La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

jueves, 15 de noviembre de 2012

Desbaratan a una banda que robaba motos y se las vendían a los motochorros

Efectivos de la comisaría 14 de Rosario de Lerma detuvieron anteayer a una aceitada y peligrosa banda de ladrones especializados en la sustracción de motocicletas, que a su vez vendían a motochorros de toda la provincia.
 
En una serie de ocho allanamientos les secuestraron ocho unidades, que escondían en un aguantadero del barrio San Jorge, de Campo Quijano, que aún no habían sido comercializadas.
 
Los policías que participaron de los procedimientos estaban a la búsqueda de los delincuentes, quienes operaban principalmente en Rosario de Lerma, aunque casi todos tienen su domicilio en la localidad vecina de Campo Quijano.
 
Actuaban con un sistema pragmático: una vez realizado el robo de las unidades, las negociaban rápidamente a precios irrisorios: las de 110 centímetros cúbicos en $1.000 y las de mayor potencial y enduros, en $2.000.
 
De acuerdo a las pesquisas, jamás tenían en su poder un vehículo por más de tres días y muchas veces actuaban por encargo de delincuentes que operan en la capital provincial.
 
La banda, que se autodenominaba “Diablos de Caacupé”, era encabezada por un paraguayo oriundo de la internacionalmente tenebrosa Ciudad del Este, ubicada en el límite con Brasil y Argentina, a la vera del río Paraná.
 
Los detenidos fueron identificados como David Hernán García Flores (18), el jefe guaraní de la gavilla, conocido como “Supercurepí”; Isaac Antonio Emanuel “Coya i' lata” Sangezo, Arnaldo Wilfredo “Cuchi cuchi” Varas (29), César Oscar “Puraguampa” Cardozo (25), Eduardo “Lamuerte” Coronel (20), Eduardo “Perro afónico” Guitián (20) y un menor de 15 años, todos con domicilio en Campo Quijano, y Matías Maximiliano “Boca i'bagre” Quicho (20), de Villa Rebeca, San Luis.
 
El paraguayo fue detenido en el complejo municipal de Rosario de Lerma, donde alquilaba un bungalow desde hace varios días.
 
La causa quedó en manos del juez de Instrucción Formal 2, Esteban Dubois, quien considera, de acuerdo a informes extraoficiales de tribunales, que la detención de la banda es de altísima utilidad para esclarecer otros ilícitos y especialmente el asesinato de Sara Enrique de Díaz (57), quien fue sorprendida por dos motochorros en inmediaciones de su casa, en el barrio capitalino Morosini, el jueves 8 del corriente. Le trataron de quitar su cartera, la arrojaron al piso, se golpeó la cabeza contra el cordón cuneta y quedó moribunda, falleciendo luego de 59 horas de agonía.
 
Los detenidos fueron alojados en la Alcaidía Judicial bajo los cargos de robo calificado y asociación ilícita. Las motocicletas que tenían en su poder y que serán devueltas a sus propietarios son una Motomel Bilt 110, una Gilera 110, una Cerro 110, una sin marca visible, de 150; una Motomel Enduro y tres Gilera Smash 110cc.

FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.