La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

viernes, 23 de noviembre de 2012

Una horda enajenada de más de cien delincuentes arrasó con un barrio de Orán

Una jornada de terror vivieron ayer, a partir de las 15 y por espacio de más de una hora, los vecinos de la urbanización Pedrana, situada en la zona oeste de la ciudad, cuando más de 100 patoteros del barrio Estación, un núcleo habitacional surgido como asentamiento, salieron a destrozar todos los automóviles de las playas de estacionamiento del complejo de edificios.
 
Los patoteros, en su gran mayoría adolescentes, emergieron a toda carrera munidos de piedras, palos y armas de fuego, causando terror en los residentes, quienes salían desesperados de sus departamentos para poner en marcha sus vehículos y ponerlos a resguardo.
 
Fue tal la batahola que se generó, que un contingente de policías, fuertemente pertrechados, salió a contener a los belicosos. Ante el tenor de los acontecimientos y cuando toda la zona, situada a menos de 12 cuadras del centro de San Ramón de la Nueva Orán, era un caos total y se escuchaba el ruido de los cascotazos, palos y tiros, el intendente local, Marcelo Lara Gros, se hizo presente en el lugar.
 
La ira de los patoteros, en su mayoría de entre 12 y 16 años, pero entre los que también había adultos, se desató por algo simple: por la presencia de policías patrullando por la zona, luego de que una mujer denunciara que a su hijo lo habían golpeado y otra fuera derivada al hospital tras ser atacada con un arma blanca para arrebatarle la cartera.
 
Pasaron cosas curiosas: otros vecinos del barrio Estación salieron a denunciar dónde se vendían drogas. “Vayan allá”, le indicaban a los policías. Las escaramuzas cesaron cuando los efectivos lanzaron gases e iniciaron una carga contra los agresores. En la refriega resultaron detenidos tres mayores y un policía resultó con heridas de consideración.
 
Al final del triste episodio, los uniformados se retiraron protestando a vida voz. “Por vos no tenemos balas, gases ni nada... Hacé algo”, le gritaban sin eufemismos a Lara Gros.
 
No es la primera vez que suceden hechos de esta naturaleza en la zona, ya que hace un mes las playas de estacionamiento del núcleo habitacional Pedrana, donde habitan empleados y profesionales de clase media, fueron atacadas con el objeto de destruir los automóviles.
 
El intendente Lara Gros se comprometió con los vecinos a que el próximo miércoles firmará un convenio con las autoridades del comedor Cristo Pobre, para que comience a funcionar allí un destacamento.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.