La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 16 de octubre de 2012

La inclusión que importa no es promovida debidamente en Salta

La Comisión de Acceso al Medio Físico del Colegio de Arquitectos de Salta realizará antes de fin de año un relevamiento de las obras de la ciudad para identificar aquellas que se adaptan o no a la ley nacional de accesibilidad de personas con movilidad reducida a la que el municipio Capital adhirió en mayo de 2011.
 
El año pasado, en el plan de repavimentación de las 100 cuadras del macrocentro, el Gobierno de la Provincia hizo 415 dársenas de acceso.
 
“Los vados son una pelea que tenemos desde hace mucho tiempo porque no cumplen con la ley. Las rampas que vemos tienen una pendiente alta. Por ley se estipula que sea entre el 8% y el 10%; significa que deben ser pendientes suaves”, explicó la titular de la Comisión de Accesibilidad al Espacio Físico del Colegio de Arquitectos de Salta, Alejandra Ibáñez.
 
Según la ley nacional de accesibilidad las mal llamadas rampas, aquellas pendientes que sirven para descender de la vereda a la calle y viceversa, se llaman “vados” y en la ciudad éstas no cumplen con la normativa nacional.

Según los porcentajes establecidos para un cordón de vereda que tiene 15 centímetros de alto, la pendiente debe ser 1,50 o 2 metros de desarrollo; si son más empinadas, una persona que se moviliza en silla de ruedas puede caer al piso.
 
La profesional explicó que hay algunas rampas que no solo son más pequeñas del mínimo establecido sino que se ubican más al costado de la entrada de la esquina. “Esto hace que el discapacitado tenga que desviarse e irse más del lado de los autos y genera inseguridad para ellos”, sostuvo Ibáñez.
 
Algunos ejemplos de esto se pueden observar en las intersecciones de calles Pueyrredón y Leguizamón o en el cruce entre Catamarca y Alvarado.
 
“Cuando se habla de accesibilidad se trata de que todas las personas puedan circular y transitar; tanto las embarazadas, las personas de la tercera edad, niños, personas obesas, aquellos que tienen reducción en la movilidad o alguna discapacidad”, aclaró Ibáñez.
 
Finalmente Ibáñez resaltó además que la idea es que todos transitemos por la misma vía sin ser “discriminados”.

El titular de la Secretaría de Obras Públicas de la Municipalidad, Federico Gauffín, explicó que si bien el municipio adhirió a la ley nacional de accesibilidad, “hay obras en las que sí se aplica y otras en las que no”, dijo Gauffín.
 
El funcionario aclaró que eso sucede porque hay barrios, por ejemplo, que no tienen veredas y “por eso es imposible pensar en hacer la rampa, cuando llegamos solo al cordón cuneta sí o sí necesitamos la vereda”, expresó el secretario.
 
Respecto de la obra de repavimentación de las cuadras del macrocentro aseguró: “Es una obra que realizó la Provincia y sí es verdad que hay varias dársenas que no están de acuerdo a las normas”.
 
Gauffín opinó que si bien no están dadas todas las condiciones de accesibilidad en la ciudad, destacó que no se debe dejar de lado que Salta es una ciudad colonial, con mucha circulación de personas y que se está trabajando para aplicar la ley nacional.

FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.