La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

viernes, 5 de octubre de 2012

¿Instalando el autogolpe?: campaña vandálica de ultrakirchneristas ante el reclamo salarial de Gendarmería y Prefectura

Pintada ultrakirchnerista en Bella Vista (Tucumán)
Pintada ultrakirchnerista en Banda de Río Salí (Tucumán)
Pintada ultrakirchnerista en San Miguel de Tucumán
Pintada ultrakirchnerista en San Salvador de Jujuy
Pegatina ultrakirchnerista en Salta
La reacción cordobesa: un ejemplo a imitar

Militantes cristinista de la agrupación Unidos y Organizados fueron demorados en la madrugada de este jueves en la ciudad de Córdoba al ser sorprendidos pintando grafittis en paredes.

Al menos una docena de militantes de La Cámpora, Movimiento Evita, La Jauretche y Kapiango JP fueron llevados a diferentes comisarías de la ciudad, pero fueron liberados luego por orden del fiscal Gustavo Sandoval, informa el portal Cba24n.com.ar.

De acuerdo a ese medio, no se les imputó ningún delito. No obstante, Cadena 3 informa que la detención se produjo bajo la acusación de "daño a la propiedad privada" y que la liberación de los militantes se produjo "rápidamente".

Las pintadas referían al conflicto de la Prefectura y la Gendarmería con consignas como "Con la democracia no se jode". Incluso algunas de ellas apuntaban contra el Grupo Clarín.

En diálogo con Radio Nacional,  el abogado Claudio Orozs responsabilizó directamente a la gestión del gobernador Juan Manuel De la Sota por el episodio.

FUENTE

Maniobra kirchnerista expuesta

Como no podía ser de otra manera, después de que estalló el conflicto de Prefectura y Gendarmería, desde el entorno del gobierno se empezó a atacar a cualquier sector disidente, con tal de exculpar a quienes son los verdaderos y únicos responsables de que hoy las Fuerzas de Seguridad y Fuerzas Armadas, estén en la calle protestando por sus haberes.

El argumento más a mano y que se encuadra dentro de la lógica K, era el de alentar el fantasma de un golpe, algo tan inexistente como la misma capacidad que tiene el kirchnerismo para no hacerse cargo de sus permanentes yerros. Es así que, principalmente propalados por la Cámpora, comenzaron a circular twiters, cadena de mails y todo tipo de manipulación mediática, para instalar la conciencia de que lo que pasa, no pasa por culpa de Cristina, sino por culpa de los sectores “golpistas”.

Anoche, en todo el país aparecieron varias pintadas y carteles que hacen referencia al diario Clarín, como el medio “golpista”, que en la suposición afiebrada de la Cámpora, anda detrás de la desestabilziación del gobierno. Nada dice (los carteles) de la inutilidad de los funcionarios nacionales para prever las consecuencias desastrosas de la aplicación de medidas absolutamente incompatibles con la necesidad de los cuadros, que tanto en Prefectura como en Gendarmería,

La pretendida embestida “desestabilidoraa” de los medios, es una interpretación particular de los círculos cercanos al kirchnerismo, que (como siempre) en vez de ejercer una autocrítica sobre lo que hace mal el gobierno, pretende invertir la carga de la prueba, sin que pueda tener ningún efecto en la opinión pùblica, ante la sucesiva repetición de este gastado recurso polìtico, falaz y de por si, desacreditado desde su concepción.

“Hay que decir que Magnetto es responsable de esto y no da la cara“. dijo hoy el legislador Juan Cabandié, en sintonía con la aparición de carteles como los de Jujuy, Salta y Tucumán. A continuación Cabandié señaló “Hubo un sindicalista que a la salida de un programa de televisión, fuera del aire, por supuesto, le dijo a otro sindicalista: “En octubre la vamos a voltear a Cristina”” y enseguida agregó “No voy a decir quién fue, no es mi tarea“. Una forma de decir cualquier cosa y no hacerse cargo.

FUENTE

Una interpretación posible de la afiebrada ofensiva kirchnerista: el autogolpe
 
Se está hablando mucho de este tema. ¿Se viene el autogolpe? Según correos que circularon ayer, los próximos sucesos serían:

1. Crear escenario de estallido social, adjudicando a Moyano, Clarín, La Nación, etc., las responsabilidades.

2. Decretar estado de emergencia en todo el país y autorizar a la Presidente a declarar el estado de sitio e incluso, toque de queda en los lugares en que crea necesario.

3. Trasladar la sede del gobierno a Campo de Mayo (por eso la semana pasada sacaron a todos los presos políticos que estaban allí: Videla, Menéndez y varios más).

4. Producir un estallido utilizando gente de La Cámpora primero, en la Capital Federal, para intervenir el gobierno de la Ciudad Autónoma y, así, sacarlo a Macri. El interventor sería Pichetto.

5. Hacer estallar socialmente el conurbano por la falta de pago de sueldos. Intervendrían la Provincia de Buenos Aires por la misma causa y se sacaría a Scioli de la escena. Mariotto sería el interventor.

6. Prolongar la intervención a otras provincias, como Chubut y Santa Cruz (el rumor no aclara cuáles otras).

7. Cambiar de Ministro de Economía en el Gabinete Nacional.

8. Lanzar un brutal ajuste económico, congelamiento de paritarias y salarios, aumento de tarifas, suspensión de muchos subsidios y todo ello, en virtud del “estado de emergencia” pero, con el poder total y en ciertos territorios, bajo “estado de sitio”.

9. Por los problemas de inseguridad, no se descarta “toque de queda” nocturno en algunas zonas muy conflictivas e inmanejables para las fuerzas actuales (provincia de Santa Cruz por el conflicto policial, Cerro Dragón por el conflicto petrolero, Famatina y Andalgalá en La Rioja y Catamarca por el conflicto Minero, etc).

En síntesis: daría el “autogolpe” la propia presidente, para hacer el ajuste necesario con costo político mínimo, dado la “emergencia creada por otros”. Sería ella quien “salve a la Argentina del desastre de los destituyentes”, se dice.

Ya habría una orden a las Fuerzas Armadas para tener unidades militares en condiciones de operar en el ámbito urbano, con la excusa de ayudar principalmente a las villas de emergencia.

Hora de actuar


Solo esto faltaba para lograr la disolución total de la sociedad argentina. Esta semana se ha  conseguido destrozar la disciplina de dos Fuerzas de Seguridad orgullosas de su formación y que calladamente hicieron de la defensa de fronteras y costas epopeyas construidas por la vocación de servicio y el amor a la Patria de sus integrantes. Es, quizás, la frutilla de este postre asqueroso preparado por expertos en convertir países en amontonamientos sin identidad, tradición ni futuro.

No significa esto que neguemos la justicia de los reclamos de Gendarmes y Prefectos. Hacerlo significaría un injusticia para con ellos. Fueron sacados de sus lugares de trabajo no para solucionarle la vida a la pobre gente que día a día es asesinada, violada o robada por una inseguridad salvaje y creciente sino para hacerles ejercer el desairado papel de comparsas en un plan de seguridad que ni es plan, ni aporta seguridad a la sociedad y que tiene como objetivo hacernos creer que la inútil que ocupa el ministerio de seguridad está abocada a algo más que calentar sillas con su singular trasero, porque, y esto merece decirse aunque no sea el meollo de esta idea, la inseguridad ha sido fomentada por ellos mismos y refrendada por jueces corruptos más ocupados en enjuagues, trapisondas y agachadas que les reditúen ganancias que en ser defensores de un estado de derecho.

Pero volvamos a lo nuestro, hoy el estado anímico de los argentinos es la indisciplina social. Colegios tomados, Fuerzas de Seguridad en rebeldía, policías desbordados por el delito o que a costa de un mejor futuro se hacen los distraídos frente a chorros y narcos, jueces sin formación, decencia ni respeto, maestros más dados a tocar el bombo en manifestaciones que a pararse frente al aula y darles a sus educandos eso que es lo único que los defenderá en el futuro: educación. Con un servicio penitenciario que organiza murgas para solaz y “desarrollo cultural” de violadores y asesinos y con el resto de nosotros, eso que alguna vez fue una sociedad educada y orgullosa, viendo pasar sin animarnos a reaccionar frente a lo que es ni más ni menos un quilombo nacional.

Que tampoco la desesperación nos obnubile y nos haga creer que los responsables son los que se apropiaron del poder hace nueve años. No, esto no se logra en nueve años. Esto solo puede lograrse con veintinueve años de bastardear la democracia haciéndonos creer que democracia es insultar Instituciones, ningunear militares, gendarmes o policías, o pensar que era un magno aporte a la educación civil comprar un plan de estudios que ya había fracasado en su país de origen. Esto solo puede lograrse haciéndonos creer que el espíritu democrático se incrementa creando consejos de convivencia en las escuelas logrando que cualquier alumno sea temido por sus profesores pues estos saben que de una palabra de los primeros depende la estabilidad laboral y social de ellos. Estos son veintinueve años de elegir payasos iletrados como dirigentes políticos y mantener logreros disfrazados de industriales, vividores incapaces de crear industrias a puro riesgo y siempre listos a mendigar subsidios y canonjías. Son veintinueve años de acorralar a las Fuerzas Armadas eligiendo mercenarios- capaces de vender, sino a su madre en un mercado de rufianes por lo menos a sus camaradas combatientes- para dirigirlas. Son veintinueve años denostando al productor agropecuario asociándolo a una oligarquía que ya no existe pero que siempre les ha servido como eternos culpables a aquellos que disfrazados de vestales democráticas solo pusieron su preocupación en saquear la República y mostrarse generoso a cuenta de los caudales ajenos.

Esta es la realidad. Si alguien cree que la República no es hoy una lamentable ruina es porque ya le han limado de tal manera el corazón que nada lo conmueve. Pensar en una recuperación es difícil, pero si esto sucediera, si aún quedan fuerzas en los argentinos para imaginar, por fin, la República soñada recordemos, para no volver al error lamentable que durante veintinueve años hemos cometido los nombres de los que convirtieron a la Patria en un cambalache: Alfonsín, Menem, Cavallo, de la Rúa, Duhalde, Kirchner, Cristina, los políticos que se han alternado sin sentir vergüenza como opositores u oficialistas y todos los secuaces que a fuerza de lamidas supieron hacerse un futuro, al menos económico.

FUENTE

8 comentarios:

  1. Pero por qué no hablan del idiota de Urtubey y su frase "los ciudadanos comunes no reclaman armados"? En las marchas ningún gendarme anda armado.

    ResponderEliminar
  2. QUE MAMARRACHO QUE SON LOS KAKISTAS!!!!LOS UNICOS QUE ETSAN HABLANDO DE GOLPE DE ESTADO SON ELLOS, TODOS LOS DEMAS ARGENTINOS NO TENEMOS NINGUNA SOSPECHA DE QUE LA DEMOCRACIA ESTA A SALVO. NUESTROS GENDARMES NO VAN A ECHAR A LOS TIROS A LA MAFIA CORRUPTA QUE GOBIERNA, AUNQUE DEBERIAN.

    ResponderEliminar
  3. Hay una foto circulando de un camporista que era vocero de Prefectura. Eso sólo alimenta la hipótesis del autogolpe. El gendarme Raúl Maza tampoco inspira mucha confianza.

    ResponderEliminar
  4. Esto fue una cruzada K muy difundida en las redes sociales: "salvemos los choripanes"

    ResponderEliminar
  5. salame, chequea tus fuentes o aprende a leer por lo menos, http://tallerlaotra.blogspot.com.ar/ en este blog aparecen parodias de sus discursos delirantes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por más que sea una parodia ahí dice "interpretación posible". Y lo que postearon es más o menos un plan de autogolpe.
      El conflicto con las FFSS tiene tres opciones: o los gendarmes dicen mañana "ok, levantamos todo y volvemos a lo nuestro, perdón por reclamar por nuestros salarios" , o bien los gendarmes siguen protestando mientras el gobierno no los reprime pero tampoco los escucha (lo que sería la acción de desgaste para que desemboque en lo primero), o bien el conflicto escala.
      Nadie sabe que puede llegar a pasar si esto escala, pero es bastante cercano a la realidad eso del brutal ajuste económico, de la intervención de las provincias díscolas y lo de echarle la culpa a una corporación conspiradora. Las armas las pone Milagro Sala y Pérsico, la nueva fuerza de seguridad la reclutan en las cárceles.

      Eliminar
  6. En realidad lo del autogolpe es un mail viejo que lo postearon en Tribuna de Periodistas hace dos o tres meses atrás. El mérito de los cumpas de Taller La Otra es que le agregan datos como para hacerlo más verosímil, o incluso para actualizarlo (aunque lo de Campo de Mayo ocurrió no la semana pasada sino hace unos meses).
    Lo de Pichetto y Mariotto como interventores es una chicana kakista que a quienes leen El Defensor del Norte Argentino se les debe de haber escapado por su poco contacto con el universo K, y lo de movilizar a La Cámpora debe ser también joda porque La Cámpora no tiene poder de movilización. Si lo tiene, en cambio, la CGT Balcarce de Caló, la cual, oh (¿)sorpresa(?), podría plantársele a Scioli (no es casual que el segundo de Caló sea el capo de la UPCN).

    ResponderEliminar
  7. De diario Perfil:

    "Las protestas en la Prefectura Naval y la Gendarmería Nacional fueron levantadas esta mañana en las sedes centrales de ambas fuerzas tras una orden a los suboficiales para retomar sus puestos por tiempo indeterminado, hasta que lo disponga la superioridad, lo que en la jerga castrense se conoce como "planes de llamada".

    La medida se concretó luego de difundirse la renuncia del jefe de Gabinete de Asesores del Ministerio de Seguridad, Raúl Garré, hermano de la titular de la cartera, Nilda Garré.

    Esta mañana, fue despejado el edificio "Guardacostas", del barrio porteño de Puerto Madero, mientras que en el "Centinela", sede de la Gendarmería en Puerto Madero, apenas quedaba una decena de agentes liderados por Raúl Maza.

    "Hay una batalla perdida, pero eso no significa que hayamos perdido la guerra", dijo el gendarme, quien de todos modos aseveró que seguían con el reclamo. Según informó el propio Maza, la ausencia de uniformados esta mañana en estos lugares se debe a que "los prefectos tuvieron ayer planes de llamada", lo que los obliga a permanecer en sus puestos por tiempo indeterminado hasta que lo disponga la superioridad.

    El gendarme añadió: "Tienen a la gente encerrada en los distintos puestos". "Ni siquiera las familias pueden verlos. Los que estamos peleando por esto somos todos suboficiales. Nosotros no tenemos agua, nos sacaron los baños químicos, no tenemos luz. Recibimos amenazas constantemente", advirtió Maza esta mañana en diálogo con la prensa al explicar que la orden se ha impartido también en Gendarmería.

    Fuentes relacionadas con el ámbito de seguridad y militar explicaron a DyN que esta medida de las "llamadas" o "acuartelamiento" del personal se debe a que no se quiere a los gendarmes y prefectos protestando como en los últimos días en la calle, por lo cual deben permanecer en sus guarniciones correspondientes.

    "Son órdenes concretas que deben cumplirse, porque si no pueden ser severamente sancionados, lo que perjudicaría al uniformado en su carrera y posterior pase a retiro", remarcaron las fuentes.

    La protesta comenzó el martes de la semana pasada en repudio al recorte de salarios por la aplicación del decreto 1307, aunque luego el Gobierno anunció la restitución de los adicionales y la renuncia de Raúl Garré, señalado como ideólogo de esa medida.

    "No damos el brazo a torcer todavía", sostuvo Maza, uno de los ocho agentes de la fuerza que fueron pasados a disponibilidad por encabezar el reclamo. De inmediato subrayó: "Nosotros nos vamos a quedar hasta que tengamos una respuesta. Ayer, caminamos hasta Plaza de Mayo para llevarle este mensaje directamente a la Presidenta. Un gobierno que lleva ocho años no sabía que esto pasaba internamente. La están asesorando mal a la señora Presidente".

    "Yo tengo un amparo. En mano, cobro 3.500 pesos. El amparo no me resolvió la situación salarial, no es mucha la diferencia. Nosotros no nos plegamos a nadie, no politizamos a nadie. Recibimos apoyo de todo el mundo y lo agradecemos de corazón", expresó Maza.

    A todo esto, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, admitió que el Gobierno puede "analizar muchas alternativas" para resolver el tema y reconoció el "reclamo salarial" de los manifestantes, aunque criticó la forma de la protesta que carece de "las características normales y habituales de un conflicto normal"."

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.