La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 7 de noviembre de 2012

En la Argentina kirchnerista el federalismo no existe y quienes más lo sufrimos somos el NOA

El mapa nacional sigue con las mismas asimetrías que lo marcaron históricamente. No hay un vuelco de timón en la asignación de plata para mejorar la calidad de vida de los norteños. Salta es la provincia que menos viviendas tiene por habitantes, el quinto distrito con más hogares sin provisión de agua dentro de la casa y el sexto con mayor analfabetismo; es el cuarto Estado con menos baños, el aglomerado que encabeza la desocupación (10,9%) y uno de los territorios donde la pobreza es más visible que los índices oficiales, que marcan un 6%. Eso no influye. Dejar a la región al final de la repartija sigue como política del Gobierno nacional.
 
Así quedó plasmado en el Presupuesto 2013 que se aprobó el martes pasado. A cada salteño se le asignan $8.266. En el “ranking per cápita provinciano”, se ocupa el cuarto lugar con menos recursos del país, y el primero en el NOA.
 
Las desigualdades no son solo sociales. Al norte le cuesta sembrar, criar ganado o realizar otras actividades productivas ya que aún padece el castigo de la distancia. Con un ferrocarril desarticulado, con una activación que solo sigue en anuncios, y fletes caros, el norte requiere de un acompañamiento más sólido en obras por parte de la Casa Rosada. Sin desatar este nudo, las carencias sociales se mantendrán firmes.
 
En un informe, el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) remarca las diferencias que el kirchnerismo raya entre la Patagonia y el Norte. “Llama la atención que provincias de alto ingreso per cápita como Santa Cruz, La Pampa, Tierra del Fuego y Chubut se vean relativamente más favorecidas en esta distribución que Misiones, Corrientes, Salta y Chaco, que tienen altos índices de pobreza y necesidades básicas insatisfechas”.
 
“Hay una tendencia histórica a armar el presupuesto sin revisar bien las cosas. Se actualizan montos para las provincias por una cuestión de inercia. No se trabaja con un presupuesto base cero, solo se hacen correcciones pequeñas, sin reconsiderar las necesidades”, explicó a El Tribuno, Luciana Díaz Frers, directora del programa Política Fiscal del Cippec.
 
Una comparación simple, que deja al descubierto las disparidades. Con el presupuesto que el Congreso Nacional aprobó, un porteño recibirá, en promedio, el próximo año $67.549; un santacruceño, $20.609. Es decir que se le asignó a un vecino de Capital Federal, ocho veces más que a un salteño. Y a un residente de Santa Cruz, casi el triple.
 
Sin incluir los gastos interprovinciales, los nacionales, los binacionales y los denominados no clasificados, para Salta se determinó cerca de $10 mil millones. Al no tener en cuenta los habitantes y solo el dinero por provincia, la provincia queda en el octavo lugar.

La porción pierde fuerza al bajar a la realidad, con la distribución entre 1.214.441 habitantes. “Para que haya cambios estructurales de la Argentina tenemos que empezar a priorizar la inversión pública en los lugares que más lo necesitan”. De esa forma, había rechazado el proyecto oficial la senadora Sonia Escudero. E insistió: “Seguimos perdiendo la oportunidad de afrontar los serios problemas de pobreza y desempleo en el norte argentino”.
 
Los misioneros son los más perjudicados en el cálculo por persona: cada uno le corresponde $7.447. El podio de los menos beneficiados lo completan los correntinos ($7.914) y los chaqueños ($8204).
 
En el NOA, a los santiagueños les destinaron $9.238; a los jujeños, $9.446; los tucumanos, $10.145; y los catamarqueños, $11.019.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.