La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

jueves, 6 de septiembre de 2012

Padres se quejan por el uso de la imagen de la Virgen María en una escuela, ¿se quejarán de la aparición de Cristina Kirchner?

La decisión del Gobierno de Salta de que la religión siga siendo parte de la educación pública vuelve a generar polémica. Padres denunciaron que, en una escuela del barrio Bancario, obligaron a sus hijos a participar de clases basadas en temas católicos y a usar una remera con una imagen de la Virgen.

Vecinos de la zona sur de la ciudad que pidieron no difundir sus nombres relataron que no los dejaron decidir si sus hijos asistirían a las horas de religión, elección que debería ser libre.

Un padre detalló que maestras de la escuela María del Rosario de San Nicolás del barrio Bancario le dijeron que los chicos no pueden estar ausentes de la clase.

“Me comunicaron que, si no estaba conforme con la materia, yo debía mandar actividades relacionadas con el culto que profeso para que hagan mis hijos en esas horas, pero que no podían dejar de ir”, señaló el hombre, que no comparte la fe católica.

La religión forma parte de los planes de estudio en las primarias de Salta. Sin embargo, y ante reiterados cuestionamientos, el Ministerio de Educación sostiene que las familias pueden pedir que los chicos salgan del aula y hagan tareas alternativas, como leer, cuando se dicte esta asignatura.

La vicedirectora de la escuela María del Rosario, Elizabeth Pistán, dijo a El Tribuno que no estaba al tanto de que algún alumno se hubiera opuesto a estar en las clases.

Los padres también manifestaron que los niños de cuarto grado deben llevar una remera con una imagen de la Virgen para hacer educación física. “Nos dijeron que podían quedar libres si no se la ponen”, aseguraron.

Sobre el reclamo por la vestimenta, la vicedirectora respondió que “no fue tan terminante” la decisión de que la usen y que podía modificarse el diseño.

Además de tener un nombre católico, la escuela muestra una gran cantidad de símbolos relacionados con la Iglesia en áreas como el patio.

En febrero, el juez Marcelo Domínguez prohibió imponer prácticas católicas a los alumnos en establecimientos públicos. El magistrado además pidió que la materia de religión se adaptara para respetar la pluralidad de creencias.

Domínguez tomó esta decisión en respuesta al recurso de amparo que iniciaron padres que consideran que enseñar religión en el ámbito público implica discriminar a los que no son católicos.

“Es habitual que el gobernador y su gabinete utilicen el derecho para aparentar un respeto a la ley y después permitan, por acción u omisión, que las instituciones provinciales incumplan leyes y sentencias en una suerte de cinismo funcional”, opinó ayer Graciela Abutt Carol, abogada que representó a las familias que iniciaron la demanda.

“En el caso de la sentencia que garantiza la libertad religiosa y prohíbe las prácticas católicas en las escuelas públicas, existe un muy dispar cumplimiento, sin que sea una preocupación de ningún funcionario...”, expresó la letrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.