La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 24 de diciembre de 2012

El joven Gerónimo Saravia al parecer se resistió a la autoridad y generó un escándalo en Salta

Una feroz golpiza habría recibido el conocido rugbier salteño Gerónimo Saravia por parte de personal policial que lo confundió, supuestamente, con un ladrón o delincuente, la noche del viernes. Durante el procedimiento habría recibido una descomunal paliza de un grupo de policías, entre ellos personal de la Brigada de Investigaciones.

Por el hecho, el rugbier fue internado en delicado estado en una clínica privada, según mencionaron las personas que se comunicaron ayer con El Tribuno.

El suceso ocurrió en las últimas horas del viernes, cuando Saravia se retiró de una reunión con amigos en el paraje La Isla, cercano a esta capital. De retorno a la ciudad, vio que una camioneta lo seguía de cerca por lo que decidió acelerar. Un poco más adelante -según el relato de las fuentes- el vehículo de Saravia fue interceptado por un VW Polo, del cual se bajaron hombres armados con Itakas. Saravia entró en pánico, puso reversa y chocó su auto con la camioneta que lo seguía por detrás. Mediante una maniobra, logró escapar hasta que vio un móvil del 911. Se detuvo para pedir ayuda y fue en ese momento en que sus perseguidores le dieron alcance y le reventaron el parabrisas, la luneta y comenzaron a golpearlo hasta dejarlo prácticamente inconsciente.

Pero nada de esto habría trascendido de no ser por los carteles y panfletos que aparecieron en la tarde del sábado en cancha del Jockey Club.


En un parte de prensa difundido por el Gobierno provincial, se confirmó la noticia que dio a conocer El Tribuno en relación a la golpiza que sufrió el rugbier Gernónimo Saravia, jugador del Jockey Club por parte de policias que no se identificaron y que lo persiguieron a lo largo de la ruta 26, al confundirlo con un delincuente.

El parte de prensa indica lo siguiente:
"Con relación a los hechos sucedidos en las primeras horas del sábado 22 de diciembre del corriente, en los que resultara damnificado Gerónimo Saravia, jugador del Jockey Club de Salta, el gobernador de la Provincia Juan Manuel Urtubey instruyó al ministro de seguridad Eduardo Sylvester, a fin de que se adopten las medidas necesarias para identificar a los responsables y que sean sancionados con las medidas que correspondan.
Sylvester ordenó la suspensión preventiva y la separación de la fuerza de los 14 efectivos intervinientes, incluyendo al jefe de unidad regional, iniciándose asimismo el correspondiente sumario administrativo, a los efectos de determinar las responsabilidades y sanciones previstas en la ley.
Al igual que en todos los otros casos en los cuales se investiga la responsabilidad por el accionar de efectivos policiales, el Gobierno de la Provincia dio inmediata intervención a la fiscalía correspondiente, a fin de que se labren las pertinentes actuaciones judiciales, en el convencimiento de que las conductas irregulares como la constatada en el presente hecho, desprestigian a la fuerza policial y no son ni van a ser toleradas en modo alguno por este Gobierno".

FUENTE

4 comentarios:

  1. Este forro quiso eludir a la policía y recibió su merecido. Lástima que unos trabajadores tengan que pagar porque le aplicaron un poco de justicia a un hijo del poder.

    ResponderEliminar
  2. Obviamente vas a escapar de un vehiculo que no tiene identificacion del cual se baja gente armada.
    La Policia accionó mal dado que debe identificarse e inmovilizar al sospechoso y no darle "una descomunal paliza" por más que la persona se ponga inquieta siendo que ellos son profesionales y saben (o al menos deberían saber) como actuar en esas circunstancias.
    El abuso de autoridad es injustificable y además es un delito que tiene una pena de cumplimiento efectiva, la cuál correctamente se les va a aplicar a estos Policias.

    ResponderEliminar
  3. Para escaparle a unos tipos armados hay que ser temerario, porque obviamente te pueden poner dos tiros y hacerte mierda. O Saravia estaba muy drogado o bien sabía que eran policías. Se quiso hacer el loco envalentonado porque tanto anabólico le agrandaron el cuerpo pero le achicaron el cerebro, les gritó que era pariente del gobernador, y los canas hicieron lo que deben hacer, y lo hicieron al mejor estilo salteño.

    ResponderEliminar
  4. estos cholos me tienen las bolas bastantes llenas, creen que pueden chocar autos de la policia, pegarle a los oficiales y huir a toda velocidad todo porque no quieren que le hagan el antidoping y para ocultar que llevaban un travesti para enfiestarlo.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.