La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

miércoles, 22 de agosto de 2012

Macabro hallazago de un niño muerto en un cementerio

Un macabro hallazgo fue denunciado el lunes cerca de las 17, al 911, por una mujer que fue a visitar a un familiar fallecido en el cementerio San Antonio de Padua y encontró en medio de las tumbas una caja de gran tamaño conteniendo los restos de un bebé, de gran desarrollo, aparentemente no nacido, producto de una intervención abortiva ilegal.

En minutos, personal de las comisarías 9 y 4 se hicieron presentes, aunque no abrieron la caja para corroborar su contenido, a la espera del médico legal de Policía.

Acordonado el lugar, cerca de las 19, se hizo presente el médico legal y en minutos se verificó la veracidad de la denuncia telefónica que había realizado una mujer. En el interior de la caja se halló una manta con motivos infantiles, teñida de sangre y otras prendas menores, además de los restos de un bebé cuyo tiempo de gestación aún no se determinó, aunque trascendió que se trataría de un feto casi completamente desarrollado, cuyo origen se investiga.

Una mujer y su esposo, vecinos del cementerio San Antonio de Padua aseguraron que cerca de las 16, una pareja joven, junto a una mujer mayor merodearon las tumbas en cercanías de una fosa común y no se detuvieron a rezar en ninguna parte: “Era como si buscaran algo; me llamó la atención el aspecto de la persona más grande ya que no se veía humilde y en ese sector del cementerio donde andaban, se albergan personas que en vida fueron de muy escasos recursos”, dijo la testigo. “Cuando llegó la policía ya no quise mirar más, me imaginé que algo grave estaba pasando en la fosa común, no sé si será así, pero es lo que imaginé de inmediato”, cerró.

Su esposo, agregó que “quizá sintieron remordimiento de arrojar la caja al foso y por eso la abandonaron entre las cruces del campo santo”, graficó.

En tanto, poco después de la revisión médica de los restos, los policías y una funcionaria del Cuerpo de Investigadores Fiscales (CIF), que llegó mucho después, comenzaron a dialogar telefónicamente y por separado, aparentemente con el juez en turno. Minutos después, la Policía Científica fue apartada del caso y se retiró de inmediato, cuando la oscuridad reinaba, a pesar que sus efectivos se hicieron presentes a los pocos minutos de descubierto el hecho.

FUENTE 

Fuente policiales aseguraron que los restos de un bebé nonato abandonados cerca de una fosa común del cementerio municipal San Antonio de Padua, presentaban una serie de deformaciones genéticas, motivo por el cual los restos quedaron conservados en frío para ulteriores estudios y no se le practicó autopsia.
 
La misma fuente deslizó que las anormalidades podrían haber sido la causa del supuesto aborto practicado al parecer por un profesional, ya que el cuerpo se hallaba completo, sin presentar signos de violencia “como si hubiera sido extraído prolijamente”, dijo.
 
El portavoz deslizó que al parecer no se hallaron otros restos propios de un trabajo de parto, salvo una manta manchada con sangre. 

FUENTE

1 comentario:

  1. Llegó el CIF (el mismo que investiga el caso Nüesch-Peñalva) y desplazó a la Policía Científica + un hombre que no parecía para nada pobre = ¿impunidad?

    ResponderEliminar

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.