La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

sábado, 10 de noviembre de 2012

Anuncian que en un par de meses ya estarían terminadas las obras en el Parque Nacional Los Alisos

¿Alguna vez viste un osito haciendo la pose de lavar ropa en el río? ¿Sabías que hay una especie de bambi característica solo de este lado del mundo? ¿Te animarías a enfrascarte en un viaje al único bastión incaico que resiste en Tucumán? El osito lavador, la taruca o venado andino y La Ciudacita son algunas de las muchas joyas que alberga el Campo de los Alisos, el único Parque Nacional de la provincia, ubicado en Chicligasta. 

Como si su vidriera natural no fuera vasta y reverencial, la reserva tiene mucho para festejar: en poco tiempo, probablemente al amanecer de 2013, se habrá terminado la obra de infraestructura que posibilitará, entre otras cosas, un acceso permanente al lugar. Daniel Vega, intendente de Los Alisos, comentó a La Gaceta que las obras comenzaron hace dos años y que incluyen más cartelería y refugios, y mejoras en los caminos internos, el centro de visitantes y el estacionamiento. Aunque el principal aporte será el puente sobre el río Jaya, a la entrada del Parque. 

"Actualmente, para ingresar hay que vadear el río o hacerlo en una camioneta 4x4 -apuntó Vega-. Esta dificultad ha impedido una mayor promoción del lugar, porque no se pueden difundir solo valores de conservación, sino también de uso público. Sin camino de acceso se le haría propaganda a lo utópico. Eso irá cambiando a medida que se entreguen las construcciones".

Los Alisos se extiende a lo largo de 17.000 ha (7.600 fueron incorporadas en 2010) y es un asilo para especies amenazadas en otros lugares, como la taruca y el guanaco. "Hay algunas que se han extinguido en la zona, como el tucán, el tapir o el yaguareté y ya no es posible su reintroducción. Pero la fauna característica de las yungas está bastante intacta: hay pumas, ocelotes, gatos del monte, hurones, zorros, corzuelas, entre otras. Respecto de la flora, hay especies más vulnerables que otras. Por el valor de su madera, el cedro ha sido intensamente explotado desde hace 40 años y cuando se creó la reserva, en 1995, ya era difícil encontrarlo. Lo mismo ocurrió con el nogal, pero a este lo hemos recuperado".

Vega -que se presenta como el papá del Parque, ya que trabaja en él desde que se lo declaró como tal- remarcó que las autoridades provinciales siempre se han dispuesto a colaborar con el mantenimiento de la zona, pese a que esta depende de la Administración Nacional de Parques Nacionales. De todos modos, manifestó, hay algunas carencias remarcables, como las infraestructuras de altura. "Tenemos que incorporar necesariamente refugios en picos de unos 4.500 metros, que sirvan no solo para control y vigilancia, sino también para los investigadores. A esa altura se encuentra La Ciudacita, un complejo precolombino de origen incaico, construido por pueblos originarios. Hay un montón de incógnitas acerca del uso de esa ruina y necesitamos estudios serios al respecto, que hoy no existen. Además las obras servirían para frenar el deterioro que implican los fenómenos meteorológicos -razonó-. El objetivo es difícil, porque ninguna empresa quiere construir arriba: hay que tener en cuenta que Los Alisos, con un pico de 5.314 metros, tiene el récord de altura en el sistema de parques nacionales del país".

FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.