La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Garré y Berni en el NOA: ¿dos ciegos que no quieren ver o dos cómplices del delito?

Berni: las fronteras están mejor sin gendarmes

Aunque los discursos y mensajes políticos tienden a minimizarlos, los avances del narcotráfico por la frontera norte del país son cada vez más contundentes y preocupantes. Crecen las causas penales, los secuestros y detenidos. También los vuelos clandestinos que vulneran el espacio aéreo y los crímenes mafiosos que arrecian a uno y otro lado de la línea.
 
Salvador Mazza es una de las poblaciones fronterizas que ven, azoradas, cómo gana terreno el crimen organizado detrás de las drogas, abarrotando las cárceles con hombres y mujeres convertidos en “mulas” y “camellos”, comprando conciencias dentro de las propias fuerzas de seguridad.
 
El pasado lunes, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, sobrevoló todo ese frente fronterizo hasta las cercanías de Misión La Paz y Pozo Hondo, en la frontera de Paraguay, en medio de un hermetismo casi total.
 
Mucha gente se sorprendió en parajes de San Martín y Rivadavia con los estruendosos helicópteros con los que Berni, el flamante director general de Gendarmería, Enrique Zach, y los jefes de la regional y los destacamentos norteños de la fuerza recorrieron esos extensos bordes limítrofes de San Martín y Rivadavia con Bolivia y Paraguay.
 
¿Con qué motivos? Oficialmente nada se aclaró. Extraoficialmente, se supo que el paso rasante de Berni por esos suelos del norte salteño terminó sin ningún anuncio concreto en relación con la decisión que vecinos de Salvador Mazza y autoridades del Ministerio de Seguridad de Salta pidieron revisar. Esto es el repliegue de Gendarmería hacia Aguaray. Lejos de asumir la posibilidad de una marcha atrás, jefes de la fuerza justificaron la medida. Uno de los comandantes, por lo bajo, aseguró que la relocalización cuestionada por vecinos de Salvador Mazza es parte de una “nueva delimitación de áreas” con la que espera “optimizar las operaciones” de Gendarmería desde las dos bases del departamento San Martín. La de Tartagal, según se dijo, se ocuparía más de los flancos de Rivadavia, mientras que la de Aguaray haría lo propio desde la línea de la ruta nacional 34 hacia las zonas serranas del oeste.
 
Ayer, en su segunda jornada en el norte salteño, Berni sobrevoló las áreas fronterizas de Aguas Blancas (Orán) con la localidad boliviana de Bermejo. En esta recorrida fue acompañado por el gobernador Juan Manuel Urtubey y el ministro de Seguridad de la Provincia, Eduardo Sylvester. También aquí faltaron anuncios concretos y el funcionario nacional regresó a Buenos Aires llevando una serie de pedidos, entre los que se incluyen una cárcel o una alcaidía en la zona norte y mas recursos para el único Juzgado Federal de Orán que tiene en trámite 19.800 causas, con 15 empleados y un solo juez. La mitad de esos expedientes son penales y se relacionan fundamentalmente con el narcotráfico.

El 11 de diciembre del 2011 por orden del Ministerio de Defensa se trasladó a Gendarmería de la localidad de Salvador Mazza a la de Aguaray. En esa fecha, la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, explicaba que solo se trasladaría la cúpula de la fuerza. Pero el 5 de enero, de 300 gendarmes solamente quedaron unos 60 en el lugar y un equipo de civil. Y el escuadrón 54 pasó a Aguaray.
 
Hoy, las instalaciones se ven abandonadas y comienzan a deteriorarse mientras los pobladores expresan su malestar por una decisión que consideran desacertada.

FUENTE

Garré: la inseguridad se soluciona sin intervención del Ministerio de Seguridad

Desde ayer, la delegación Regional Noroeste del Ministerio de Seguridad de la Nación funciona en Tucumán. Para inaugurarla, Nilda Garré viajó a esta provincia y participó del corte de cintas en Laprida al 1000, donde destacó la vocación federal del área que conduce. "Ya tenemos una oficina en el NEA y queríamos tener una en la zona NOA para mantener una relación mas fluida y un enlace más eficiente que nos permita obtener un mejor diagnóstico y articular acciones para hacer más eficiente la gestión", explicó.

Respecto a las particularidades de esta región, Garré mencionó la cercanía con países productores de cocaína. "Acá el problema es este tránsito (de drogas), que nos obliga a reforzar los recursos humanos y materiales, sobre todo en la frontera". Anunció, en ese sentido, que el ministerio acaba de adquirir escáneres de última tecnología que permitirán realizar controles más eficientes en las rutas. "Tenemos una frontera porosa, extensa y especialmente difícil", indicó.

La ministra afirmó que, según un estudio, el consumo de drogas en la Argentina habría bajado de un 0.9% a un 0.7%. "Las cifras nunca son absolutamente precisas, pero todo indicaría que hubo una disminución", remarcó.

Lo que preocupa -dijo Garré- es que muchos grupos del delito organizado ven a nuestro país como una ruta de tránsito hacia los Estados Unidos y Europa, que son los grandes mercados consumidores.

Consultada sobre la inseguridad, la funcionaria habló de un cambio de paradigmas en la política del Ministerio. "Tenemos dos temáticas que nos preocupan: el crimen organizado y el delito callejero, urbano, permanente, que tiene menor entidad pero que genera mucha angustia en la población", explicó.

Consideró, en ese contexto, que la inseguridad no es un problema que se solucione con aumento de policías y de penas. "Es una problemática más compleja que nos obliga a un desarrollo integral para remover todo lo que genera condiciones propicias para la inseguridad, como la exclusión social y el crecimiento desmesurado de los centros urbanos. Todo eso ha aumentado los índices de delito", opinó.

FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.