La Linajeña - Bandera Auténtica de Tucumán

lunes, 6 de agosto de 2012

Espeluznante caso del bebé en la heladera: ¿tejerineada de la madre o asesinato del padre?

En la jornada del miércoles, una mujer identificada por la justicia como Raquel Gabriela L. (33), domiciliada en barrio Santa Ana, habría llegado hasta un sanatorio privado de San Pedro de Jujuy en delicado estado, luego de habérsele producido un desangrado.

Se desconoce si murió cuando era intervenida, pero se supo que poco después de las 9 del miércoles, un profesional médico, decidió no llamar a la Policía, sino trasladarse hasta el Centro Judicial, donde ante la presencia de la fiscalía radicó la correspondiente denuncia por el deceso de la paciente.

El magistrado interviniente, ordenó que el cuerpo de la víctima fuera trasladado hasta la morgue del hospital “Guillermo Páterson” para la realización de la correspondiente autopsia.

Trascendió que mientras se cumplía esa medida que era efectuada por la médica de Tribunales, poco antes de las 14, la Policía fue alertada a través de un llamado telefónico al número de emergencia, sobre el hallazgo del cuerpo de un recién nacido en el interior de una heladera.

Se supo que el cuerpo del bebé despedía olor, y fue lo que llamó la atención a dos personas de sexo masculino que limpiaban la vivienda.

Al arribar al lugar los efectivos encontraron a dos personas, una de las cuales fue identificada como José Luis Ch. (34), domiciliado en barrio Santa Ana, quien resultó ser el marido de la joven fallecida.

Se supo que el hombre había sido informado sobre el deceso de su mujer acaecido poco después de las 9 de la mañana de ese día y que junto a un hermano identificado como Ramón Ch., se disponían a limpiar la vivienda. El marido declaró que ignoraba que su mujer había estado embarazada.

En ese interín mientras limpiaban, sintieron un mal olor, por lo que pensaron que podría tratarse de un pedazo de carne en mal estado, y decidieron arrojarlo a la ruta. Grande fue la sorpresa cuando al abrir la tela descubrieron que se trataba del cuerpo de un bebé, por lo que optaron por dar aviso a la Policía.

La sorpresa se la llevaron también las autoridades judiciales, cuando la Policía arribó al lugar y constató la veracidad de la denuncia efectuada, determinando que se trataba del domicilio de la mujer fallecida, a la que en ese preciso instante se le realizaba la autopsia para determinar las causas de su muerte.

Al momento se ordenó que el cuerpo del recién nacido fuese trasladado hasta la morgue del hospital Páterson, donde inmediatamente después se realizó la autopsia donde se determinó que el bebé tenía ocho meses de gestación, que estaba prácticamente en término el nacimiento, y que el deceso se produjo por “asfixia mecánica por sofocación”, donde hubo la participación criminal de un tercero.

Ayer trascendió que la causa sería girada desde el juzgado a la Brigada de Investigaciones para su esclarecimiento y determinar así quién mató al recién nacido.

1 comentario:

-AVISO-
En este blog creemos en la libertad de expresión y por tanto no ejercemos la censura. Sin embargo no nos hacemos responsables por los comentarios vertidos por nuestros visitantes. Por ello, antes de comentar, por favor piense en lo que va a decir.