La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

sábado, 29 de septiembre de 2012

Emotivas honras a la Virgen de Sixilera

Dicen que, llegada a la peña ya cerca de la Garganta del Diablo, la anciana esclava de la imagen se quitaba las ojotas para seguir descalza hasta el pueblo. Uno puede pensar que algo de tanta fe fue floreciendo hasta llegar, como en este año, a que 32 bandas de sikuris subieran hasta el Santuario de Sixilera para traer al pueblo la imagen de la Virgen del Rosario. De alguna manera, esta procesión inicia el ciclo que culmina el 4 de octubre, cuando se cumplen las fiestas patronales de Tilcara.
 
Recibida con arcos floridos por símbolo de la primavera, la imagen de la Virgen del Rosario, que bajaba acompañada de otra de la Virgen del Valle, regresó al pueblo ya pasadas las 20. Acaso los sikuris tocaran entonces algo más lento, y con el ritmo pausado de quienes tienen un sentimiento por expresar, con sus colores y sus melodías bajaron por la calle Rivadavia hasta la plaza.
 
Habían partido del Santuario a las 6 de la mañana, nos contaban, deteniéndose una hora para almorzar, lo que contabiliza trece horas de andar soplando la boca de las cañas por senderos que serpentean los cerros echando hacia el bajo los sayales. Horas a contraviento y bajo el sol tras la urna emponchada hasta que sus cristales, ya descubiertos, dejaron ver su cabellera larga, sus cejas tan arqueadas, sus ojos asombrados, su boca pequeña, la corona, la falda azul, el cetro, unos billetes en el cinto y el Niño en brazos.
 
Los exvotos cuelgan del techo de la urna mientras los fieles hacían relevos para cargarlas y René Machaca, desde el altavoz, resaltaba que bajaba desde más de 4.000 metros sobre el nivel del mar, acaso pensando en esos santuarios prehispanos adonde ya subían sus ancestros para elevar la ofrenda.
 
Luego la llegada al templo, que como siempre es conmovedora. Los fuegos artificiales cubriendo el cielo, los saludos de los vecinos que la esperaban y el son de la bandas que se alejaban para descansar, ya, después de haber cumplido con esta suerte de rogativa por las lluvias que precisarán las chacras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.