La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 12 de noviembre de 2012

Un salteño travestido denuncia a la policía con argumentos poco verosímiles

Ruth Rojas, una travesti prostituta de 35 años, denunció haber sido víctima de una brutal golpiza y abuso de autoridad por parte de la Policía. Presenta heridas, hematomas y excoriaciones en su torso, brazos y piernas, por lo cual permanece en reposo y medicada con calmantes. Le practicaron dos puntos de sutura en la cabeza. 

El hecho ocurrió en la madrugada del martes, alrededor de las 6.15, en la zona sur de la capital salteña, causando impacto entre los vecinos. “Yo venía manejando mi automóvil VW Bora negro por la calle Tavella. Regresaba de bailar del boliche El Cairo, en la Balcarce. Adelante mío iba un taxi Duna rojo, patente DQI 703, conducido por Luis Angel Carrizo. Justo en un semáforo, frente a Cofruthos, el taxista retrocedió y me chocó. Me bajé para ver qué había sucedido, pero como no hubo daños seguí mi camino a casa”, relató a El Tribuno Ruth Rojas.
 
Tras unos cinco minutos, cuando llegó a su vivienda, situada en la manzana 69, casa 17 del barrio San Carlos, “lo vi a él junto con un montón de policías del 911 y del destacamento. El taxista les exigía a mis hermanas que le dieran $100. Un policía también se bajó de un móvil y me dijo: "Rojas, él quiere que le des $100 y se acaba todo. Yo enfurecida les respondí que no iba a darle ningún dinero porque él me había chocado, además no habían daños, ni heridos”, sostuvo.
 
“Me subí al auto para dirigirme al destacamento y hacer la denuncia pero a los pocos metros me interceptaron. Vino un patrullero del 911 y otro del Gopar (Grupo de Operaciones de Alto Riesgo), uno de cuyos hombres hizo estallar los vidrios de la ventanilla de un codazo. Yo me agarré del volante, pero me tomaron del brazo y del cabello y me sacaron por la ventanilla, causándome golpes y cortaduras. Me dijeron "­puto, sidoso' y me llevaron a la rastra hasta dentro del destacamento”, explicó la travesti, al tiempo que señalaba las marcas en su cuerpo. Rojas fue trasladada al Centro de Contraventores por resistencia a la autoridad y se le entregó la libertad luego de unas horas, a las 11.
 
“Como todo fue tan rápido no recuerdo la cara de los policías que me agredieron. Uno de ellos era trigueño, de 1,70 de estatura y robusto. Dos policías del destacamento San Carlos me dieron las identidades de los policías del Gopar que me lastimaron y me aconsejaron que los denuncie porque siempre actúan de esa forma”, aseguró la víctima, quien radicó una denuncia en la subcomisaría de Vaqueros, “porque en mi barrio no me la recibieron", expresó. Ruth fue asistida en la salita de Vaqueros por las heridas sufridas.

Yo trabajo como prostituta, sé que no es legal pero no encuentro otra forma de ganarme la vida y constantemente tengo inconvenientes con la Policía porque abusan muchísimo de su autoridad con nosotras. No es la primera vez que me pasa algo así. Si me piden que me retire, lo hago. Pero estoy cansada de que me insulten. No tengo nada contra la Policía, mientras sean educados conmigo, yo también lo soy. Pero están ensañados y donde pueden me golpean”, dijo Rojas.
 
“Pido Justicia y que a estos efectivos les llamen la atención. Ojalá tomaran conciencia de que somos seres humanos y, quieran o no, formamos parte de la misma sociedad. Solo pido respeto por la diversidad de género. No tengo fobias contra los uniformados, pero ellos sí a nosotras”, culminó Rojas.

Contrariamente a lo denunciado por Ruth Rojas, fuentes policiales extraoficiales informaron que “aparentemente este señor estaba borracho y chocó a un taxi. Se resistió y se dio a la fuga. No se quiso bajar del auto”, dijeron. “Cuando la Policía se constituyó en su casa -agregaron-, un familiar dijo que les iba a arrojar agua hirviendo a los efectivos y Rojas se volvió a fugar. Cuando fue interceptado, dijo que tenía sida y rasguñó a tres efectivos. Por ese motivo, el personal afectado solicitó la intervención de la ART. Asimismo, el jefe del destacamento del barrio San Carlos y una oficial de servicio radicaron sendas denuncias ante la fiscalía penal 3, a cargo de un auxiliar de apellido Rodríguez”.
 
Un peritaje de tránsito al vehículo VW Bora, que fue secuestrado y se halla frente a la sede de la dependencia policial de barrrio San Carlos, fue ordenado por la Justicia.

FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.