La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

sábado, 20 de octubre de 2012

Los Orellana llaman la atención de un gran déficit de Tucumán: falta un estadio deportivo decente

Famaillá podría tener, alguna vez, un estadio deportivo único. El Ejecutivo municipal presentó ante la Federación Argentina de Municipios (FAM) una proyecto para gestionar y obtener fondos del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner que le permitan a la ciudad encarar la construcción de la obra. "Tenemos la intención de concretarlo, estamos en camino", confió el legislador famaillense José Orellana, gemelo del intendente de esa ciudad, Enrique Orellana.

"Mi hermano presentó una carpeta con todos los requisitos técnicos. Sabemos que la Nación está promoviendo la construcción de estadios deportivos. El lugar elegido se encuentra a la vera de la ruta provincial 323, que une esta ciudad con Río Colorado", añadió el parlamentario, en diálogo con La Gaceta.

El estadio tendría capacidad para 25.000 o 30.000 personas, tal como exigen las normas de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA). "Tucumán tiene una deuda de oro con el fútbol argentino. Se nos escapan eventos porque Salta, Santiago del Estero y Chaco nos están primereando (sic)", aseveró Orellana.

"Estamos jugando fuerte con este proyecto -prosiguió-. Ya están hechos los contactos. Antes, intentamos hacer un estadio provincial frente a la rotonda de acceso, pero necesitábamos fondos del Gobierno provincial; no hubo interés y debimos paralizar la obra".

En los últimos años, los Orellana han erigido en Famaillá un balneario faraónico, réplicas de la Casa Histórica y del Cabildo y una avenida sembrada con esculturas precolombinas. Y van por más. Fantasean con un Disneyworld chiquito, un zoológico estático y un cementerio de ocho pisos y ascensor, entre otras obras. Los hermanos alternan en el poder de ese municipio desde 1987.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.