La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

viernes, 3 de agosto de 2012

Ridícula campaña en Tucumán en contra de los juguetes "bélicos"

La Dipsa contra los juguetes bélicos

Con el propósito de evitar la venta de juguetes bélicos, la Dirección Provincial de Saneamiento Ambiental (Dipsa) inició hoy un operativo de control en locales comerciales de la capital. La entidad dispuso la medida ante la proximidad del Día del Niño, que se celebrará el segundo domingo de agosto.

Fuentes del organismo indicaron que un cuerpo de inspectores recorrerá al menos 60 locales que, en principio, recibirán una notificación en la que se informará sobre la prohibición de comercializar juguetes con estas características.

Luego, se procederá a revisar la mercadería y, si se detecta alguna irregularidad, será decomisada. El operativo también incluye controles a los juguetes que ofrecen los vendedores ambulantes. Esta tarea estará a cargo de la Policía de Tránsito. 


El sentido común contra la Dipsa

La guerra, toda guerra, es un desastre sin paliativos. Pero no sé yo por qué hay que condenar en juicio sumarísimo los soldados de juguete, los tanques, los aeroplanos de las guerras mundiales, y recibir con los brazos abiertos a los engendros robóticos del Japón, a los monstruos tan violentos como horrendos con los que los niños canalizan su violencia innata como cachorros de la especie. Bajo muchos supuestos modelos de caballerosidad laten canallas, es cierto, pero los valores que los héroes tenidos por tales representan de disciplina, entrega, sacrificio, no son nada desdeñables. O al menos, estéticamente hermosos.
 
Hoy ya casi no se encuentran en las jugueterías (quiero decir, en la sección de bazar de las grandes superficies) armas de fuego. Láseres y poderes ridículos en seres más o menos antropomorfos, los que se quiera. Rompo aquí una lanza por el juguete bélico, el de mi infancia, que no me ha hecho ser asesino ni cómplice de explotadores ni sumiso. Échele cañones al asunto y regale fuertes, acorazados, carros de combate. Seamos sexistas: el mundo sobrevive (que eso sea bueno o no, ya es otra historia) gracias al sexo, a la tensión, a la diferencia. ¿Idiotiza más una espada que un espejito o un falso collar de perlas? ¡Vivan los kilts y los colts! ¡Arriba las lanzas comanches!


Siempre me ha parecido un poco irónico y hasta hipócrita, como ciertas organizaciones y grupos se desgarran las vestiduras con el afán de prohibir aquello que consideran negativo, mienten, tuercen la realidad para que concuerde con sus creencias. No cabe duda que nuestro mundo se esta volviendo terriblemente políticamente correcto

No trato de decir que los juguetes que simulan armas o armamento son la mejor opción para regalarle a un niño, pero creo que hay mucho de doble moral a la hora de exponer los argumentos de la policía de lo políticamente correcto.

Los humanos somos violentos y agresivos por naturaleza, eso nos permitió sobrevivir hasta estos días. Sin embargo dado que nos hemos domesticado ciertas conductas e impulsos agresivos ya no tienen cabida en una sociedad. Ahora bien, existen muchas formas de canalizar esos impulsos y convivir de manera mas o menos amena con los demás, pero dados los distintos problemas sociales que han aparecido en la sociedad moderna, existe una corriente de violencia que se manifiesta en distintas vertientes, los niños son espectadores de cientos de actos violentos cada minuto (o segundo) en su hogar, en la calle, en la escuela, en la televisión, etc. 

Naturalmente es normal que puedan repetir ciertas conductas dado que la sociedad les esta inculcando que resolver los problemas con uso de la fuerza es lo mejor o que golpear a tu mujer para tenerla bajo control es lo correcto; con estos mensajes es totalmente estúpido sacar como chivo expiatorio a un montón de plástico, es excesivamente ridículo. 

Un niño no es estúpido, con una buena educación son capaces de saber distinguir la realidad de la ficción. Además que si un niño es agresivo no es porque jugó con una pistola de plástico, es porque vive en un medio violento: he visto niños golpearse con juguetes que ni siquiera tienen formas de armas (legos, carritos o libros de colorear). 

No importan que no haya juguetes en forma de armas, ni soldaditos de plástico o aviones de combate con lucecitas, porque basta que haya balaceras, brutalidad policíaca, guerras por petróleo y violencia de género, para que siga repitiendo el ciclo de violencia de los adultos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.