La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 17 de septiembre de 2012

Alcoholismo, irresponsabilidad parental, planes sociales y tres niños muertos: la Argentina que fomenta el kirchnerismo

El agente fiscal Penal 2, de Orán, Rodrigo González Miralpeix, ordenó la detención inmediata de Sandra Auchaqui (25) y de su madre, Marta Nieves (65), al considerarlas responsables de la muerte de tres de los cinco hijos de la menor de las mujeres, que fallecieron, entre la noche del jueves y la madrugada del viernes, calcinados en la vivienda de ambas, en el barrio Patrón Costas de la ciudad norteña, al declararse un incendio del que no pudieron escapar ya que las ventanas estaban recubiertas de rejas y las puertas de los accesos principal y posterior, habían sido aseguradas con cadenas y candados.

Los tres menores, Karina (7), Lucas (5) y Nicolás (4) fallecieron consumidos por las llamas, abrazados frente a la entrada de la vivienda, la que no pudieron abrir, pese a sus esfuerzos, según las primeras pericias de los peritos de Criminalística de la Policía.

Las víctimas se hallaban solas en el inmueble, ya que su madre, que también tiene otros dos hijos y que se salvaron porque estaban alojados en la casa de una tía, había ido a visitar a su novio, en un asentamiento situado a cuatro cuadras del lugar de la tragedia.

La abuela de los chicos, en tanto, Marta Nieves, también había salido, pero a tomar vino en la casa de una amiga, situada a solo 70 metros del lugar del siniestro.

La causa fue caratulada como “abandono de personas calificada” por el juez de Instrucción Formal 1, Oscar Blanco, quien le tomó declaraciones en el día de ayer a Auchaqui y Nieves.

La joven dijo que se retiró de su casa como a las 19 y que le había puesto cadena y candado a las puertas por pedido de los chicos, quienes le decían que querían esperarla a ella ya que cuando su abuela llegaba, los castigaba.

Auchaqui contó que ese día su madre, Marta Nieves, había salido en la mañana a cobrar un plan social en el Banco Macro de la localidad y que se había quedado luego en la casa de una vecina, donde comenzaron a beber desde temprano.

La joven manifestó, además, que en el fondo del inmueble había una ventana que carecía de rejas y que por allí solían salir los chicos cuando querían, poniendo una mesa en la que se trepaban para luego alcanzar el patio.

Fuentes tribunalicias dijeron que la abuela dijo al magistrado que ella vio el humo, pero que nunca supuso que se trataba del incendio de su propia casa.

La madre de las criaturas reconoció que no trabaja y que a veces hace de bagayera. Agregó que sobrevivían cobrando una pensión por sus cinco hijos, quienes iban a comer diariamente a un salón comunitario del barrio.

El padre de los menores se encuentra hace cuatro años en la cárcel acusado por un abuso sexual.

El cargo de abandono de persona calificada y ahora seguida de muerte es muy grave. Las dos mujeres se encuentra detenidas en la comisaría del Cuerpo Femenino.

En el vecindario hay bronca contra ambas detenidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.