La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

viernes, 19 de octubre de 2012

Detienen al monstruoso depravado Pablo Rafael Martearena en Rosario de la Frontera

Un hombre de 53 años, sin oficio conocido, fue detenido antenoche por efectivos de la comisaría 31 de Rosario de la Frontera, acusado de pedofilia, corrupción de menores e inducir a la prostitución a su propia esposa y a un grupo de gays, lesbianas y adolescentes de la localidad, a los que filmaba teniendo relaciones sexuales con terceros.
 
El delincuente, identificado como Pablo Rafael Martearena, con domicilio en la calle Soldado Madrid del barrio Juan Domingo Perón, utilizaba su propia casa como lugar de encuentros y orgías.
 
Es sospechoso, además, de distribuir comercialmente material pornográfico infantil.
 
El sujeto fue denunciado por varias madres y una abuela, quienes intervinieron cuando el hombre perseguía a sus hijos y nieto, ofreciéndoles celulares de última generación a cambio de que se integraran a su grupo.
 
También fue acusado por los directivos del colegio privado San Gabriel, donde concurren sus hijos, de 7 y 8 años.
 
Los educadores advirtieron, por las actitudes de los pequeños, que algo no funcionaba bien en ese hogar.
 
Tras tareas de inteligencia, los investigadores policiales, al mando del oficial Gustavo Orozco, comprobaron que la vivienda de Martearena era un verdadero prostíbulo, donde ingresaban hombres, mujeres, lesbianas, gays, adolescentes y hasta niños.
 
Con una orden de allanamiento librada por el juez de Instrucción Formal 2 de Metán, Mario Dilascio, los efectivos irrumpieron en el inmueble y hallaron gran cantidad de material porno, de elaboración propia y extranjero, e incluso hallaron filmaciones donde la mujer de Martearena mantenía relaciones sexuales con niños y jovencitos.
 
En la casa hallaron centenares de condones sin uso y en un cajón de la mujer descubrieron que guardaban -no se explican por qué- más de 120 profilácticos usados y malolientes, entremezclados con la ropa íntima. “Es cosa mía”, respondió Miriam Esther Robles (22), cuando le preguntaron con qué objeto mantenía esos elementos, y luego estalló en un llanto desconsolado.
 
El procedimiento determinó la detención de la pareja y el secuestro de DVD con imágenes de pedofilia y de otras perversidades sexuales, y una motocicleta Brava que coincide con el vehículo descripto por varias personas que denunciaron a un motociclista que perseguía a los niños.
 
Miriam Esther Robles, la mujer del principal acusado del caso, contó que vive con Martearena desde que tenía 13 años y que luego de un tiempo él le dijo: “Mirá negra, así viene la mano, eh... desde ahora se van a acabar nuestros problemas económicos”, y a partir de ese momento comenzó a prostituirla de manera constante y sin tregua con todo tipo de hombres, mujeres y menores.
 
La policía, al investigar al sujeto, determinó que tenía una denuncia radicada por los familiares de la mujer en 2003, cuando ella tenía 14 años, en la que lo acusaban de rapto y estupro, hecho que queda comprobado ya que el hijo mayor de ambos tiene 8 años.
 
La Policía investiga ahora, por orden del juez Dilascio, quiénes son los menores y los mayores que aparecen en los videos caseros filmados por Martearena en su propio domicilio.

FUENTE

6 comentarios:

  1. Es el Martearena de la Fundación?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No. Ese es Héctor Pablo Martearena, este se llama Pablo Rafael Martearena.

      Eliminar
    2. anonimo, hablame a si de paso te conozco, pablo martearena presidente fundacion padre martearena 4210089.

      Eliminar
    3. gracias por la aclaracion vergalito.

      Eliminar
  2. "120 profilácticos usados y malolientes" jaujajauJa, ¿los contaron?

    Preservativos usados, ¡que gente de mierda!

    Seguro que son umbandas o alguna mierda así.

    Y lo peor es que todo Rosario de la Frontera seguramente sabía de estos pervertidos.

    ResponderEliminar
  3. Delincuente que cuenta con el apoyo d la policia

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.