La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

jueves, 16 de agosto de 2012

Prostitución en Tucumán: el gobierno ataca un problema cultural desde lo económico

Sin prostíbulos pero con prostitutas

Legisladores tucumanos aprobaron una ley que prohíbe los prostíbulos en toda la provincia. No importa la denominación que tenga: será clausurado cualquier lugar en el que haya oferta sexual de una mujer explotada. La norma, sin embargo, no impide el derecho de ejercer la prostitución. Tras la sanción, el gobernador provincial, José Alperovich, sostuvo que la reglamentación contará con la colaboración de la fundación que preside Susana Trimarco, la madre de Marita Verón, luchadora emblemática por los derechos de las mujeres y en contra de la trata de personas.


El "debate" parlamentario

La cuestión de fondo de la iniciativa contó con el aval explícito y unánime de la totalidad del cuerpo legislativo, pues el objeto final radica en la erradicación de un flagelo social que tiene en Tucumán plena vigencia desde hace años, debido a un caso de resonancia internacional como lo fue la desaparición de María de los Ángeles Verón y las aristas que derivaron de la investigación de este hecho.
 
 Sin embargo, los cuestionamientos se sustentaron al momento de analizar las formas que se propiciaron para combatir la Trata de Personas en el territorio provincial, puesto que, desde las posturas opositoras con representación legislativa, se postularon discrepancias por el análisis laxo y repentino que se le imprimió al proyecto de ley denominado "Prostíbulos Cero", además de sostener que el Gobierno buscó un efecto mediático con la sanción de dicha legislación.
 
Con el apoyo total de la bancada oficialista, se logró ayer en sesión parlamentaria especial y extraordinaria el aval a esta norma que establece la prohibición en el funcionamiento, regenteo o administración de aquellos establecimientos (whiskerías, cabarets, clubes nocturnos o locales de alterne) en los que se faciliten actos de prostitución u oferta sexual, cualquiera sea su tipo o modalidad. Una vez promulgada esta norma, lo que tendría lugar en las próximas horas, se procederá a la clausura y cierre definitivo de esos locales.
 
El proyecto, que fue firmado por el gobernador José Alperovich, llegó al recinto envuelto en polémicas e internas en el seno del alperovismo y sus aliados a raíz de haber relegado a una norma de iguales características, pero elaborada por el referente de la agrupación La Cámpora, Jesús Salim. A ello debe sumarse la existencia de dictámenes en minoría presentados por los sectores refractarios al justicialismo, como fue el caso de los legisladores José Páez (Democracia Cristiana) y la radical Silvia Elías de Pérez (más allá que la legisladora retire su proyecto por tener coincidencias mayoritarias con la iniciativa del camporista).
 
 Al momento de comenzar con los parlamentos para justificar la normativa, quien tomó la palabra fue el presidente de la comisión de Derechos Humanos y Defensa del Consumidor, Reinaldo Jiménez, quien adujo que la Trata "es de carácter global y afecta en mayor medida a mujeres y niños en situaciones de vulnerabilidad, representando alrededor del 80 por ciento de las víctimas. Por este motivo, la lucha contra los aparatos clandestinos de prostitución exigen, de los estados provinciales, acciones y políticas concretas".
 
El primero de los opositores que dio vía libre a las objeciones por el modo en que se propició el debate de este proyecto fue el propio Páez, quien cargó contra el apresurado tratamiento parlamentario aplicado por el justicialismo.
 
"Recibo con desagrado la actitud asumida por el Poder Ejecutivo en reivindicar que se debe aprobar el proyecto que solamente tenga el sello del despacho del Gobernador. Con esto se desprecia al propio partido como así también a los pensamientos políticos (en razón de la iniciativa elevada por Salim)", sostuvo el democristiano.
 
A modo de contrarrestar esta crítica, el titular de la Comisión de Seguridad y Justicia, Gerónimo Vargas Aignasse, salió al ruedo de las exposiciones al resaltar que "más allá de las otras propuestas que puedan existir al respecto, estamos ante la presencia de una política dispuesta por el Gobierno de la provincia, lo que se constituye en un claro mensaje político. El Gobernador no quiere que haya ningún ámbito donde la mujer sea sometida a la explotación".
 
Seguidamente, el peronista señaló que en Tucumán existen 16 prostíbulos que se encuentran regenteados por proxenetas (de acuerdo a la información provista por la Fundación María de los Ángeles, dirigida por Susana Trimarco). "Su existencia se debe a que la Justicia no haya tomado ninguna medida como lo establece el Código Penal. Hay muchos intereses detrás de este negocio que no se pueden sofocar solamente con una política inmediata", señaló Vargas Aignasse.

Al momento de su intervención en el recinto por este tópico, Elías de Pérez reclamó que "la ley debe ser integral porque de lo contrario no vamos a resolver el problema. Pareciera que lo único que se busca es cerrar los prostíbulos, se pone el acento en el lugar y no en la actividad".

Por su parte, Federico Romano Norri (UCR) fue categórico en su postura al indicar que "creer que con esta ley se erradicará la prostitución es tapar el sol con el dedo. Se está haciendo un uso político de este grave problema, buscando sobrecriminalizar las conductas. El proyecto es pura conveniencia política del Gobierno, por lo que no tiene ninguna vocación de éxito", aseveró.
 
Paralelamente, el integrante del bloque Hipólito Yrigoyen planteó una disyuntiva que se propiciaría al momento de que entre en vigencia la ley: "¿Qué sucederá con las mujeres que elijan libremente ejercer la prostitución. Acaso las obligaremos a actuar en la clandestinidad?", se preguntó Romano Norri.
 
En tanto, otro de los radicales, Ariel García, consideró que a partir del debate surgido por iniciativa del oficialismo "lo que se busca es aparecer en la foto y en los titulares, en lugar de avanzar en un debate serio y sincero para tener una ley que posea el máximo valor jurídico y político que le otorgue legitimidad".
 
Apelando a críticas para con la política de Seguridad en general que se instaura en la provincia y cierto tono de ironía, Ricardo Bussi (Fuerza Republicana) estimó que la iniciativa en cuestión constituye "un pasito pequeñito (sic) pero que en verdad lo que debe hacerse es proponer un plan de Gobierno en la materia y cambiar a este ministro inútil (Mario López Herrera) que no sabe lo que tiene que hacer. De seguir así, las prostitutas terminarán trabajando en los departamentos del señor Zaffaroni".
 
Por último, quien tomó la palabra fue Jesús Salim, quien no promovió críticas por haber sido pasado por alto su proyecto, aunque manifestó que "nuestra óptica era integral enfocada sobre todo en las personas en situación de prostitución, remarcando la reinserción laboral y social de las víctimas de Trata. Hablamos con el Gobernador para unificar los proyectos y logramos su aceptación para que se cree la Comisión Provincial de Lucha contra la Trata de Personas y de Contención y Recuperación de Víctimas de Explotación Sexual", indicó.
 
Al momento de la votación, el justicialismo impuso su abrumadora mayoría para homologar la norma, contando con el apoyo de Bussi y Alberto Colombres Garmendia (PRO). Roberto Sánchez, Romano Norri, Elías de Pérez, García y Páez se manifestaron en contra de la normativa.

FUENTE

1 comentario:

  1. Es bastante obvio que eso no va a acabar con la "explotación" de la mujer sino que la va a reconvertir.

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.