La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

jueves, 2 de febrero de 2012

Die 2 Februarii: In Praesentatione Domini


En tiempos de Jesús, entre los hebreos estaban en vigor dos leyes relacionadas con el nacimiento de los niños: una se refería a la madre, y la otra, al niño, cuando éste era primogénito.

La mujer que había dado a luz un hijo, era considerada impura, y, por lo tanto, indigna de entrar en el Templo durante cuarenta días, pasados los cuales, para purificarse debía presentarse en el Templo y hacer una ofrenda. El niño primogénito debía también ser llevado al Templo, para ser ofrecido a Dios; y luego podía rescatarse con la suma de cinco siclos de plata.

María Santísima no quería sustraerse a la Ley, aunque, evidentemente, hubiera podido creerse dispensada. ¿Acaso tenía necesidad de ser presentado a Dios, Aquel que era el mismo Dios? ¿Tenía Ella necesidad de purificarse cuando su alumbramiento no había hecho más que aumentar el esplendor de su virginidad…?

A estas leyes no estaban, ciertamente, sujetos ni la Santísima Virgen María, que era Virgen purísima y Madre por obra del Espíritu Santo, ni Jesús, que era el Hijo de Dios, y Dios Él mismo. Sin embargo, quisieron observarlas exactamente.

Así, pues, cuarenta días después del nacimiento de Jesús, María se presentó en el Templo de Jerusalén para purificarse y hacer su ofrenda, y presentar también a su Niño Jesús. San José se mostró en todo de acuerdo con Ella, a fin de que todo lo que estaba prescrito en casos semejantes fuese exactamente observado hasta en el menor detalle.

Se pusieron, pues, en camino, con el corazón rebosante de alegría, pensando que iban a cumplir un acto de religiosa obediencia: no sospechaban que lo que consideraban un misterio de alegría iba a verse acompañado de un trágico anuncio de dolor.

Jesús, en brazos de María y escoltado por José, entró por primera vez en la ciudad que había de verle un día con la Cruz a cuestas camino del Calvario. En tal circunstancia, San José, no sólo acompañó a María y a Jesús al Templo, sino que proveyó las dos palomas que María debía ofrecer por su purificación, según lo prescrito por la Ley a las madres pobres; proveyó, asimismo, los cinco siclos de plata para rescatar al Niño Jesús; ayudó a conducir en sus brazos al Divino Infante de Belén a Jerusalén, y junto con María lo ofreció a Dios en el Templo por medio de los sacerdotes.

A las puertas del Templo, José compró, pues, dos tórtolas para la ofrenda, ya que carecía de recursos para comprar un cordero. De este modo, la humilde pareja quedó encuadrada en el grupo de los pobres y, por eso, nadie se fijó en ella cuando atravesaron la explanada.

Fue ésta la primera vez que José compareció públicamente, como Padre de Jesús y como Jefe de la Sagrada Familia. Esta primera presentación fue muy dolorosa para él, puesto que veía a María considerada como madre según el simple orden natural, mientras era madre por un milagro; la veía aparecer como impura, mientras era santísima y purísima; la veía confundida entre las demás mujeres, y hasta con las mujeres pobres, no obstante ser la Madre de Dios. Además, veía al Niño Jesús presentarse como un niño cualquiera, cuando en realidad era el verdadero Hijo de Dios hecho Hombre.

Mas el Señor no tardó en consolarlo. En efecto, mientras él asistía al cumplimiento de la Ley de la Purificación de María y de la Presentación de Jesús en el Templo, un Santo Anciano, un hombre justo y temeroso de Dios llamado Simeón, el cual había recibido del Espíritu Santo la seguridad de que no moriría sin antes ver al suspirado Mesías, iluminado por Dios reconoció en aquel Niño al Salvador del mundo.

Simeón, viva personificación de Israel, tenía una única aspiración: ver al Mesías. Cuando descubrió a Jesús en brazos de su Madre, el Espíritu Santo que habitaba en él le advirtió en secreto que ese Niño era el esperado desde hacía siglos, el prometido de Dios.

Aproximándose con respeto, pidió que le permitieran tomarle en sus brazos y luego, alzándole, bendijo a Dios; y temblando de emoción, con el rostro iluminado con una especie de éxtasis, entonó un himno de victoria y de acción de gracias, y con trasportes de júbilo exclamó:

"Ahora, Señor, puedes ya dejar ir a tu siervo en paz, según tu palabra: porque han visto mis ojos tu salud, la que has preparado ante la faz de todos los pueblos; luz para iluminación de las gentes y gloria de tu pueblo, Israel."

El padre y la madre de Jesús —añade el Evangelio— estaban maravillados de las cosas que se decían de Él. Y no es que las palabras que acaban de oír fuesen para ellos una revelación, sino que les admiraba comprobar cómo la venida de su Niño al mundo era saludada por tantos testigos inspirados.

Tras bendecir a Dios, Simeón se volvió a José y María, bendiciéndoles también como para animarles en la tarea que habrían de cumplir. Simeón unió a José y a María en una misma bendición, ya que ambos habían contribuido, aunque en distinta medida, a la venida del Mesías.

Mas he aquí que ahora se dirige sólo a María. Al devolver el Divino Infante esta joven Madre, que acaba de serlo, no temerá hacer una aterradora predicción:

"Este Niño está puesto para ruina y salvación de muchos… Será hecho blanco y signo de contradicción… En cuanto a ti, tu misma alma la traspasará una espada…"

A San José no le dijo nada que le atañera personalmente. El instinto profético de Simeón parecía excluirle del doloroso destino del Gólgota, ya que Él no estaría presente. No obstante, su alma también se vería traspasada por una espada.

Escucharía al anciano con el corazón angustiado. ¿Cómo no iba a escuchar con indecible dolor lo que acababa de decir sobre su Hijo adoptivo y su querida Esposa…? La predicción le golpeaba tanto más cruelmente cuanto que lo que acababa de oír era, al mismo tiempo, tan vago y tan preciso que se podía temer cualquier cosa.

Así pues, Jesús tendría que sufrir contradicción: sería rechazado por una parte de la nación que esperaba desde hacía mucho tiempo a su liberador. Los hombres, por su causa, quedarían separados en dos campos opuestos; unos blasfemarían de Él, los otros le adorarían; para unos sería causa de salvación, para otros de caída.

Las palabras que Simeón ha dirigido a su Esposa también le causan pena: acaba de oír que está condenada a sufrir intensamente. ¡Cómo hubiera preferido José que hubiese sido a Él a quien le anunciaran todo eso! Al fin y al cabo su función consistía en soportarlo todo. Pero su Esposa…, tan dulce, tan pura, tan santa… ¿Era posible que Dios la destinara al dolor? ¿Por qué el anciano no se lo había dicho a él?

María y José entran en el Templo. La ceremonia se desarrolla sin pompa ni aparato. José deposita sobre el altar las dos tórtolas, excusándose ante el sacerdote por no poder ofrecer nada mejor a causa de su pobreza, y el sacerdote recita sobre María la oración prescrita. Luego, José saca de su bolsa los cinco siclos de plata exigidos para rescatar a Aquel que ha venido a rescatar al mundo.

La ceremonia ha terminado. Rápidamente, el sacerdote se aleja sin saber que acaba de verse implicado en el momento más glorioso de la historia del Templo. Ignora que el Niño que acaba de mirar con indiferencia es el Verbo Encarnado que, al entrar en este mundo, ha dicho a su Padre celestial: He aquí que vengo para hacer Tu voluntad.

Mientras tanto, llegó de improviso una Veneranda Anciana Profetisa, llamada Ana, la cual reconoció también en el Niño Jesús al Redentor del mundo, y se puso a manifestarlo así a todos los que estaban a su alrededor.

Con esto, San José ―y también ciertamente la Virgen María― al oír tales cosas, quedó maravillado viendo a Jesús reconocido cual verdadero Mesías por los dos Santos Ancianos, no ya en privado, como por los pastores en el establo de Belén, sino públicamente, en el Templo de Jerusalén.

Una vez terminadas las ceremonias prescritas por la Ley, los dos esposos parten de nuevo hacia Belén, donde José ha decidido establecer provisionalmente su morada. Pero el camino de vuelta no es tan alegre como el de ida. Hablan poco. Las palabras proféticas de Simeón continúan angustiándoles. María lleva en brazos al Niño y le estrecha contra su Corazón pensando en el destino trágico que le espera.

Balance turístico positivo del mes de enero en Tilcara: más familias y menos borrachos

Celebran el mejoramiento de la calidad humana de los visitantes

Los datos, relevados por el área turística de la Municipalidad de Tilcara, revelan que durante el Enero Tilcareño arribaron a la villa 13 mil visitantes, entre turistas de otras provincias y jujeños. En el mismo período del año anterior, ese número fue de 16 mil. No obstante, la ocupación hotelera fue plena.

En declaraciones a El Libertario, la jefa del área turística de la Municipalidad de Tilcara, Sandra Canteros, explicó que la reducción está relacionada con la campaña contra los excesos en el consumo de alcohol instrumentada en la villa y que desalentó la llegada de grupos del que apropiadamente podría llamarse “turismo etílico”.

“Se hizo mucha publicidad sobre las normativas y hubieron muchas advertencias sobre el descontrol en el consumo de bebidas alcohólicas”, añadió.

Un aspecto bueno de la temporada, dijo Canteros, fue el regreso del turismo familiar. “La temporada fue buena porque logramos lo que buscábamos, que Tilcara vuelva a atraer al grupo familiar, como era antes”, dijo. "La ocupación hotelera fue completísima todo enero y para el Carnaval ya está todo cubierto. Además, para atender la gran demanda que viene, algunas casas de familias se están preparando para alojar a los turistas", señaló.


Mano dura contra los promotores de la decadencia: un testimonio

La propietaria de un local comercial ubicado en la localidad de Tilcara, denunció que un grupo de efectivos policiales cometió “abuso de autoridad”, en ocasión de haber realizado una inspección relacionada a la venta de bebidas alcohólicas, y se refirió también a la persecución de la que dijo estar siendo objeto.
 
La ciudadana tilcareña Mariela Betiana Aramayo, en visita a Pregón, precisó que el local comercial del que es propietaria se encuentra ubicado en la avenida Villafañe sin número, en el acceso a la ciudad de Tilcara.
 
Dijo que el 20 de enero próximo pasado, se generó una situación desagradable en el local, ya que, siendo las 1:40 de la madrugada, estaba trabajando normalmente dentro del horario que le corresponde por la actividad comercial que realiza, y se apersonaron allí efectivos de la Comisaría Seccional 14 de Tilcara, quienes le solicitaron el certificado del REBA.
 
“Yo entrego mi documentación y en ese momento el jefe de la seccional levanta el tono de vos en forma agresiva y me dice que yo no puedo vender bebidas alcohólicas, y yo le cuestiono ¿por qué? si tengo toda mi documentación que me permita hacerlo sin ningún tipo de irregularidad”, refirió. Aclaró que a esa actividad comercial la desarrolla desde hace seis años, como copetín al paso, “y este año desde el municipio del pueblo se me niega la habilitación del mismo, porque supuestamente ellos justifican que esa categoría desapareció. Sin embargo, el municipio y la policía de la provincia llegan a un común acuerdo de que se van a seguir extendiendo dichas habilitaciones para aquellos que ya la mantienen desde hace años, no así para la gente que quiere iniciar esa actividad para este año."
 
"Ahora la irregularidad que se presenta con la policía tiene que ver con la habilitación que me dieron este año como ‘sandwichería’, la cual no se adapta para la actividad que realizo. No obstante esto, el día sábado veintidós de enero, siendo las 1:15 se apersona el personal de judiciales del Departamento de Leyes Especiales y cuando unos chicos estaban comprando un fernet para consumirlo en el lugar, el personal los demora en mi local, diciéndoles que tienen que atestiguar el incidente ocasionado con la propietaria y de nuevo me labran otra acta de infracción, volviéndome a resaltar que no puedo vender bebidas alcohólicas”, explicó la ciudadana. “Me interesa destacar -afirmó- el abuso de autoridad por parte de las autoridades policiales, sobre todo con el jefe de la Seccional 14, porque luego el maltrato verbal y con increpancia que me trató durante el acto de comprobación que si a mí no me parece ni me agrada lo que ellos me dicen, entonces que me dedique a otra cosa, que saque toda la bebida alcohólica que tengo en mi local y que me dedique a vender caramelos, galletas y gaseosas porque el no tiene tiempo para venir a controlarme todo el tiempo; cuando no es necesario, porque conozco muy bien lo que debo realizar."
 
"No conforme con haberme hecho dos actas de infracción entre viernes y sábado, el domingo a la madrugada, siendo las 4:30 hasta las 6:30 mandaron a mi local cuatro efectivos policiales a realizar vigilancia o algo parecido a mi local, para ver qué cosas hacía yo, porque a las 4:00 yo cerré como habitualmente lo hago, pero a puerta cerrada me quedo a organizar mi trabajo, hasta que termino, luego me retiro a mi domicilio, pero en ningún momento he estado vendiendo a puertas cerradas, porque en el interior de mi local estaba un amigo de mi hermano, mi hermano, mi hermana y yo."

Los "cerroristas": el nuevo enemigo "destituyente" del kirchnerismo


La resistencia

Frente a la inacción de la Justicia Federal, que lleva 13 largos años sin resolver la causa por contaminación contra Minera Alumbrera, y a la política "pro-minera" del Gobierno, es la sociedad la que se organizó para ponerle límites a esa empresa, acusada de envenenar con metales pesados las aguas de la cuenca Salí-Dulce.

En ese contexto, ayer tuvo lugar una jornada nacional de protesta contra la firma de capitales extranjeros, que explota el yacimiento de oro y cobre de Bajo La Alumbrera, en Catamarca, donde denuncian graves daños ambientales que afectan a la salud de la población.
 
Bajo el lema "Paremos a Alumbrera! Ni una Mina Más!", organizaciones socioambientales de toda la región reforzaron los bloqueos selectivos que llevan adelante en distintos puntos de acceso a la explotación minera, evitando el paso de los camiones de la empresa y sus proveedores.
 
Además, organizada por la Asamblea "El Algarrobo", de Andalgalá, se realizó una radio abierta durante toda la jornada en las zonas de los cortes, que se mantienen por tiempo indefinido en Tucumán, sobre la ruta 337, a 500 metros de Amaicha del Valle y en la zona de Fuerte Quemado, en la ruta nacional 40, en inmediaciones de las localidades catamarqueñas de Belén, Andalgalá y Tinogasta.
 
"Cumplimos con la jornada de protesta en medio de una situación tensa, debido a que teníamos información de que los camiones de Minera Alumbrera iban a intentar pasar por la fuerza, pero finalmente reconsideraron por la presión social y gracias a la presencia de distintos medios de todo el país. Tenemos entendido que los camiones decidieron volver a Chile, que es de donde provenían", relató a El Siglo Susana Olivera, integrante de la Asamblea "El Algarrobo", quien participó de uno de los piquetes que se realiza en la zona de Andalgalá.
 
La ambientalista confirmó que "los bloqueos selectivos, donde solamente se impide el paso de vehículos con insumos y materiales de la Minera, se mantienen por tiempo indefinido y en estado de alerta, porque hay fiscales que están ordenando el desalojo".
 
Olivera indicó que el objetivo de esta protesta es "para exigir el cierre del yacimiento de Bajo Alumbrera y que se revoquen las autorizaciones para exploración minera otorgadas a otras empresas en nuestra región, además de apoyar y adherir a los reclamos contra todos los emprendimientos de este tipo en el país".
 
La activista lamentó que "los gobernadores que defienden la minería estén siendo dóciles a los lineamientos que llegan de la Nación y que a su vez están siendo impartidos por las multinacionales a las que se les abrió las puertas en la Argentina".
 
Según Olivera, "es gravísimo el daño que genera la contaminación minera, que se nota cada vez más en la salud de la población, con casos de cáncer, enfermedades respiratorias y de piel. También estamos con una grave problemática por la escasez de agua, cuando Minera Alumbrera emplea e inutiliza millones de litros diariamente para llevar adelante su tarea. Es un genocidio a la larga el que están realizando las mineras, con el apoyo de algunos gobernadores que no defienden los reales intereses del pueblo", sentenció.

Por otro lado, los organizadores de la jornada nacional de protesta contra Minera Alumbrera, advirtieron que esa empresa "representa y ejemplifica el modelo extractivo y destructivo de los recursos naturales no renovables, que las multinacionales y el Gobierno nacional y provincial imponen como modelo económico. La contaminación de minera Alumbrera excede a Andalgalá, Belén y Santa María, afectando a Córdoba, Tucumán, Santiago del Estero, Santa fe y sigue extendiéndose, desbastando el territorio de igual modo que todas las mega-mineras que se instalan o pretenden instalarse en nuestro territorio".


Dinero sucio

En medio de las protestas y la polémica por Famatina, muchos dejan pasar un hecho cercano: la Universidad Nacional de Salta recibe fondos de la Minera Alumbrera, acusada de graves daños ambientales en Catamarca.

El diario salteño Punto Uno recordó en su edición de este martes que durante su campaña proselitista hacia el rectorado, Víctor Claros generó simpatías entre la comunidad estudiantil por oponerse a que la UNSa recibiera los fondos de la minera. Incluso, el rechazo a los fondos le sirvió para diferenciarse de la por entonces rectora Stella Pérez de Bianchi, quien tenía una mirada positiva sobre la recepción de aquel dinero. Sin embargo, promediando el primer año de su gestión, el oficialismo que conduce Víctor Claros aprobó a mediados de 2011 una resolución para la utilización del dinero proveniente de La Alumbrera.

Por otro lado, se conoció en las últimas horas que Armando 'Bombón' Mercado, ex marido de la ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner, asumirá esta semana como uno de los directores de la empresa.

El sitio Cronista.com informó que Mercado fue elegido por la flamante gobernadora kirchnerista de Catamarca, Lucía Corpacci, para asumir en el directorio de la compañía mixta estatal junto a Carlos Palacios, un ingeniero químico salido del riñón político de la mandataria. Ambos representarán al Gobierno provincial en el directorio de Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio, junto a los dos ejecutivos elegidos por la Universidad de Tucumán.

La interna inmunda: defensores de espurios intereses se unen para evitar la renovación de autoridades en el INADI de Tucumán

Una docena de organizaciones no gubernamentales de Tucumán advirtieron que se pretende despedir a la titular del INADI en la provincia, Teresa Ivankov, y anticiparon que se opondrán a la eventual designación de Gustavo Díaz Fernández en dicho cargo.

Este es el texto que enviaron a Contexto:

Ante la noticia sobre el cambio de autoridad en el INADI -delegación Tucumán-, los abajo firmantes queremos manifestar nuestro apoyo a la actual gestión, caracterizada por un trabajo proactivo, plural e igualitario, comprometido con los derechos humanos. Exigimos a la intervención nacional actúe ajustándose a la legalidad y rechazamos la eventual designación el Sr. Gustavo Diaz Fernández como delegado de dicha institución.

Resulta llamativa la decisión de cambio de una gestión del INADI-delegación Tucumán, que durante este tiempo ha propulsado actividades y construido espacios para posibilitar el trabajo mancomunado de organizaciones de la sociedad civil, desde un compromiso con los derechos humanos.

Algunos de los espacios donde hemos participado activamente  impulsados por el INADI local son: Acciones por los derechos de la diversidad sexual, actividades en forma permanente con las personas con discapacidad, con los pueblos originarios, con adultos mayores, con niños, niñas y adolescentes, con personas que viven con VIH, con migrantes.

En todos estos espacios quienes trabajamos a diario en defensa de los derechos humanos hemos encontrado en la actual gestión un lugar para compartir nuestro trabajo cotidiano y nuestra lucha por los derechos de las minorías históricamente postergadas.

Más preocupante aún, resulta el modo arbitrario por el que se ha pretendido despedir a la actual delegada regional, la Sra. Teresa Ivankov, mediante carta documento contraria a resolución vigente de vicepresidencia de la Nación.

Como organizaciones comprometidas con los derechos humanos que trabajamos hace años desde la sociedad civil tucumana, consideramos necesario hacer público nuestro enérgico repudio a la potencial designación como

En cuanto al Sr. Gustavo Díaz Fernández. Consideramos que una persona cuyo invariable accionar en los ultimos años se ha dirigido a difamar, boicotear, perjudicar y denunciar con acciones falsas y tendenciosas (algunas aún pendientes de resolución en la justicia) de manera sistemática a diferentes personas, tanto particulares como agrupaciones y organizaciones, que trabajan por los Derechos Humanos de todas y todos en sus diferentes áreas. No es una persona apta para dicho cargo.

Estos agravios han incluido a compañeras y compañeros que pertenecen o pertenecían a la Delegación Tucumán del INADI; además de haber objetado y denigrado el trabajo tanto de la delegada anterior, la Sra. Graciela Cárdenas, como el de la delegada actual la Sra. Teresa Ivankov; sin utilizar los canales de comunicación para una construcción democrática, pacífica de la institución, que nunca estuvieron cerrados.

Nos llama la atención que habiendo presentado las notas y denuncias pertinentes ante el INADI NACION sobre accionares cometidos por el Sr. Díaz Fernández, hoy sea él quien esté por ocupar un espacio que el mismo Díaz Fernández señaló de corrupto, encargándose de difamarlo, con el consiguiente debilitamiento de la institución.

Sostenemos que los valores que propician los DDHH, no solo se demuestran por la lucha en la ampliación de los derechos, sino que requieren una idoneidad moral y un compromiso práctico  ausentes en el posible candidato, lo cual ha quedado demostrado por su sistemática opción a un accionar antidemocrático, agresivo e injuriante. Por ello consideramos que, la posible asunción del Sr Gustavo Díaz Fernández significaría una involución en la construcción de un espacio integrador, pluralista y democrático en la provincia, como lo ha venido siendo el INADI. Así también, nos llena de preocupación la integridad psíquica y moral de nuestras compañeras y compañeros y de la sociedad civil, con un delegado sin las condiciones necesarias para ocupar un cargo de tal investidura como el mencionado.

CLUB DE OSOS TUCUMAN

ATTA TUCUMAN (Asociación de Travestis, Transexuales, Transgéneros argentina)

ANDHES (Abogados y abogadas del noroeste argentino en derechos humanos y estudios sociales)

ADN (Acción por los Derechos del Noroeste)

HOJAS DE TREBOL

Fundación DERECHO A MIS DERECHOS

TUCUMAN DIVERSO

CRUZADAS

FORO POR LA DIVERSIDAD

Tucumán libre de Tabaco

REDAR POSITIVA

FEDERACIÓN ARGENTINA LGBT

AGRUPACION DE TATUADORES Y PERFORADORES DE TUCUMÁN

E.R.P. (Encuentro para la Reorganización del Pueblo)

Jóvenes por la elección y el placer

Bolivianos en Argentina y argentinos en Bolivia: una situación asimétrica


Bolivianos en la Argentina

La presente temporada veraniega hace que numerosos contigentes de jóvenes argentinos crucen la frontera rumbo a Bolivia; la otra cara de la moneda es que miles de ciudadanos bolivianos han entrado de forma legal e ilegal a nuestro país por el Puente Internacional "Horacio Guzmán" que une las ciudades de La Quiaca y Villazón (Bolivia). La emigración masiva de países pobres como Bolivia a otro de supuestamente en mejores condiciones, ponen sin duda un dilema para el gobierno socialista del presidente Evo Morales.  

El movimiento migratorio en la frontera Norte se debe a situaciones dramáticas indudables, y muestran no tanto la supuesta "riqueza" del destino que escogen, sino las deficiencias económicas y sociales del lugar de origen, desde donde proceden las masas migratorias incontroladas. Atraídos por la visión de una vida mucho mejor de la que llevan en Bolivia, miles de bolivianos se han asentado en Argentina, y principalmente en las provincias de Jujuy y Salta, otro buen numero en provincia de Buenos Aires y urbes importantes donde las cifras, no siendo del todo fiables, rondan entre los 800 mil, de los cuales solo un porcentaje ínfimo están actualmente en una situación regular.

Al margen del drama social, de aquellos que pretenden vivir una nueva y mejor vida, son las necesarias prevenciones y políticas de contención y control que se deben aplicar. Una política de puertas abiertas puede ser beneficiosa a corto plazo en situaciones particulares concretas, mano de obra barata en el campo y un sinfin de trabajos que el ciudadano argentino rechaza por no ser de su "altura". Hoy las consecuencias a largo plazo están a la vista, inevitablemente y desastrosas, derivadas de inmensos grupos de población a los que el mercado del país no consigue ubicar. Y que por lo tanto, acaban formando núcleos marginales, que ocupan tierras y generan actos delictivos corrompiendo a sus propios compatriotas, aprovechándose de los servicios sociales básicos, además beneficios del Estado que ni el propio habitante originario puede acceder. Luego de cruzar el Puente Internacional con equipaje al por mayor, la espera en La Quiaca se vuelve interminable, quienes se dirigen a un destino esperan por largas horas o hasta a veces un día entero.

La cuestión es subir al ómnibus que los trasladara hacia el lugar elegido, donde los espera algún familiar o directamente "empleadores" sin escrúpulos. Mas allá de los problemas sociales y políticos que actualmente embargan al país andino, y quizás sea la causa de los "viajes" hacia nuestro país, una cosa está comprobada: la emigración desde Bolivia hacia Argentina proviene del origen que la motiva, y no del trato o tipo de vida que puedan llevar.  

Algunos vienen con la sana intención de trabajar honradamente, pero otros únicamente a integrar bandas criminales, redes delictivas que se filtran por los "agujeros" de una política de migración irresponsable. Estos flujos de personas, sin duda en la mayoría de las circunstancias buscan un porvenir mejor del que tienen hoy en Bolivia.


Argentinos en Bolivia

En la actualidad cuando se habla de una integración latinoamericana seguramente le vienen a la memoria los ideales de José de San Martín o Simón Bolívar. Qué lejos estamos hoy, en pleno siglo XXI, de lograr ese ideal de hermandad. Un caso puntual es la frontera de Argentina con Bolivia, donde es toda una odisea para los argentinos permanecer en el país altiplánico. Por ejemplo para residir en Bolivia es necesario contar con pasaporte, aunque no sea necesario para ingresar a ese territorio, además tener un certificado de Interpol que debe ser renovado cada dos años y que cuesta 700 dólares. Caso contrario ocurre en nuestro país cuando por el Puente Internacional "Horacio Guzman" ingresan cientos de ciudadanos bolivianos para residir en cualquier parte del territorio nacional, solo cumpliendo mínimos requisitos.

También si uno desea trabajar en Bolivia, para obtener la radicación definitiva, deben pasar seis años, igual sistema que en Estados Unidos, y para viajar a países no limítrofes hay que pagar una tasa en dólares.

Un legislador jujeño en la ultima sesión de la Cámara de Diputados exponía una situación que se vive a diario al otro lado de la frontera, aquellos compatriotas que se dirigen hacia distintas ciudades bolivianas en vehículos particulares, al momento de reabastecerse de combustible las estaciones de servicio no quieren vender, aduciendo existe una ley que beneficia a los conductores locales, por lo tanto la "coima" es la única forma de cargar combustible. Esa palabra de cinco letras al final termina siendo habitual, porque para todo hay que "pagar" durante el trayecto del viaje, funcionarios policiales y aduaneros que no tienen los mínimos estudios, exigen pago de cánones hasta de la ropa personal del viajante, caso contrario amenazan con retenerles la documentación o incluso llevarlos detenidos. Lamentablemente la legislación boliviana está escrita, pero algunos la interpretan a su manera y conveniencia.

Durante los meses de enero y febrero miles de argentinos cruzan la frontera para conocer el vecino país. Las vacaciones pasan de ser un momento grato a tener que gastar fortunas por atención médica. Las enfermedades mas comunes son diarreas y fiebre alta, para que un argentino reciba atención medica debe pagar caso contrario no es atendido. En la frontera norte sucede eso aunque se hayan anunciado con bombos y platillos convenios sanitarios, al otro lado del río internacional no se cumplen en lo más mínimo. El hospital "San Roque" de Villazón no brinda atención a ciudadanos extranjeros a menos que abonen. Sin embargo el hospital "Jorge Uro" de La Quiaca no discrimina entre nacionalidades y ofrece una atención sobresaliente a los habitantes de ambas ciudades. Cada país defiende sus derechos y ciudadanos, quizás alguna vez los pensamientos bolivarianos y sanmartinianos se vean reflejados en las actitudes de países "hermanos" para con los habitantes del suelo argentino.