La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

viernes, 7 de septiembre de 2012

Desesperante situación de inseguridad viven en Cuyaya debido a patotas vinculadas a organizaciones piqueteras

Alto grado de inseguridad en el sector comprendido por las calles Olavarría, San Pablo y Dr. Baldi, de las 790 Viviendas del barrio Cuyaya. Los vecinos, entre el temor y la bronca, viven desagradables historias donde los robos, las peleas y la desidia policial son ingredientes de la inseguridad que los aqueja a diario.

Un ejemplo de la impunidad con que actúan ocurrió a las 6.20 del miércoles: los malvivientes prendieron fuego a un Renault "Clio" (BZD-776), dejándolo totalmente destruido.

Paralelo a esto los vecinos expresaron con fastidio la desidia policial que sufren, poniendo como ejemplo lo ocurrido el miércoles "donde tuvimos que decirles que se trataba de un familiar de un Policía para que vinieran". Además agregaron que "encima nos dijeron que no tenían móvil y por eso, primero, llegaron dos policías en un taxi y luego llegaron más en un automóvil particular".

Al respecto la encargada de un comercio expresó ante nuestro matutino que "los bomberos, luego de apagar el fuego, nos dijeron que había un liquido combustible que habrían tirado sobre el auto para incendiarlo... ".

Indagando sobre las posibles causas del atentado, varios vecinos del lugar indicaron que "al parecer es una venganza, porque la señora dueña del automóvil es propietaria de un negocio que no  le vende alcohol a los changos de Moreno y La Costa ".

A raíz de esto los habitantes del barrio creen que "seguro que fueron ellos, porque varias veces la dueña los echó y ellos la viven amenazando, además de robarle cervezas y otras cosas más".

De ahí que no es causalidad que previo a incendiar el automóvil de la mujer, quien se encuentra de viaje, le robaron la batería del vehículo en tres oportunidades. Razón por la cual la damnificada, previo a su viaje, sacó la batería de su vehículo, para evitar otro robo.

Este dato sirve también para descartar un supuesto desperfecto eléctrico del rodado como la causa que habría desencadenado el foco ígneo.

Y mientras un equipo de este matutino dialogaba con los testigos, un grupo de personas, sentados en una vivienda del sector denominado como La Costa, observaban atentamente todo lo que ocurría.

No en vano, cuando promediaban las 13.15 de ayer, una llamada anónima a este matutino, intentaba victimizar a los vándalos y echar culpas a la damnificada, pero en una actitud digna de cobardes, ante la pregunta sobre quien profería semejantes afirmaciones, cortaron el teléfono, no sin antes insultar al periodista que respetuosamente los escuchaba.

La inseguridad en ese sector de las 790 Viviendas es incontrolable. Solo basta escuchar a varias vecinas de ese sector afirmar que "nosotros sabemos quienes son los que roban y nos amenazan, pero tenemos miedo de denunciarlos porque son de una organización de desocupados".

Un joven del barrio contó que "el sábado pasado nos despertamos y nos dimos que rompieron todos los vidrios del auto de mi mamá".

Paralelamente, una empleada de un comercio nos dijo: "el otro día a un repartidor de gaseosa lo quisieron robar aquí en la esquina -San Pablo y Olavarría- y por suerte el tipo pudo esquivar las pedradas y escaparse".

Otros que también sufrieron varios robos, según los habitantes de ese barrio, son los colectiveros que antes hacían una parada por ese sector y por esta razón eran un blanco fácil para los delincuentes.

"Como será que éstos tipos hacen lo que quieren, que meses atrás le rompieron autos a dos policías y nunca paso nada", expresaron los vecinos quienes expresaron que necesitan personal policial las 24 horas del día y que están dispuestos a construir una garita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.