia a que el “Monumento al Combate de Manchalá” es un espacio de trasmisión de la memoria hegemónica. Que paralelamente representa la sistematización de la represión que fuera generalizada y dirigida a una población civil con el fin de aniquilarla por fuera de la Constitución Nacional, el abuso de poder, la ilegalidad de los métodos de tortura, todos delitos de lesa humanidad que el mundo, y a partir del 2003 el Estado Argentino, condena”, afirmó Ávila.

Seguir atacando y pisoteando al Ejército Argentino, tan vapuleado y desprestigiado en los últimos años, no contribuye en nada y delata las intenciones de algunos que sólo miran el pasado y poco aportan para el presente y futuro del país. 

En Cachi la naturaleza regala bellos espectáculos visuales en las vísperas de las fiesta en honor a San José


Un extraño fenómeno pudo ser observado en el cielo cacheño durante el fin de semana. Se asemejaba a un arcoiris, con colores bien definidos, pero sin su tradicional curvatura. Centenares de personas pudieron retratarlo. Algunos turistas contaron que tenía oscilaciones semejantes a los de una aurora boreal. “Durante esos días no llovió y el cielo estaba despejado”, contó un vecino.

Esto ocurrió en momentos en que la comunidad vive un tiempo de fe, ante la proximidad de la celebración de las fiestas patronales, en honor a San José. El fin de semana pasado comenzó el rezo de la novena en la parroquia local.
 
En Cachi la novena se vive de una manera especial. La gente es muy religiosa y los sentimientos hacia su patrono son sinceros, traduciéndose en ritos que entremezclan la tradición cristiana y las costumbres ancestrales paganas.
 
En la noche del domingo, el arzobispo de Salta, Mario Antonio Cargnello, y el párroco, Enrique Domínguez, estarán a cargo de las confirmaciones en el atrio del templo, donde luego tendrá lugar una velada artística con músicos locales. Se espera la confirmación de Pachaimanta y Los Teucos. También se realizará la tradicional Quema de Cardones.
 
Al día siguiente será el turno de las actividades centrales. Comenzarán en la mañana con una salva de bombas y el izamiento de banderas. Posteriormente se celebrará la misa en la plaza principal desde donde partirá la procesión, al mediodía. Luego, tendrá lugar un desfile de gauchos por avenida Güemes. Para finalizar, la comuna brindará un almuerzo en el complejo deportivo y posterior jineteada en la Bombonerita.

FUENTE