La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

sábado, 15 de septiembre de 2012

La Fe mueve multitudes: la Fiesta del Milagro en Salta


Como desde hace 320 años, Salta vivió la Fiesta del Milagro, multitudinaria expresión de fe que congrega a miles de peregrinos provenientes de los más diversos y lejanos lugares de la provincia, del país y también del exterior.

Más de 600 mil personas renovaron el Pacto de Fidelidad con el Señor y la Virgen del Milagro en el monumento 20 de Febrero.

La procesión comenzó cuando la Virgen de las Lágrimas salió de la Catedral Basílica y miles de pañuelos blancos se levantaron para saludar la imagen, fervor que aumentó cuando aparecieron la Virgen del Milagro y el Señor del Milagro. La procesión, por tercer año consecutivo, llegó al monumento 20 de Febrero donde se selló el Pacto de Fidelidad luego de la homilía que estuvo a cargo del arzobispo de Salta, Mario Cargnello.

En su mensaje al pueblo católico, el arzobispo dijo: “Para renovar el pacto de fidelidad ayúdanos a descubrir cómo la vida social está tejida por muchos pactos que nos compromete cada día. El pacto que sostiene la vida de familia, el pacto del ciudadano y el gobernante que recibe la confianza de un voto, que compromete la generosidad de un servicio veraz, creativo, cuidador del bien común; el pacto del respeto a la palabra y la dignidad de todos, el pacto del poder legislativo. Renovemos todos los pactos que revitalizan la vida social cultural y política de nuestra patria, que marca la trama de su vida social”.

El Arzobispo de Salta convocó a “descubrirnos como ciudadanos” y condenó la comercialización de drogas al expresar que “para enriquecer a los poderosos se distribuye droga”.

Monseñor Cargnello efectuó un llamado a la reflexión y dijo: “yo se los pido de rodillas que piensen a la hora de la reforma del Código Civil, no se puede afectar la dignidad de la persona, no se puede jugar con el embrión, no se puede favorecer el alquiler de vientres, ustedes tienen que decir que no –porque no es un cajón- y los niños que van a nacer no tendrán derecho la identidad”.

Más de 600 mil personas acompañaron a los santos patronos. La fiesta este año, como los muchos anteriores, se alimentó con la fe de los salteños de la Capital, de los peregrinos que llegaron desde lugares remotos del interior provincial, después de caminatas de varios días, y de quienes llegaron desde otras provincias y países atraídos por esta devoción.

La fiesta del Milagro es la celebración religiosa más antigua e importante de Salta. Comenzó en septiembre de 1692 cuando los salteños salieron a la calle para pedir que cesen los terremotos. El compromiso con los santos patronos no se quiebra desde entonces y se renueva todos los años.

El regreso de las imágenes, cerca de las 20, es uno de los puntos más emocionantes cuando son recibidas en la Catedral Basílica con una lluvia de pétalos de claveles que caían desde el campanario. El momento fue coronando con miles de pañuelos blancos, para despedir al Señor y Virgen del Milagro hasta el próximo año.

Con esta multitudinaria procesión finalizaron las actividades que iniciaron con la entronización de las imágenes el 28 de julio, la visita de estudiantes y de diferentes organismos a la Catedral Basílica, el rezo de la novena desde el 6 de septiembre y la llegada de miles de peregrinos desde parajes alejados y de distintos puntos de la provincia.

Estuvieron junto al gobernador Juan Manuel Urtubey, el vicegobernador, Andrés Zottos; el intendente de la Ciudad, Miguel Isa; autoridades provinciales y funcionarios del Poder Ejecutivo provincial, autoridades municipales y legisladores nacionales.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.