La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 19 de noviembre de 2012

Un ex-policía detiene por casualidad a un delincuente que tenía un pedido de captura

Eran las 9.30 del martes y María Albornoz esperaba que la atendieran en una verdulería ubicada en Diagonal Norte al 2.300, en Villa 9 de Julio. La acompañaba su nieta de siete años, con quien había salido a comprar en su moto nueva. En ese momento, dos individuos ingresaron armados, amenazaron a todos y encañonaron a la niña, contó Rodolfo Luna, marido de Albornoz y ex miembro de la Brigada de Investigaciones de la Policía.

Según el hombre, les robaron a todos. En el caso de su esposa, le quitaron la cartera y la moto. Cuando la mujer volvió a la casa y relató lo que había sucedido, su esposo se enfureció y se propuso atrapar a los delincuentes.

Después de escuchar la descripción de los individuos, salió a buscarlos. Lo acompañaron tres empleados del Área Investigativa de la seccional 6°, quienes indagaron a vecinos y transeúntes. Así determinaron que los sospechosos eran Mario Juárez y otro joven apodado "Chumuco", quienes suelen frecuentar el barrio 80 viviendas.

Mientras recorrían esa zona, sorprendieron a ambos individuos circulando en la motocicleta de Albornoz, una Honda Biz gris. Luna reconoció el rodado e iniciaron una persecución que derivó en el medio de los pasillos del barrio.

"Chumuco" consiguió escaparse, pero Juárez fue atrapado después de pelear mano a mano con el esposo de la víctima. Cuando lo llevaron a la base de la mencionada dependencia, supieron que el joven de 21 años tenía una orden de detención dictada en agosto por el Juzgado: desde la fuerza informaron que Juárez habría participado del asalto a un drugstore de avenida Alem al 600, perteneciente a dos hermanos policías, ocurrido la madrugada del 14 de mayo.

Aquella noche, dos individuos llegaron en un Volkswagen conducido por una mujer e ingresaron armados al local con la intención de llevarse la recaudación. Pero uno de los propietarios advirtió rápidamente que se trataba de un robo y también extrajo un arma.

Los cuatro se trenzaron en una violenta pelea, en medio de la cual se produjeron varios disparos hasta que uno de los delincuentes cayó muerto.

Su cómplice consiguió huir. La conductora del vehículo, en tanto, entró en una crisis de nervios, se bajó del auto y corrió para intentar auxiliar a su pareja, que ya estaba muerta dentro del comercio.

Minutos después, llegó la Policía y la detuvo. Hasta la semana pasada, sólo les faltaba encontrar al otro sujeto, que sería Juárez, para cerrar el caso.

FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.