La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 15 de octubre de 2012

Alperovich promueve el voto adolescente como truco para reformar la Constitución Provincial y eternizar su reinado sionista

El alperovichismo intenta eludirlo, pero la oposición no tiene dudas de que pretenden reformar la Constitución para habilitar la re-reelección. Al sorpresivo proyecto que se envió el viernes a la noche a la Legislatura ya le llueven las críticas de la oposición, que intenta hacer frente al aluvión de una iniciativa que volvería a cambiar el maquillaje de la Carta Magna de Tucumán que el senador radical José Cano califica como una burda maniobra.

"El oficialismo actúa con el sigilo y la velocidad que impone actuar por fuera de la ley. El proyecto para habilitar el voto a los 16 años y para modificar la edad mínima para acceder a un cargo legislativo, no es otra cosa que una torpe y burda maniobra para justificar una reforma de la Constitución destinada a habilitar la reelección indefinida del gobernador y de los legisladores", puntualizó Cano.

El senador nacional se mostró preocupado por la arbitrariedad con la que se maneja el alperovichismo. Según detalla, la Constitución de Tucumán, aprobada por una mayoría alperovichista en 2006, fija en su artículo 43 que el sufragio popular es un derecho y un deber inherente a la condición de ciudadano argentino. Luego establece, sin lugar a ninguna especulación, que el voto rige desde los 18 años. En el artículo 46 de la Carta Magna, que está vigente, también se fija como requisito para ser legislador el haber cumplido los 25 años. "O los legisladores alperovichistas no saben que no se puede cambiar la Constitución por una ley o pretenden tomarnos el pelo a los tucumanos", alertó el dirigente radical.

El legislador del PRO, Alberto Colombres Garmendia, también encendió la luz de alerta ante el accionar de los legisladores fieles al gobernador José Alperovich. "Nos sorprendimos cuando nos enteramos por los medios de comunicación que el oficialismo pretende habilitar en esta semana el voto a los 16 años, porque este proyecto resulta absolutamente inconstitucional", apuntó Colombres Garmendia.

Por otra parte, remarcó que existe otra contradicción ineludible en el proyecto. "También sería inconstitucional que dicho voto (el de los 16 años) sea optativo debido a que la Constitución Nacional establece el voto obligatorio. Esto es una trampa para reformar la Constitución y lograr lo que tanto anhelan: la reelección indefinida", fustigó el parlamentario.

El legislador radical Federico Romano Norri fue tajante al hablar acerca del proyecto oficialista. "Hay que rechazar la prepotencia del poder. El oficialismo quiere utilizar a los jóvenes para justificar su intentona reformista", dijo Romano Norri.

El radical también reprobó el mecanismo que está utilizando el alperovichismo para tratar las leyes que se debaten en el recinto. "Que tengan una mayoría automática no los habilita a hacer cualquier cosa. ¿Cuál es la urgencia para tratar un tema de tanta envergadura de la noche a la mañana? Se están llevando puesta la democracia", advirtió el legislador.

El legislador José Manuel Páez que representa al partido Demócrata Cristiano advirtió que una nueva reforma a la Carta Magna serviría sólo para perpetuar en sus cargos a quienes hoy gobiernan la provincia. "La posible reforma constitucional es un drama para Tucumán; genera corrupción y asegura la impunidad para quienes la cometen. Con la reforma se disfrazan los índices de pobreza y desocupación mientras la riqueza se concentra en manos de la oligarquía política gobernante", fustigó.

FUENTE

El alperovichismo no quiere decir reforma constitucional. "En ningún párrafo del proyecto se mencionan esas palabras", advierte Roque Tobías Álvarez, jefe de la bancada oficialista en la Cámara y autor de la iniciativa para habilitar el voto optativo en Tucumán para ciudadanos de 16 y 17 años. Esta propuesta, que sería sancionada el miércoles, colisiona sin embargo de manera inevitable con la letra de la Constitución provincial, que fija en 18 años la edad mínima de los electores. Así, aunque todos los caminos conducen hacia un nuevo proceso de modificación de la Carta Magna local, en el oficialismo niegan que ese sea el objetivo de la propuesta. "Esto es para los jóvenes. Si se aprueba y alguien plantea la inconstitucionalidad, será el inicio de otro round. Hoy estamos convencidos de que esta franja de chicos tiene las herramientas para participar de un sufragio de manera voluntaria, y a eso apunta el proyecto", afirma el legislador.
 
El bloque oficialista Tucumán Crece tiene 40 de las 49 bancas del parlamento, además de dos aliados del Partido de los Trabajadores. Por eso, se descuenta que logrará imponer dos cambios clave en la legislación.

El primero se refiere a la edad los votantes, que hoy deben tener 18 años cumplidos o más para poder participar de los comicios. La propuesta alperovichista pretende incluir a los jóvenes de 16 y 17 en este grupo, aunque de manera optativa. "Ampliar la cantidad de participantes hará que los representantes sean más genuinos", aseguró Álvarez.

La segunda modificación pretendida por el alperovichismo apunta a bajar a 18 años cumplidos la edad mínima de los candidatos a los cargos de legislador (hoy deben ser mayores de 25) y de concejal (en la actualidad, el límite es de 22). "Abrimos la participación porque consideramos que los jóvenes están preparados. Es un homenaje para ellos, y por eso se escogió la fecha del 17 de octubre, que es el día de la Lealtad Peronista. Juan Domingo Perón les agradeció por su tercera presidencia, y después de muchas décadas vemos que ya le perdieron el miedo al 'no te metás'", sostuvo el autor del proyecto.

A los representantes del PJ les será difícil demostrar que la iniciativa no colisiona con la Constitución provincial. De hecho, las versiones indican que si se judicializa la propuesta electoral de Álvarez esta vez no habrá gestos de desagrado en el alperovichismo: un planteo en Tribunales puede, incluso, acelerar los tiempos de una latente convocatoria reformista.

Así, un cambio parece estar atado a otro. Y aunque el oficialismo no quiera hablar aún sobre modificaciones a la Carta Magna, todos los caminos conducen hacia allí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.