La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

viernes, 19 de octubre de 2012

Árboles en el Noroeste Argentino: Tucumán los desprecia mientras que Salta los venera

Tucumán: robo y mutilación

El municipio de Simoca viene realizando, sin alardes, en forma progresiva, una interesante tarea de forestación en el sector urbano, procurando completar el arbolado con sentido ornamental; en las zonas circundantes es la intención formar cortinas vegetales y desarrollar un nuevo paisaje verde; reconociendo los beneficios de la cobertura vegetal y, haciendo honor al renombre de "Cuna de tradición", se da prioridad a las especies características del medio local (ceibos, tarcos, lapachos etcétera). 

El proyecto contempla distintas etapas, desde la implantación, cuidado y desarrollo de los árboles; tiene también la particularidad de sumar a la tarea a los vecinos. 

Sin embargo, hay detractores que dañan o sustraen las plantaciones; recientemente, en una noche se robaron más de cincuenta ejemplares arraigados y con total posibilidad de crecimiento. El perjuicio económico no es significativo, se trata de sauces que se consiguen fácilmente. Lo lamentable es que dañan el entusiasmo, el esfuerzo de directivos y empleados municipales, hombres y mujeres que por su trabajo, algunos, perciben un subsidio que no cubre el salario mínimo.

FUENTE

El 5 de octubre, en avenida Siria y Perú se celebró el acto de elección del Árbol Notable de nuestra ciudad en cumplimiento de la ordenanza Nº 3180. La especie elegida fue un ceibo que se engalana con un cartel nomenclador, en el que se especifica su nombre vulgar y científico. Hubo un abrazo simbólico al viejo ceibo al ritmo de la Marcha de San Lorenzo. 

Caminando luego por la Perú hacia Laprida sucedió todo lo contrapuesto: avistamos un hermoso ejemplar de fresno brutalmente mutilado y anillado químicamente lo que presagia su muerte inminente. Estos casos se repiten cada vez con más frecuencia lo que infiere que los habitantes de la ciudad no entienden que no deben anteponer sus egoísmos particulares al bien general. 

El arbolado urbano es hoy una razón de necesidad indispensable ante el fenómeno del calentamiento global. Las ciudades son "islas térmicas" y una de las formas, entre otras, de mitigar este fenómeno es mediante la cobertura verde de calles y aceras.

FUENTE

Salta: reponer lo que el fuego se llevó
 
Podemos quedarnos con el recuerdo atemorizante de aquel día absolutamente atípico, cuando el viento Zonda azotó a distintos puntos de la ciudad causando severos daños; o podemos, en cambio, elegir repararlos. Convencidos de que todos podemos ayudar, desde la comunidad educativa del Colegio de Jesús se inició una importante tarea: una colecta de árboles para reforestar los cerros que se quemaron el 18 de septiembre pasado. Esa colecta aún está en su etapa inicial, por lo que solicitaron a todos aquellos interesados en realizar un aporte, que se comuniquen con la institución o acerquen los ejemplares a Caseros 925 ó Belgrano 636.
 
La institución está celebrando los 125 años desde su creación, que es cuando llegaron de las hermanas esclavas del Corazón de Jesús a Salta. “En ese marco de celebración, resaltamos el carisma, que es amor y reparación. Esto coincidió con este temporal que destruyó los cerros y nació entonces la idea de repararlos, con mucho amor”, dijo María Eugenia Acosta, coordinadora pedagógica del Nivel Inicial del colegio Jesús.
 
Con esa idea, se dirigieron al departamento rural y ambiental de la Policía de Salta para recibir apoyo y asesoramiento. Así tomaron la decisión de embarcarse en este proyecto.
 
Todo el colegio se involucró con la campaña. Comenzó como una propuesta del Nivel Inicial, pero luego las alumnas del secundario se sumaron también. “Gracias a Dios esta idea tuvo mucha repercusión, pero necesitamos más ayuda”, remarcó.

Hasta el momento, han recibido la donación de 34 árboles. Lógicamente, muchos más son necesarios para reforestar los cerros San Bernardo y 20 de Febrero. Mientras tanto, las nenas del Nivel Inicial, riegan todos los días los arbolitos. Esa, por ahora, es su genuina forma de colaborar.
 
Las especies más propicias para reforestar estos cerros son los cebiles, algarrobos, molles y lapachos. La docente comentó que muchos padres de alumnos manifestaron que no consiguieron estos árboles, por lo que pidió a quienes tengan viveros con ejemplares de estas especies, que lo informen a la institución, para luego poder comunicarle esto a las personas dispuestas a colaborar.
 
Un grupo de aborígenes diaguitas ofreció hacer una ceremonia en el cerro San Bernardo, invocando a la madre tierra.

FUENTE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.