La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

martes, 2 de octubre de 2012

En un país sin pena de muerte juzgan a un puneño devoto de San La Muerte que asesinó a un niño sólo por el placer de verlo muerto

La Cámara Segunda en lo Criminal se constituirá en la localidad de La Poma para juzgar a Daniel Agustín Mamaní, “Grasa Barata o Grasita”, quien está imputado por el delito de homicidio calificado con alevosía. El Tribunal resolvió trasladarse hasta esa localidad con la finalidad de facilitar la presencia de los testigos del hecho.
 
La Poma se encuentra a 214 kilómetros de la ciudad de Salta y en su trayecto, el camino alcanza alturas superiores a los cinco mil metros sobre el nivel del mar.
 
El 3 de agosto de 2010, Luisa Angélica Bonifacio denunció en la comisaría del lugar que su hermano, Armando César Bonifacio, de 12 años, había desaparecido luego que su padre lo enviara a arriar las vacas en el paraje Chuschuy. El cuerpo del menor fue encontrado al día siguiente. La autopsia determinó que el menor murió por asfixia por ahorcamiento. Su cuerpo presentaba además golpes y hematomas.
 
Según los testimonios  Daniel Mamaní saltó una pirca de piedra junto a Armando Bonifacio a las 20 horas del día 3 de agosto de 2010. Saltando esa pirca se ingresaba a Finca Pozo Bravo. En ese lugar fue encontrado el cuerpo del menor, rodeado de piedras ensangrentadas. Uno de los testigos que dijo haber estado bebiendo con Mamaní, señaló que éste era devoto de San La Muerte y que en un momento le dijo “che, tengo ganas de matar a alguien”.
 
Mamaní será defendido durante el juicio oral y público que se desarrollará desde el 22 de octubre próximo en un edificio acondicionado por la Municipalidad de La Poma, por el abogado Arnaldo Estrada. La actoría civil estará a cargo de Luis Chiliguay. También participará la Asesora de Incapaces 3, Yolanda Bargardi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.