La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 5 de noviembre de 2012

Salteños repudian las perversidades que el proyecto de reforma del Código Civil promueve como mayor logro

Representantes de diversos sectores tuvieron la oportunidad de expresar su opinión sobre los principales cambios propuestos en el proyecto de ley de reforma del Código Civil y Comercial de la Nación. El evento fue organizado por los Senadores nacionales Sonia Margarita Escudero y Juan Carlos Romero, quienes elevarán luego a la Comisión Bicameral las conclusiones y ponencias presentadas durante la jornada.
 
El objetivo de esta convocatoria es escuchar los cuestionamientos y las observaciones al proyecto, no sólo con el fin de conocer el pensamiento de las instituciones salteñas sino con el fin de trasladar a la discusión del nuevo Código las modificaciones que consideremos viables y necesarias, intentando que el debate sea abierto y participativo y que no se haga a libro cerrado como ha ocurrido con otras leyes trascendentes”, explicó el Senador Romero.
 
Por su parte, la senadora Sonia Escudero indicó que “la reforma incluye cambios revolucionarios en distintas materias” y, en tal sentido, resaltó que “ciertas modificaciones en el derecho de familia generan algunos dilemas éticos, especialmente en lo que hace a la subrogación de vientres”. Asimismo, expresó la necesidad de incluir en el proyecto algunos conceptos eliminados por el Poder Ejecutivo Nacional “como por ejemplo la garantía del acceso al agua potable para todos los habitantes”.
 
Tras escuchar el análisis de destacados expertos como el profesor universitario Renato Rabbi-Baldi Cabanillas; el ex senador y ex diputado nacional Raúl Baglini (UCR); y los abogados Beatriz Escudero; Robinson Rodríguez; Nelda Villada Valdez; María Isabel Rodríguez; y Guadalupe Valdez, fue el turno de los 52 oradores inscriptos.
 
Entre otras personalidades participaron el Arzobispo Mario Cargnello, el Obispo de Orán, Marcelo Colombo, el Padre Méndez; el concejal capitalino Aroldo Tonini; el presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, Oscar Briones; y el presidente del Colegio de Escribanos, Mariano Coll Mónico.
 
También hubo representantes de la Universidad Católica; del Comité de Bioética del Colegio de Médicos de Salta; del Colegio de Arquitectos; de COPAIPA; alumnos del Bachillerato Humanista y del Instituto Santísima Trinidad; representantes de iglesias evangélicas; del Centro de investigaciones de la Problemática Familiar, además de otras instituciones de la sociedad civil.
 
Al término del encuentro –que se extendió por 8 horas- la senadora Escudero recordó que la audiencia respondió a un pedido de algunas instituciones salteñas, al tiempo que explicó que “en un primer momento las autoridades de la Comisión Bicameral para la Reforma del Código se negaron a realizar una audiencia en Salta atento a las limitaciones de tiempo impuestas para el tratamiento del proyecto, motivo por el cual junto con el senador Romero organizamos este encuentro”. Posteriormente, la comisión decidió prorrogar y ampliar el cronograma de audiencias en el interior, por lo se incluyó una reunión en nuestra provincia, prevista para el próximo 9 de noviembre.
 
Para finalizar, la legisladora analizó que “existe una preocupación en la sociedad en relación con algunos cambios profundos planteados en el proyecto, donde la institución más valorada por los jóvenes en América Latina, como es la familia, se encuentra amenazada”. Por otra parte, “algunos sectores plantearon sus objeciones por la discriminación que se plantea entre distintas categorías de hijos según sean biológicos, adoptivos o concebidos por fecundación in vitro, ya que a éstos últimos no se les reconoce el derecho a la identidad lo que contradice Convenciones Internacionales que la Argentina ha firmado”.
 
Por último, la Senadora Escudero señaló que “los expertos concluyeron que la reforma contiene errores, pero también algunos aciertos en materia de contratos, derechos reales y sucesorios”. Finalmente, a modo de balance, sostuvo que “subsiste una gran preocupación en la ciudadanía porque se pretende avanzar aceleradamente con algunos cambios sobre los cuales no existe suficiente consenso y que merecen un análisis más profundo”.
 

6 comentarios:

  1. Como siempre la oligarquia establecida pretende perpetuar el dominio sorbe el pueblo cuestionando la ampliacion de los derecho de los postergados en su nombre, paradójico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay ninguna oligarquía cuestionando la ampliación del derecho, en todo caso hay una aristocracia (gente que cultiva la virtud) tratando de evitar la decadencia social. De esa decadencia los únicos que se benefician son los mercados. Todas estas movidas pro-libertinaje son fruto del capitalismo, que necesita de la atomización para vaciar a las personas y hacer que se vuelquen al consumo desenfrenado para llenar esos vacíos.

      Eliminar
  2. Vergalito tenés todos los coneptos dados vueltas. El capitalismo es el principal explotador de los ignorantes y sometidos. Ese mismo sistema es el que brinda bienes de consumo a cambio de esfuerzo fisico y resignación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy al derecho, dada vuelta estás vos.
      El capitalismo tiene dos palancas: producción y consumo. Te explota horrendamente para que después disfrutes hedonistamente, te permite disfrutar hedonistamente para que aceptes la horrenda explotación. Es un círculo vicioso.
      La industria llegó para remplazar a la artesanía. Cuando la industria venció a la artesanía y homogenizó al mercado a través de la estandarización, se dio cuenta que para seguir creciendo necesitaba de nuevos mercados. Si las necesidades estaban satisfechas, ¿qué hacer? ¡Pues crear más mercados!
      Los aberrosexuales y todas las minorías son alentadas bajo esa consigna: que se reconozcan como "diversos" o "diferentes", para que de esa manera inventen necesidades nuevas y los mercados puedan expandirse.
      El gran problema de ello es que lo único que hace es atomizar. En una sociedad atomizada el único contacto válido es a través del dinero. Yo no te puedo tocar ni vos a mi (o si sucede se desenvuelve un pleito judicial), pero el dinero si puede tocarnos a ambos. La libertad que ustedes buscan es nada más que la libertad de poder consumir y desentenderse del resto de las personas. De allí que tu discurso sea pro-genocida: el que no consume y no produce (el bebé por nacer, el anciano, el paralítico) merece la muerte más horrenda posible, no sirve para el sistema. Un puto, un indio, un vampiro o cualquier idiota en general si puede hacer funcionar la maquinaria capitalista, por ende merece leyes que no sólo no le impidan ser quien es sino que hasta lo estimulen a ser quien no es.

      Eliminar
  3. La ampliacion y el reconocimiento de derechos no tiene nada que ver con el mercado capitalista.
    Además las sociedades siempre fueron atomizadas a pesar de los esfuerzos de los sectores que han intentado historicamente imponer un pensamiento unico y una forma de vida que casualmente es funcional a ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las sociedades han tenido como base a las familias no a los individuos (el propio Engels escribió un libro muy famoso sobre el asunto). Margaret Thatcher, una cultora del capitalismo más salvaje, decía -siguiendo a Hayek- "la sociedad no existe, existe el individuo". La ampliación de derechos de ahora se hacen todas impulsada por el consumo, como bien expliqué. Es tan claro que el que no lo admite no lo hace por iluso, sino por cínico.

      Eliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.