La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

jueves, 15 de noviembre de 2012

Avanza el proyecto progrecínico para convertir al Virrey Toledo en un desaparecido más

A pesar de que hasta el momento se han manifestado comunicadores, historiadores, abogados y vecinos rechazando el cambio del nombre a la avenida Virrey Toledo en la ciudad de Salta, 14 concejales estarían a favor de la iniciativa y 7 en contra. Habrá un último plenario donde se debatirá el tema, pero de no evidenciarse una fuerte posición contraria, sería un asunto definido.

El presidente del Concejo Deliberante, Tomás Salvador Rodríguez, propuso cambiar el nombre a la avenida Virrey Toledo por el de Bicentenario de la Batalla de Salta.

Esta semana hubo un debate con la participación de la profesora Ercilia Navamuel; el abogado Gustavo Barbarán; la Dra. en Historia Luisa Miller Astrada, miembro de la Academia Nacional de la Historia; el profesor Leandro Plaza Navamuel; el maestro Marcelo Farfán; donde todos destacaron la importancia del Virrey Toledo en nuestra historia. En idéntico sentido se mostró Miguel Ángel De Marco, doctor en Historia y presidente de la Academia Nacional de la Historia de la República Argentina, quien criticó la óptica del revisionismo histórico que algunos impulsan, tratando de “eliminar de un plumazo” nuestro pasado.

Por otro lado, la vicepresidenta primera del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano "Manuel Dorrego", la historiadora Araceli Bellotta, fue distinguida por el Cuerpo Deliberativo y disertó a favor de la propuesta de Rodríguez.

El Concejo Deliberante capitalino cuenta con 21 representantes, siendo su presidente, Tomás Salvador Rodríguez, quien además es el autor de la iniciativa que busca el reemplazo en el nombre de la avenida, y la colocación de un monumento en honor a Juana Azurduy de Padilla en la Plazoleta IV Siglos, donde se destaca la figura del fundador de la ciudad de Salta, Don Hernando de Lerma.


Un inesperado debate se dio en la última sesión del Concejo Deliberante capitalino cuando desde el oficialismo pidieron preferencia para que la próxima semana sea tratado el proyecto que busca modificar el nombre de la avenida Virrey Toledo y reubicar el monumento de la Plazoleta IV Siglos. El presidente del Concejo, Tomás Rodríguez, consideró que hay resistencia de los sectores más conservadores de Salta.

Todo comenzó cuando al momento de solicitar los pedidos de preferencias para las próximas sesiones, Frida Fonseca (PJ) pidió preferencia para la sesión del 21 de Noviembre, la iniciativa que busca remover el monumento a Hernando de Lerma y ubicar en su lugar la figura de Juana Azurduy es del presidente del Concejo Deliberante, Tomás Salvador Rodríguez, quien además, propone cambiar el nombre a la avenida Virrey Toledo por el de Bicentenario de la Batalla de Salta.

Los concejales Martín Pérez Estrada (PPS), Aroldo Tonini (SF), Raúl Medina (FS) y Ángela Di Bez (SST) solicitaron se difiera el tratamiento del proyecto para el 28 de Noviembre, sustentando su postura en la necesidad de convocar a un plenario porque “hay muchas cuestiones implicadas en este proyecto ya que debería dictaminar la comisión de Obras Públicas al tratarse de un monumento histórico según una ley provincial. Hay muchas cuestiones que tienen que ver con la historia y la idiosincrasia de la sociedad y tenemos que asegurarnos de que no nos vamos a mandar una macana”, fundamentó Tonini.

Turi Rodríguez bajó del estrado para tomar la palabra y manifestó que “el plenario se puede hacer antes del miércoles. Hay posiciones en favor y en contra y evidentemente los concejales de la oposición no comparten esta manera de ver la historia”.

“La historia es imposible de borrar - prosiguió Rodríguez - pero queremos que se cuente la historia no únicamente desde la óptica de los que ganaron y para ello es necesario que se de este debate para que el pensamiento conservador sea superado
y para que sectores no visibilizados sean integrados a la sociedad”.

Esta es una discusión política, nadie lo esconde. Los historiadores han dado su postura, y detrás de ella hay una ideología política. Hay una resistencia de los sectores más conservadores de Salta que quieren que las cosas sigan como están, pero creemos que el Virrey Toledo no es lo que simboliza a Salta. Da vergüenza cuando viene gente de afuera y nos dice que Virrey Toledo está al lado del Cabildo”, enfatizó el presidente del Concejo.

“A nosotros nos parece que en esta época del Bicentenario, no es lógico que sigamos tolerando que la imagen de Virrey Toledo esté al lado del Cabildo, es un edificio donde se gestó gran parte de la soberanía e independencia nacional".

Finalmente agregó que "es un despropósito que sigamos rindiéndoles culto a los colonizadores, invasores y opresores. Este personaje fue nefasto en la historia".

1 comentario:

  1. ¿Pero cual visitante señala que como algo extraordinario que haya un homenaje a un Virrey cerca de un cabildo? ¿Los camporistas que hacen turismo? ¿Los idiotas que siguen la "ruta del Che"? Que esos digan lo que quieran, su imberbidad mental no cuenta.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.