La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

viernes, 28 de diciembre de 2012

Alperovich subestima al pueblo argentino

No sabe, no contesta

Todavía no hay certezas acerca de cuáles fueron los motivos o quiénes son los responsables de los desmanes que se cometieron el sábado pasado en el centro de San Miguel de Tucumán. El gobernador, José Alperovich, se refirió ayer a estos sucesos, aunque no ofreció una respuesta que ilumine la penumbra que cubre los hechos delictivos cometidos ese día.

Al ser consultado sobre la hipótesis que baraja el Poder Ejecutivo (PE), remarcó: "no sé. No manejamos hipótesis". Cuando se le preguntó si en el PE piensan que estos hechos podrían ser atribuidos a algún sector, optó por no responder.

El sábado, durante más de tres horas, miles de tucumanos caminaron atemorizados por los supuestos saqueos que se cometían en la capital y sus alrededores. Todo había comenzado cerca de las 18: según la Policía, el primer hecho delictivo -un presunto arrebato- ocurrió en la zona de El Bajo. "Luego se desató una psicosis generalizada", dijeron desde la fuerza.

Pero, en esa psicosis generaliza, murió Ramón Rosario Acosta (40 años) cuando circulaba por el cruce de Amadeo Jacques y autopista de Circunvalación y fue aplastado por un camión. El chofer del vehículo lo chocó por esquivar a un grupo de supuestos saqueadores. Hubo varios aprehendidos, pero todos quedaron libres porque la Justicia determinó que no tenían vínculo con los hechos. Según autoridades judiciales y policiales, no se inició una investigación de fondo porque no hay denuncias.


El autogolpe

El gobierno considera que los saqueos, en especial contra shoppings y supermercados serán un medio que, al permitirle victimizarse, lo apuntalará ante la opinión pública frenando la abrupta caída que la imagen presidencial tiene ante ella. Por lo que se ha dispuesto una serie de metodologías para llevarlos a cabo con más éxito -para la imagen gubernamental- que los que organizaron el 21 y 22 de diciembre.

En los barrios y en las periferias de los centros urbanos dejaron de lado la movilización masiva hasta antes del 31, pero continúan las amenazas y algaradas de pequeños grupos en los almacenes, en los auto-servicios, en los kioscos, en los supermercados chinos, frigoríficos, depósitos, tiendas de indumentaria, etc. En estos negocios de cualquier rubro violentan persianas, rompen puertas de accesos, y si la situación da para ello, arrasan en grupos de 40 / 50 personas a cualquier hora de la noche.

Los dueños de los negocios están, en su mayoría, pernoctando adentro de sus locales y en algunos casos con sus familias para evitar los saqueos o ya a esta altura robos desatados y en banda. Los llamados al 911 son constantes. Hay zonas del conurbano metropolitano y en aledaños de Rosario, Córdoba, Mar del Plata y Mendoza donde la gente se encuentra aterrorizada.

En cada lugar o zona donde se produjeron saqueos, la Policía, y también Gendarmería, detuvieron gente y secuestraron armas.

No hay datos exactos del número de detenidos ni de su filiación. La autoridad policial tiene prohibido dar estos datos y el periodismo ha encontrado fuerte oposición cuando ha intentado recabar información sobre los detenidos. Ésta es una de las causas por las que los medios de prensa no informan acabadamente acerca de estas cuestiones.

Tampoco se ha podido obtener información de las armas secuestradas. Las policías recibieron orden de acuartelamiento y un buen porcentaje del personal de Policía Federal, Gendarmería y Prefectura no ha tenido franco desde el 21/12 sin poder ir a su casa. Recién hoy parte de estos efectivos pudieron salir de los acuartelamientos.

Los principales secuestros de armas fueron en Tucumán, en Río Negro, Corrientes, Rosario, Capital y en el GBA.

En estos momentos están desarrollando una tarea denominada Técnica de Desgaste y Confusión. Llamados al 911 sobre supuestos hechos de saqueos y robos inexistentes, lo que obliga a movilizar efectivos hacia un lugar mientras atacan en otro lado. También el 24/12 a la noche hicieron colapsar al SAME.

El 35% de los más de 800 detenidos en todo el país pertenece a organizaciones de ultra-izquierda, funcionales desde siempre al poder K y al Vatayón Militante (presos con permisos y salidas especiales). Ésta sería una de las causas por las cuales el gobierno no da a conocer el listado de detenidos. La presión sobre las fuerzas de seguridad para que no den a conocer número y nombre de los detenidos y sus antecedentes la lleva a cabo el gobierno nacional mediante el Secretario de Seguridad Sergio Berni (a) “el soldadito de juguete” o “Rambo de cabotaje”.

En los ataques del 21/22 se vieron camionetas pertenecientes a distintas comunas del conurbano bonaerense. También personas con camisetas blancas y verdes con la inscripción Moyano Conducción que tenían como objetivo inculpar al dirigente de Camioneros. En general el servicio de Inteligencia de Gendarmería los tienen identificados como integrantes del Movimiento Evita, de la Tupac y de grupos anarquistas-libertarios, todos ellos funcionales al Gobierno. Aunque no se confirmó, hay testigos que aseguran haber escuchado voces con acentos centroamericanos entre los atacantes.

Por ahora han decidido parar hasta el 31/12 los ataques a centros comerciales. En estos días se han concentrado en los pequeños comercios de barrio como una suerte de gimnasia prerrevolucionaria. Ésta es una forma de volver a ganar la calle como estrategia luego de los golpes sufridos por el oficialismo el 13S y el 8N.

Cuando los saqueos recomiencen, el plan a seguir es implantar el estado de sitio para poder entonces censurar a los medios de prensa críticos y eventualmente encarcelar, aunque sea por pocos días, a todo aquel que piense distinto.

A los efectos de silenciar y hasta suspender Internet, la SI (Secretaría de Inteligencia) tiene desarrollado un nuevo programa que podrá interferir mails, blogs y también los diarios on line.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.